ENTRE EL GOBIERNO Y FEDESARROLLO
¿Por qué hay cifras que no cuadran respecto a las pérdidas del paro?

Diana Rubiano El Nuevo Siglo

Al transcurrir cuarenta días de paro nacional, los efectos en diferentes sectores de la economía han sido variados pero impactantes, en un momento que era crucial para el país dado que casi todas las actividades empezaban a recuperar algo de lo perdido por la pandemia de la covid-19.

Sin embargo, estas pérdidas contrastan, aunque sin duda servirán para frenar la recuperación. De un lado, el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, dijo que por cada día de paro se perdían $484.000 millones. En el primer corte de los primeros 21 días, el descuadre era de $10,2 billones, lo que equivale a 1,02% del Producto Interno Bruto del país.

Sin embargo y transcurridos 40 días del paro, según esas cuentas el país ya estaría dejando de percibir $19,3 billones, muy cerca del 2% del PIB.

Para Fedesarrollo, el costo del paro nacional sería 1,5 veces más alto que el del paro camionero de 2016. La entidad llegó a esta conclusión después de calcular que las jornadas de manifestaciones y bloqueos que se vivieron en mayo y continúan este mes, habrían generado una pérdida económica de entre $4,8 billones y $6,1 billones.

Esto significa que diario la merma estuvo entre $154.838 millones y $196.774 millones en el quinto mes del año, una cifra menor a la divulgada por el Gobierno. Haciendo este mismo ejercicio, cada hora del paro le habría costado al país entre $6.451 millones y $8.198 millones.

Más pérdidas

De acuerdo con el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, “naturalmente a medida que se extiendan en el tiempo esos bloqueos y movilizaciones que afectan las cadenas productivas, también podrían extenderse y aumentar en el tiempo estos costos económicos estimados”.

Según esas cuentas y teniendo como base el mayor cálculo de esta entidad, al multiplicar la cifra diaria de $196.774, las pérdidas en 40 días llegarían a $7,87 billones.

Haciendo una comparación con el paro camionero realizado en 2016, el centro de pensamiento indicó que el nivel de abastecimiento en mayo de este año tuvo una contracción anual de 19,3%, la cual es 6,4 puntos porcentuales más alta que la que se registró en 2016.

Los tres sectores más afectados por el paro serían los de la industria manufacturera, el comercio y el agro. Según las estimaciones de Fedesarrollo, estas ramas de actividad concentraron 80% del costo total estimado.

Los cierres de las vías también habrían impactado los sectores de la construcción, minería, suministro de energía y las actividades profesionales y de entretenimiento.

“De acuerdo con lo que vienen indicando los gremios, sectores como la industria han tenido inconvenientes con los insumos. Algunos temas también en la construcción en Bogotá, el sector agrícola también ha estado muy impactado e, incluso, también el transporte por los bloqueos”, explicó Carolina Monzón, jefe de análisis económico en Itaú.

Crecimiento

Con estas afectaciones a varios sectores productivos, ya algunos indicadores empiezan a señalar la desaceleración que habría tenido la economía en mayo por la coyuntura.

De acuerdo con el Índice Nowcast de Bancolombia, por ejemplo, el crecimiento de la actividad económica en el quinto mes de este año habría sido de 11,5%, una cifra que es 11,6 puntos porcentuales más baja que la estimada para abril, que fue 23,1%.


Le puede interesarCali: autoridades intervinieron bloqueo en el Paso del Comercio


“La tendencia de aumento en el nivel absoluto de actividad económica que imperó hasta el primer trimestre de 2021 ha dado paso a un marcado retroceso en lo que va del segundo trimestre”, explicó el banco.

Además de los efectos del paro, varios analistas señalaron que la tercera ola de contagios de la covid-19 también tendría efectos en la actividad económica de mayo, como ya se está evidenciando.

De hecho, Carolina Monzón aseguró que, en general, el mercado aún no ha incluido la sorpresa positiva de crecimiento del PIB del primer trimestre dentro de las estimaciones anuales, por lo que es probable que a final de año haya expectativas de crecimiento más altas.

El agro

Otro sector gravemente afectado es el agro. Los microempresarios de todo el país, especialmente del suroccidente, empezaron con problemas para transportar sus productos al consumidor, sin embargo, los bloqueos se han prolongado y ahora los problemas son para alimentar a los animales.

Más de 700.000 toneladas entre ellas de alimentos se han dejado de movilizar en el país debido a los bloqueos de las principales vías, así como por las protestas sociales. Las pérdidas para el sector agropecuario ya suman más de $1,7 billones, según lo reveló Rodolfo Zea Navarro, ministro de Agricultura.

"Los bloqueos han hecho lo que la pandemia no hizo con el sector agropecuario", agregó el funcionario.

Asimismo, el sector lechero pierde 8,2 millones de litros al día, 40.320 cabezas de ganado que superan los $121.335 millones no han podido ser transportadas, la producción de cerdo está en 50%, lo que representa unas 720 menos toneladas del alimento, según afirmó Porkcolombia y semanalmente se pierden 3.214 toneladas de pescado.

Javier Ardila, gerente general de Asociación Nacional de Productores de Leche, Analac, agregó que “las mayores pérdidas de leche se han dado en el Valle (320.000 litros diarios), en Cauca (250.000 litros diarios), Nariño (1,1 millón litros diarios) y Caquetá, donde hay gran porcentaje de informalidad. En cuanto a la carne, ha sido imposible transportar las cabezas a los mataderos, lo cual ha incrementado su precio”.

Como si esto no fuera suficiente, otro de los sectores afectados ha sido el sector de carga y transporte que no ha podido movilizarse por las principales vías del país. Los líderes de las empresas han señalado que pasar por Buga y por algunos puntos de La Línea en el Eje Cafetero para llegar al centro del país desde el suroccidente ha sido imposible sin sufrir daños a sus vehículos o a la mercancía que transportan. Por esto, más los daños que ya se habían presentado, hasta la semana anterior, las pérdidas para los transportadores de Fedetranscarga superaban los $1,8 billones.

Las pérdidas del comercio

Los comerciantes registran pérdidas irrecuperables de $3,8 billones, luego de más de 1 mes de bloqueos viales y vandalismo en casi todo el territorio nacional. Además de las 40 mil empresas que han decidido cerrar temporal o definitivamente, y los más de 300 mil puestos de trabajo perdidos, los directivos están preocupados por la disparada de la inflación en mayo, especialmente de los alimentos. Hay escasez de insumos y materias primas, lo que empujará la inflación al alza.

Jaime Alberto Cabal Sanclemente, presidente de Fenalco, pidió que cesen los bloqueos y el vandalismo que azota al país y cuyas repercusiones tendrán un impacto más fuerte en el corto plazo. “Es muy grave por ejemplo que las navieras no puedan atracar en Buenaventura. La escasez de productos importados de Asia provocará una fuerte alza en los costos de producción, la logística y los precios finales”, agregó.

En medio de este difícil panorama Cabal Sanclemente destaca el aumento de la favorabilidad de los empresarios por parte de la opinión pública que llegó al 62%, lo cual indica que estos son vistos como parte de la solución y no del problema. “Los empresarios se la juegan por Colombia”. “Se requiere un sentido de urgencia en las negociaciones. Avanzar rápido y sobre todo detener las vías de hecho, que hoy solo han dejado pérdidas para todos los sectores del país”, concluyó.