EXMINISTRO ÓSCAR IVÁN ZULUAGA ANALIZA CRÍTICA COYUNTURA
“Nos quieren llevar por el camino del socialismo siglo XXI de Venezuela”

/ENS

EL NUEVO SIGLO:- ¿Cuál es su diagnóstico de lo que está pasando en Colombia hoy?

OSCAR IVÁN ZULUAGA:- Lo primero que hay que decir es que estamos viviendo uno de los peores momentos de la humanidad de los últimos cien años producto de la pandemia. Llevamos catorce meses luchando contra el covid y todavía falta un período largo para lograr que, con la aplicación de las vacunas, Colombia alcance la inmunidad de rebaño.

Las consecuencias económicas y el deterioro social son impactantes: aumento de la pobreza, aumento de la desnutrición, mayor desempleo, más desigualdad, retroceso de la clase media y mayor desequilibrio en las finanzas públicas.

Todos estos factores y el encierro de las personas para enfrentar la pandemia han afectado el estado de ánimo y generan angustia, lo que explotó el pasado 29 de abril con el paro programado que tuvo como detonante la presentación de una propuesta equivocada de reforma tributaria.

La protesta pacífica ciudadana fue utilizada por vándalos y actores criminales que han puesto en jaque a las instituciones del Estado y han profundizado los problemas de orden público. Vivimos una crisis económica, social, política y de orden público de incalculables dimensiones.  

ENS:- ¿Cómo interpreta tantos jóvenes en la primera línea de movilizaciones y también de desórdenes?

OIZ:- La protesta ciudadana de noviembre de 2019 anticipó una nueva ola en América Latina de protesta social con la participación de los jóvenes. Las redes sociales se han convertido en el principal instrumento para su movilización y organización.
Es una nueva generación que está decepcionada de la política, hastiada de la corrupción y siente rabia por las diferencias sociales. Desconfía de las instituciones. Es también una generación que quiere exigir lo que considera justo y sueña con mayores oportunidades para su educación y empleabilidad.

También hay un grupo de jóvenes que producto de su falta de oportunidades han tomado caminos de violencia y vandalismo. Somos un país con una historia de violencia compleja y siempre los más vulnerables han sido las principales víctimas, esto muestra unos problemas sociales e históricos de fondo muy complejos que algunos de estos jóvenes reflejan.

ENS:- ¿Tuvo algún eco en su partido o el Gobierno su propuesta de un gabinete de unidad nacional?

OIZ:- La propuesta la hice como colombiano y líder público preocupado por la situación que vive el país y no en nombre de mi partido. Sigo pensando que es necesario un gabinete de unidad nacional para enfrentar la dura crisis actual y ojalá se concrete producto de un acuerdo de unidad nacional.

ENS:- Es posible un diálogo nacional de amplio espectro en un país con alta polarización política y en plena campaña electoral?

OIZ:- Tiene que ser posible porque es la única salida a la profunda crisis que vivimos hoy. El liderazgo del presidente Duque tiene que jugarse a fondo buscando la unidad nacional. La responsabilidad de todos los líderes políticos, sociales y gremiales es aportar al diálogo para que ello sea posible.

El Gobierno tiene que escuchar a los ciudadanos de manera directa para entender sus problemas. Está en juego la estabilidad de la democracia y la superación de la violencia.



¿Y la izquierda?

ENS:- Desde el uribismo se señala a dirigentes de izquierda y centroizquierda de incentivar marchas y caos ¿Usted qué cree?

OIZ:- La protesta pacífica es necesaria en toda democracia porque es la expresión de las inquietudes y preocupaciones ciudadanas. Lo que es inaceptable es que se utilice por vándalos y actores al margen de la ley para afectar la integridad de los ciudadanos y violar sus derechos a la movilidad y al trabajo. La actitud de algunos líderes de izquierda incita al odio y de manera irresponsable contribuyen al caos. Deja muchas dudas la actuación de algunos alcaldes cercanos a la izquierda en materia de contención del orden público y respaldo a las Fuerzas Armadas y de Policía.

ENS:- ¿Cómo evitar que en medio de un clima de insatisfacción social el populismo se tome la campaña y eventualmente el poder?

OIZ:- El actual escenario político, económico y social es la tormenta perfecta para el populismo y la anarquía. Si el Gobierno no actúa rápido y con firmeza el daño político puede conducir a la desesperanza.

ENS:- ¿Debe sacarse el Ejército a las calles para contener el vandalismo que se registra en medio de las marchas?

OIZ:- Lo que no se puede permitir es el caos. El orden es la base del funcionamiento de una sociedad. Hay que desbloquear ya el país y el Ejército tiene que cumplir su función constitucional de garantizar el orden público y la vida e integridad de todos los colombianos. Hay desabastecimiento y carestía de alimentos y los que mas sufren son los pobres.

ENS:- ¿Qué factores cree que infiltraron las marchas: injerencia cubana o venezolana, disidencias de Farc, Eln u otros grupos criminales?

OIZ:- La respuesta es todas las anteriores y con el ingrediente de la participación del narcotráfico. Las actuaciones de los vándalos nos muestran que hay una nueva estructura criminal urbana que busca sembrar la anarquía y desestabilizar al país. Nos quieren llevar por el camino del socialismo siglo XXI de Venezuela.

La reforma

ENS:- ¿Ve ambiente para una nueva reforma tributaria ¿Cuáles deberían ser los énfasis en materia impositiva y las prioridades de inversión?

OIZ:- La reforma es necesaria. Se necesitan más ingresos para atender la continuidad de los programas sociales y los sectores más afectados por la pandemia. La propuesta de los empresarios de una reforma de $12 billones que no aumenta el IVA ni afecta el bolsillo de la clase media es la base para armarla. El complemento es un recorte en el gasto burocrático en el presupuesto 2022. Los anuncios del Ministro de Hacienda van en la dirección correcta.

ENS:- Usted estuvo en el Ministerio de Hacienda ¿Si no hay reforma tributaria a qué debería apostarse: más endeudamiento, préstamo del Emisor, vender más activos o recortes de inversión?

OIZ:- La estabilidad económica del país exige nuevos ingresos fiscales para el Gobierno. De lo contrario no es sostenible la deuda pública. Recurrir a un crédito directo con el Banco de la República es seguir el camino del desastre de Venezuela o Argentina. El plan financiero del Gobierno prevé la venta de activos y en especial la venta de la participación en ISA a Ecopetrol, que aportaría entre  $12 y $15 billones.

OIZ:- La magnitud de la crisis que vive Colombia hoy me obligó a romper de mi silencio. No es el tiempo de hablar de candidaturas. Está en juego la estabilidad democrática y económica de nuestro país y hay que construir las propuestas que permitan dar respuesta de manera inmediata a los problemas sociales y de orden público que padecemos. Ya vendrá el tiempo para definir la participación en campañas.