Bogotá destinará más de $1,3 billones al medio ambiente

Foto cortesía

Los recursos para el medio ambiente serían más de $1,3 billones. Esto es lo que contempla el Plan de Desarrollo 2020-2024. Este rubro sería invertido por la Secretaría de Ambiente, el Jardín Botánico, el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger), así como el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (Idpyba). Esto representa un incremento del 20% en relación con el presupuesto del anterior Plan.

Esta propuesta de Plan de Desarrollo busca una ciudad cuidadora, incluyente, sostenible y consciente. Por eso, como sector que enfrenta la crisis climática, lleva a cabo procesos de restauración, le da valor a la estructura ecológica principal y desarrolla proyectos que lleven a la reactivación económica, entre otros temas.

“Esta es una invitación a que juntos, con corresponsabilidad, mejoremos nuestros hábitos y enfrentemos de manera consciente la crisis climática. De ninguna manera, la recuperación económica de la emergencia sanitaria que estamos viviendo hoy, puede agravar las condiciones de la crisis climática. Todo el sector ambiental aumentó su presupuesto frente al Plan de Desarrollo pasado. El incremento total es del 20% y también, para cada una de las instituciones: la Secretaría de Ambiente aumentó en 14%, el Jardín Botánico en 50%, el Idiger un 4% y el Idpyba un 18%”, explicó ayer la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Gracias a las contribuciones de los ciudadanos, del Concejo de Bogotá, de gremios y de otros sectores, además de la situación desatada por el Covid-19, la propuesta para el Plan de Desarrollo 2020-2024, refleja los retos y respuestas que como Distrito se asume para enfrentar esta pandemia.

 

“¿Qué es lo que queremos hacer? Reverdecer a Bogotá, no solamente sembrando árboles, que es una parte muy importante de lo que queremos, sino también reconectando nuestros espacios económicos y asegurándonos de tener una vida productiva mucho más sostenible”, dijo la secretaria Urrutia.

 

Adaptación al cambio climático

Por su parte, para mitigar la crisis climática, se generará un cambio cultural con educación ambiental en los colegios públicos, se consolidará e implementará la estrategia “Bogotá se adapta y se prepara ante la crisis climática” y se le dará un impulso a las huertas autosostenibles y a la Estrategia Distrital de Crecimiento Verde.

Para reverdecer Bogotá se propone la plantación de 750.000 árboles en espacio urbano y rural, 5.000 m2 de jardines en espacio público, también se plantea el mantenimiento de los que ya existen y así, mejorar nuestro entorno.

Adicionalmente, para reducir la contaminación ambiental atmosférica, visual y auditiva, se realizarán acciones de evaluación, seguimiento y control en estos frentes. Se busca la reducción en un 8% del material particulado generado por fuentes móviles y la mortalidad por contaminación del aire; por eso, se fortalecerá la red de monitoreo de la calidad del aire, se actualizará el Plan de descontaminación del aire de Bogotá, basado en la articulación interinstitucional y en la participación integral de la comunidad.