Urgen más medidas para salvar los bosques del mundo

Foto cortesía

Un llamado urgente a tomar medidas para salvaguardar la biodiversidad de los bosques del mundo en medio de unas tasas alarmantes de deforestación y degradación forestal, fue hecho a través de la edición de El estado de los bosques del mundo (SOFO, por sus siglas en inglés).

El informe subraya que la conservación de la biodiversidad a nivel mundial depende enteramente de la forma en que se interactúe y utilicen los bosques.

Este estudio fue elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en asociación, por primera vez, con el Programa para el Medio Ambiente (PNUMA), y con la colaboración técnica del Centro Mundial de Vigilancia de la Conservación del PNUMA (WCMC, por sus siglas en inglés).

Los autores advierten que desde 1990 se han perdido unos 420 millones de hectáreas de bosque por conversión a otros usos de la tierra, aunque la tasa de deforestación ha disminuido en las últimas tres décadas.

Señalan que la crisis del Covid-19 ha puesto de relieve la importancia de conservar y utilizar de manera sostenible los recursos naturales, reconociendo que la salud de las personas está vinculada a la salud de los ecosistemas.

Para ello, “resulta fundamental proteger los bosques, ya que albergan la mayor parte de la biodiversidad terrestre del planeta. Este informe muestra que los bosques contienen 60 000 especies diferentes de árboles, el 80% de las especies de anfibios, el 75% de las especies de aves y el 68% de las especies de mamíferos de la Tierra.

La Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2020 (FRA) de la FAO, mencionada en el informe, advierte que a pesar de la disminución de la tasa de deforestación en la última década, se siguen perdiendo unos 10 millones de hectáreas cada año por su conversión a usos agrícolas o de otro tipo.

“La deforestación y la degradación de los bosques siguen teniendo lugar a un ritmo alarmante, lo que contribuye de manera significativa a la pérdida continua de la biodiversidad”, afirman en el prólogo del documento el director general de la FAO, QU Dongyu, y la directora ejecutiva del PNUMA, Inger Andersen.

En el SOFO 2020, un estudio especial del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea y el Servicio Forestal de los Estados Unidos encontró 34,8 millones de manchas forestales en el mundo, con tamaños que van desde 1 hectárea a 680 millones de hectáreas. Se necesitan con urgencia mayores esfuerzos de restauración para reconectar los bosques fragmentados.

Agrega que millones de personas en todo el mundo dependen de los bosques para su seguridad alimentaria y sus medios de subsistencia./Foto ONU Medio Ambiente