Fajardo reta a Duque a convocar fuerzas para “reconciliación”

Foto Anadolu.

“En todos los sectores hay personas razonables y responsables. El Presidente debe convocarlas para construir alternativas que nos permitan avanzar en el único camino que conduce a unirnos: la reconciliación”.

Con estas palabras el exgobernador Sergio Fajardo se pronunció ayer a través de las redes sociales en las que publicó una carta abierta al presidente Iván Duque.

En el texto, el excandidato presidencial invitó al Jefe de Estado a que se comprometa en unir al país, “tal como lo prometió durante la campaña”.

Asegurando que nueve meses después de la posesión presidencial “tenemos una severa crisis institucional, asesinatos diarios de líderes sociales y desmovilizados, un plan de desarrollo sin rumbo y ahora, lo que parece ser una peligrosa política de incentivos a las Fuerzas Armadas”, Fajardo sostuvo que la convocatoria contra la corrupción “que supuestamente nos iba a unir a todos, no pasó de una reunión en la Casa de Nariño”, esto ahondando las críticas que han hecho los verdes al Mandatario, por no apersonarse de los proyectos anticorrupción que fueron presentados tras la consulta que logró un poco más de 11 millones de votos, pero que no alcanzó el umbral.

Según Fajardo, la razón de la situación descrita “es la discusión alrededor de la implementación del Acuerdo de Paz, las objeciones a la Justicia Especial para la Paz han sido la forma de provocar la confrontación, de devolver al país a la polarización e invitar peligrosamente a empezar otro capítulo de la destrucción de Colombia. Totalmente opuesto a unirnos”.

“Para un Presidente”, expuso Fajardo, “unir significa mirar y trabajar más allá de los intereses particulares de un partido político. La frase del arzobispo de Cali es contundente: la polarización es un camino peligroso en una nación herida”.

Por último, Fajardo le sugiere al presidente Duque que el caso ‘Santrich’ se convierta en la razón y símbolo de una nueva etapa de destrucción de Colombia, señalando que “en todos los sectores hay personas razonables y responsables. El Presidente debe convocarlas para construir alternativas que nos permitan avanzar en el único camino que conduce a unirnos: la reconciliación”, que define como la capacidad “de escucharnos, respetarnos y reconocernos, sin utilizar la violencia para tramitar nuestras diferencias. Cada día que pasa nos lleva al punto de no retorno. ¡Atrévase presidente!”.

El Mandatario no ha respondido formalmente a la carta publicada por quien fue su contendor en la campaña presidencial, sin embargo, desde Pasto, el sábado, insistió en la necesidad de fortalecer la extradición como mecanismo para enfrentar el narcotráfico en una clara referencia al caso ‘Santrich’.

“Es importante enfrentar el lavado de activos, acabar laboratorios, cristalizaderos, que tengamos mejor interdicción, que tengamos la posibilidad de sancionar ejemplarmente a los narcotraficantes y también que fortalezcamos la extradición como uno de los mecanismos para enfrentar a esos delincuentes”, señaló el Jefe de Estado.

Así mismo enfatizó que el “país tiene que ser implacable con la reincidencia criminal, con la repetición criminal. De lo que se trata es de derrotar el narcotráfico por el bien de nuestro país, respetando la separación de poderes”.

Duque, respaldó “la decisión de la Procuraduría General de la Nación de apelar el fallo que inicialmente le dio libertad a ‘Santrich’, porque lo que ha debido ocurrir desde hace mucho tiempo era la extradición de ese ciudadano”.

De igual forma puntualizó que el narcotráfico se convirtió en una “amenaza para el pueblo colombiano en todas sus manifestaciones: Es una amenaza por el deterioro ambiental; es una amenaza porque grupos armados ilegales están asesinando a líderes sociales; es una amenaza porque hay captura de la institucionalidad local en algunos municipios; es una amenaza porque distorsiona también la economía, fortaleciendo las cadenas del narcotráfico y el lavado de activos”.

Por último, Duque sostuvo que el fortalecimiento del comercio de drogas que ha generado, incluso, el aumento de la presencia de delincuentes extranjeros en Colombia. “Este país no puede ver también a los carteles mexicanos metidos en el territorio sembrando coca con el dinero de la corrupción de ellos y que tengan que estar los héroes de la patria, y muchas personas inocentes, siendo mutiladas por minas antipersonales”, dijo.