Velocidad máxima en toda Bogotá será de 50 km/h

Foto archivo El Nuevo Siglo

Bogotá se convirtió en la primera ciudad de Colombia en implementar el límite máximo de velocidad, pasando de 60 km/h a 50 km/h, como parte del Programa de Gestión de la Velocidad. Esta medida no solo hace parte de los principios de la política de Visión Cero, sino que atiende las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para entornos urbanos saludables.

 

La medida, además, contempla la circulación de todos los vehículos a 50 km/h en calzadas mixtas, excepto en los carriles o calzadas para el uso exclusivo de vehículos de transporte público masivo donde el límite es de 60 km/h y tampoco en las áreas con restricción de 30 km/h (zonas residenciales y escolares o áreas donde se reduzcan las condiciones de visibilidad, en proximidad a una intersección o en cualquier lugar con altos volúmenes de peatones y ciclistas

 

Así mismo, de acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Movilidad, el límite máximo de velocidad de 50 km/h en la ciudad permitirá salvar cerca de 268 vidas durante el cuatrienio, es decir, entre 2020 y 2023.

 

“Bogotá tiene hoy menos flujo vehicular, pero tenemos un riesgo. En las últimas tres semanas hemos identificado que entre más sectores están autorizados a salir y las calles de la ciudad están vacías, la gente está excediendo los límites máximos permitidos de velocidad, lo que ha provocado más siniestros viales y fatalidades en las vías de la ciudad. Para prevenir riesgos, salvar vidas y evitar congestión en el sistema hospitalario, vamos a implementar un límite máximo de velocidad a 50 km/h”, anunció la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Por su parte, de acuerdo con datos de la Secretaría Distrital de Movilidad (SDM), durante la cuarentena nacional, entre el 20 de marzo y el 5 de mayo de 2020, se han registrado 27 víctimas fatales en el tránsito: 7 peatones, 5 ciclistas, 8 motociclistas, 3 acompañantes de motociclistas, 1 pasajero de automóvil, 1 conductor de automóvil, 1 pasajero de ambulancia y 1 de bus. En la mayor parte de este tipo de eventos estuvo involucrado el exceso de velocidad y del total de las víctimas fatales, el 85% eran usuarios vulnerables (peatones, ciclistas o motociclistas).

El análisis del Distrito también reveló que, del total de fallecidos, el 60% eran personas entre los 30 y 44 años de edad. A su vez, el 64% de los incidentes graves se registraron en horario nocturno, es decir, entre las 6:00 p.m., y las 6:00 a.m. En condiciones normales, este promedio es del 41%.

“Por eso, con esta medida queremos proteger la vida de todos los bogotanos, pues recordemos que, en un viaje típico de 10 km, la diferencia entre ir a 50 km y 60 km es mínima, de apenas segundos; en viajes más largos es de solo un minuto y medio, en cambio al bajar la velocidad sí estamos notando una diferencia al salvar vidas. En esta cuarentena debemos cuidarnos en casa y cada vez que tengamos que salir, por fuerza mayor, podamos movilizarnos seguros al trabajo y regresar a casa”, explicó ayer el secretario de Movilidad de Bogotá, Nicolás Estupiñán.

A mayor velocidad se aumenta la gravedad de las heridas en el cuerpo humano, así como la probabilidad de lesiones permanentes y muerte como consecuencia de la colisión. Además, la reducción de los límites de velocidad reduce la variabilidad con la que los vehículos transitan, mejorando el flujo y reduciendo los choques menores que ocasionan congestión.

Con esta implementación, el Distrito busca seguir reduciendo el número de siniestros y fallecidos en el tránsito en la ciudad. Es importante recordar que esta medida se ha implementado de manera progresiva, inicialmente, en 10 corredores principales de la ciudad, pasando de 60km/h a 50km/h, salvando 20 vidas entre enero y marzo de 2020, lo que representa una reducción del 38% de las fatalidades frente al promedio de 2016 – 2018.

Finalmente, es importante señalar que las acciones de la ciudad, enfocadas en reducir los impactos del exceso de velocidad en la seguridad vial, han contado con el acompañamiento técnico de instituciones internacionales por medio de la Iniciativa Global para la Seguridad Vial de Bloomberg Philanthropies (BIGRS).