Caleidoscopio

Foto archivo

Periodistas estigmatizados (I)

 

A través de un comunicado, la Federación Colombiana de Periodistas (Fecolper) repudió el “recrudecimiento de campañas de estigmatización y señalamientos a periodistas” que “se convierten en un paso para agresiones y amenazas”. El más reciente caso se presentó con Nicholas Casey y Federico Ríos, periodista y reportero gráfico, respectivamente, encargados de cubrir la región andina para The New York Times, rotativo norteamericano que publicó un reportaje sobre el Ejército Nacional. Ambos debieron salir del país tras la avalancha de descalificaciones, algunas de las cuales los señalan de “sicarios de la opinión”.


Periodistas estigmatizados (II)

 

“Nos preocupa que siga siendo recurrente el uso de la estigmatización y el señalamiento como formas de desprestigio de la actividad periodística y quienes la ejercen, principalmente por parte de funcionarios públicos, especialmente aquellos que ocupan cargos de elección popular. Estos señalamientos están a un paso de convertirse en agresiones y, en algunos casos, en amenazas contra periodistas”, indicó Adriana Hurtado, presidenta de Fecolper.

 

Periodistas estigmatizados (III)


En el comunicado, Fecolper expresó que esas prácticas “obstruyen el trabajo periodístico y posteriormente se convierten en ataques cuando los reporteros están informando desde el lugar de los hechos”. La organización gremial recordó que nada más la semana pasada “los periodistas Felipe Quintero (NTN24) desde la Fiscalía General de la Nación, Tatiana Gordillo (Caracol) y Daniel Muñoz (Telemundo) desde la cárcel La Picota, estaban haciendo un informe sobre la liberación y posterior recaptura de ‘Jesús Santrich’, y fueron atacados con agua y agresiones verbales por parte de particulares que se manifestaban pidiendo la liberación del exguerrillero”.

 

Periodistas estigmatizados (IV)


En este contexto, Fecolper rechazó la “ola de ataques violentos a periodistas, insta a ciudadanos a ser tolerantes con la libertad de prensa y resalta la importancia de la pluralidad de voces y medios”. Además, hizo un llamado al Gobierno “para que reactive la construcción de la Política Pública de Libertad de Expresión para las personas que ejercen la actividad periodística y brinde acciones concretas y contundentes para disminuir y evitar ataques a los y las periodistas”.