El Teatro Mayor: una década de posicionamiento en la élite

Foto Montaje El Nuevo Siglo
EL NUEVO SIGLO habló con Ramiro Osorio, director del escenario bogotano, sobre su adaptación al mundo digital, el décimo aniversario y el futuro del Teatro 

________________

CON UNA maratón de los espectáculos más destacados se iniciará, desde la virtualidad, la celebración de los 10 años de creación del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo y Estudio, uno de los escenarios bogotanos más importantes del país y de Latinoamérica gracias a su programación, la cual ha incluido a los mejores artistas y agrupaciones, destacando a su vez, la diversidad del mundo cultural.

Desde el 25 de este mes comenzará esta celebración de manera virtual con la retransmisión, en la plataforma Teatro Digital, de una selección de sus mejores espectáculos que serán escogidos por el público a través de una encuesta que se realizará en las redes sociales del Teatro. Desde las 8:00 a.m., y hasta el final del día se llevará a cabo esta maratón en honor a su aniversario. Además, el 26 de mayo, el Mayor tendrá una estrategia digital compuesta por los saludos de grandes artistas, así como contenidos multimedia que recordarán los mejores momentos de su historia.

Pero, ¿cómo ha logrado el Teatro Mayor afrontar las consecuencias por la pandemia del Covid-19? y ¿gracias a qué se ha posicionado como uno de los teatros más destacados durante su primera década? EL NUEVO SIGLO habló con Ramiro Osorio, director de esta institución, sobre el décimo aniversario del Teatro, su misión en cabeza de este desde su fundación y en la emergencia de salud actual.

EL NUEVO SIGLO: El Teatro festejará su primera década, ¿cómo fue adaptar la celebración de este significativo aniversario desde la virtualidad a causa de la pandemia?

RAMIRO OSORIO: Por fortuna tenemos plataformas como “Teatro Digital” y “Teatropedia”, entonces lo celebraremos todo en clave virtual. Vamos a hacer un maratón, que comienza el 25 con una oferta muy diversa de todo lo que significa la apuesta programática del Teatro, donde hay ópera, música clásica, de cámara, popular de Colombia, popular del exterior, artes escénicas como danza y folclore, entre otras. También vamos mostrar algunos hitos de esa fecha en adelante, que tienen que ver con una mirada reflexiva sobre la construcción de audiencia, que haremos un poco más adelante. Y entre otras actividades que serán importantes.

ENS: ¿Cuáles son los logros más importantes que ha tenido el Teatro durante estos 10 años?

RO: Los pondría en tres puntos. Primero, consolidar un modelo de gestión público-privado donde hay dos cogestores, uno es la Alcaldía y el otro es la familia Santo Domingo, quienes aportan el 50% del presupuesto, y la otra mitad del porcentaje lo aporta el público con la compra de las entradas, los alquileres, la venta de bienes y servicios; y como complemento, las empresas privadas que se han vinculado de manera generosa al financiamiento del Teatro como Bancolombia, Sura, y en casos eventuales, la Cámara de Comercio de Bogotá y el Ministerio de Cultura, además de las donaciones de fundaciones y embajadas amigas.

Por otro lado, hemos logrado una programación que da cuenta de la diversidad que contiene Bogotá, ya que es una ciudad que alberga culturas de diferentes regiones del país; entonces, nuestros shows son un reflejo de todo lo que culturalmente pasa en Colombia, lo que es clave para nuestro desarrollo.

También, a través de muchas coproducciones de danza y teatro, estimulamos el desarrollo de esos artistas colombianos, de esas compañías y grupos que están allí. Trabajamos con las grandes instituciones colombianas como la Orquesta Filarmónica de Bogotá, la Orquesta Sinfónica Nacional, la Ópera de Colombia. En ese sentido, nos hemos convertido en un gran dinamizador de las instituciones de las artes escénicas que hay en Bogotá

Así mismo, creamos una serie de marcas que enriquecen a Bogotá como un destino turístico de excelencia en el campo de la cultura con grandes eventos como el Festival de Música Clásica, que se celebra cada dos años durante la Semana Santa. Eso también es una contribución del Teatro Mayor.

Y programas como “100 mil niños al Mayor” y “Alma en Movimiento”, que se convirtieron en la joven compañía de danza del Teatro Mayor, a partir de este año son otros de los logros durante nuestra primera década.

ENS: ¿Qué tan fácil ha sido reorganizar y concretar la oferta del Teatro en medio de esta emergencia de salud que perjudicó al sector de la cultura?

RO: Ha sido difícil porque nuestra especialización son los espectáculos en directo y dirigidos a un público; además, la naturaleza de las artes escénicas es el encuentro entre el espectador y los artistas, que es lo que enriquece la vida y la cotidianidad. Pero al no poder hacerlo, nos hemos visto en la obligación de recuperar la mayor parte de contenidos con algunos aspectos de posproducción, a través de “Teatropedia”, creando una serie de materiales que permitan un mayor disfrute.

Hemos logrado un diálogo en medio de esta pandemia que nadie esperaba. Sí estábamos más preparados que otros, porque empezamos realmente desde el 2015 a tener una oferta digital importante y a trabajar mucho en contenidos para esas plataformas virtuales con la seguridad y el propósito de ampliar nuestra cobertura y hacer más democrático el acceso a esa oferta que tenemos. No solo quedarnos en nuestras salas, sino multiplicar estas posibilidades.

Creo que esta pandemia, al tener una oferta tan grande y tan robusta en lo digital, ha permitido que millones de personas conozcan lo que hace el Teatro, en ese sentido nos hemos acercado muchísimo a las personas de todos los estratos.

ENS: ¿Qué pasará con la programación que estaba propuesta para este 2020?

RO: Vamos a retomar prácticamente toda la programación nacional y una parte de la programación internacional al final de año. Cuanto empiecen a permitirnos volver al teatro, así sea sin público o con poco público en el tiempo que queda de este año, haremos una serie de espectáculos, calculamos que serán más de 70, que los grabaremos y transmitiremos a través de nuestras plataformas digitales. Si se da la posibilidad de que se libere la asistencia del público, entonces lo haremos en vivo porque reitero que esa es nuestra naturaleza.

ENS: ¿A qué le apostará el Teatro después de la pandemia?

RO: La apuesta más importante que tiene el Teatro hoy o cualquier institución cultural de Colombia y del mundo es recuperar las audiencias y recrear su oferta. Después, como lo hemos hecho durante 10 años, seguiremos innovando, creando programas, ofreciendo espacios de reflexión, de crecimiento para el sector de la cultura. Teníamos previsto, para la próxima semana, un seminario internacional de audiencias, el cual lo hemos pospuesto de cara a estas dificultades que estamos afrontando, pero es un ejemplo. Queremos seguir siendo un agente de cambio, de mejores prácticas en el sector de la cultura.

ENS: ¿Qué representa hoy el Teatro Mayor para la población colombiana?

RO: El Teatro Mayor es un espacio de libertad, es el mejor ejemplo de lo que es un lugar de expresión y creación. En el Teatro los artistas pueden hacer todo tipo de proyectos y cuentan con los recursos y el apoyo para hacerlo. Al ser el director del Teatro Mayor, me han dado el privilegio de soñar para que Bogotá sueñe. Es un espacio donde podemos ver lo que los artistas de Colombia y el mundo están creando hoy y cómo están interpretando estos tiempos que vivimos, ese es el Teatro Mayor.