Supersociedades ordenó liquidación de Justo & Bueno

Cortesía

La liquidación total de la operación comercial de Justo & Bueno fue ordenada finalmente por la Superintendencia de Sociedades. La decisión se conoció un día después de que la cadena solicitara que se tomara dicha determinación por no tener cómo solventar sus deudas, y además por el incumplimiento de JF Capital International Ltd, el inversionista que había asegurado que para el 10 de mayo daría parte del dinero para brindar liquidez a la empresa.

Por su parte, el delegado de procedimiento de Insolvencia, Santiago Londoño, manifestó que la empresa incumplió con el pago de los gastos de administración, que ascendían a los $135 mil millones.

"El incumplimiento grave de los gastos de administración por el que atraviesa la compañía, la reducción de sus ingresos, el cierre de tiendas, al pasar de tener funcionando 1.118 a 603, afecta la operación de la compañía y la expectativa de sus ingresos, lo que genera un manto de duda sobre la posibilidad de la atención oportuna de sus gastos de administración y consecuentemente del pago de las acreencias”, señaló Londoño.

Además, Supersociedades informó que se habían presentado contra Justo & Bueno 18 requerimientos de proveedores, 474 memoriales de arrendadores por el incumplimiento en el pago de los arriendos y también de empresas de servicios públicos.

Según Londoño, esta decisión es la mejor que pudo tomar la empresa para no continuar agravando los problemas de los trabajadores y los dueños de los locales.

Los recursos

Cabe recordar que la cadena de tiendas de bajo costo había dicho el miércoles que dejaría de operar preventivamente ante el incumplimiento del inversionista de aportar los recursos para su funcionamiento. De acuerdo con la compañía, con el fin de adelantar el plan de salvamento de la cadena, se había fijado el primer plazo para la llegada de los dineros que venció el pasado 10 de mayo, y con los que se pretendía hacer el pago de las deudas causadas desde la admisión a la reorganización hasta el 30 de abril de 2022, que sumaban $135 mil millones.

“Durante los últimos 15 meses y hasta el día de hoy, nuestro único propósito ha sido el salvamento de la empresa, de los empleos y de los aliados que han hecho parte de este gran sueño”, afirmó Justo & Bueno en un comunicado.

En el mismo documento la empresa dijo que el pasado 29 de marzo se firmó un acuerdo de venta de HD Colombia S.A., matriz de Mercadería S.A.S., con la compañía JF Capital International Ltd., la cual anunció, en comunicación enviada a los colaboradores y arrendadores el pasado 20 de abril, el compromiso de pagar antes del 10 de mayo las “acreencias causadas desde la admisión a la reorganización hasta el 30 de abril de 2022”.

En este sentido, la empresa afirmó que el anuncio del fondo chino los llevó a confiar en un salvamento definitivo, con el que podrían pagar la deuda adquirida. Pero a la fecha no se produjo ningún ingreso de recursos a las cuentas de Mercadería S.A.S., ni se recibió ningún tipo de notificación de que algún tercero hubiera hecho pagos a cargo de la compañía.



Incumplimiento

Tampoco se recibió el informe requerido por el juez delegado de la Superintendencia de Sociedades, donde se explicaría la estructuración del negocio propuesto, el mecanismo, el monto de la operación y un plan de capitalización.

“Lamentamos profundamente que los nuevos dueños no hayan logrado cumplir con los plazos acordados. Una vez se firmó el contrato de venta en el mes de marzo, continuamos trabajando con la convicción de que los fondos pactados para pagar las deudas y cumplir nuestros compromisos con todas las familias vinculadas con Mercadería ingresarían a tiempo”, dijo la empresa.

De acuerdo con lo anterior, la compañía decidió informar que “priorizaremos la seguridad de todos los miembros del equipo de Justo & Bueno que, hasta el día de hoy, han creído en este proyecto. Trabajaremos de la mano de los entes de control para avanzar en los siguientes pasos del proceso”.