Nos sentimos desbordados: médico de Leticia

Foto Whastapp

 

Un aumento vertiginoso en el número de casos de coronavirus ha tenido el departamento de Amazonas en las últimas dos semanas, lo que ha hecho prender las alarmas sobre los efectos devastadores que podría tener la pandemia en esta región del país.

Carlos Vargas, médico familiar de la Clínica de Leticia, uno de los dos centros asistenciales con los que cuenta la capital del departamento, afirmó que se encuentran desbordados por el incremento en el número de pacientes con el virus e hizo un llamado al Gobierno nacional para que les brinde apoyo.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo están trabajando en Leticia para atender a los pacientes afectados por el coronavirus?

CARLOS VARGAS: En este momento nos sentimos desbordados. Nosotros ampliamos la capacidad de camas, pero sabemos que por más que se amplíe va a resultar insuficiente. Necesitamos la ayuda del Gobierno nacional. Necesitamos una ayuda decidida con compra y distribución de ventiladores, con una estrategia para aumentar el número de camas y de profesionales porque tenemos un número limitado tanto de especialistas como de medicina general”, dijo el especialista, quien expresó su preocupación por el ritmo de crecimiento de la pandemia en la ciudad. “Hace 15 días tuvimos el primer y ayer eran 130. Esto es un crecimiento exponencial”.

ENS: ¿Qué medidas se han tomado?

CV: Aquí se tomaron varias medidas antes de la crisis en cuanto a aislamiento arquitectónico. Se hicieron compras grandes en equipos de seguridad. Se hizo un ingreso a urgencias exclusivo para estos pacientes. Estas medidas nos han ayudado a enfrentar la crisis de manera menos desesperada que en caso que no se hubiesen tomado. Pero por más de que nos preparamos haciendo inversiones grandes, que incluyeron la compra de tres ventiladores, esto desborda cualquier sistema de salud. El ritmo de crecimiento es uno de los más grandes del país, tal vez el más grande para el número de habitantes que tenemos.

ENS: ¿Fue suficiente?

CV: Nosotros teníamos predispuestas 11 camas de aislamiento con pacientes con coronavirus. Esas 11 camas quedaron completamente ocupadas, que son de Unidad Intermedia, en la primera semana. Hemos atendido 15 pacientes hospitalizados por coronavirus. Han fallecido tres y hay dos que logramos remitir. Otro grupo permanece hospitalizado. De estos hay un grupo que está en proceso de mejoría y tendrían salida. Pero el número de pacientes va a seguir aumentando y la mortalidad de pacientes mayores de 65 años es alta porque en ellos el desarrollo de falla respiratoria es bastante rápida.

Nosotros estamos aislados por nuestras condiciones. Todo es más demorado. Aquí una prueba se demora 7 días en regresar. Ha mejorado un poco, pero en Bogotá una prueba demora 72 horas, aquí son 7 días por el transporte. Los medicamentos que hay que traer también se demoran. Si se necesita un equipo urgente ese puede demorar varios días. La situación es bastante difícil, muy preocupante.

ENS: ¿Pero esto era previsible?

CV: Teníamos previsto que esto podía ocurrir. Hicimos un comunicado hace 20, 25 días contando que no existían casos de Covid-19 en la región amazónica, pero que existía una inmensa preocupación respecto al número de estos que estaban desarrollándose en los países vecinos. La amenaza estaba, por la forma tan laxa como el gobierno de Brasil ha tomado la pandemia. Las autoridades de Brasil no han tomado las medidas para enfrentarla.

ENS: ¿Cuál es la necesidad más urgente?

CV: Ventiladores. Hemos enviado comunicados al Ministerio de Salud básicamente pidiendo que nos ayuden con los ventiladores. Al menos con estos equipos, que son una solución importante. Nosotros tenemos nuestra propia planta de oxígeno, que es la única para toda Leticia y Tabatinga. Todo el oxígeno depende de nosotros y hemos logrado suplirlo hasta el momento, pero necesitamos los ventiladores.