“Tumbar estatuas de los conquistadores envía un mensaje absurdo”: Londoño

Julio Londoño Paredes, exministro de Relaciones Exteriores y actual Decano de la facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario, dice que derrumbar monumentos a los conquistadores españoles no se justifica con argumentos históricos.

De hacerlo, dice en entrevista con EL NUEVO SIGLO, habría que derribar muchos monumentos en todo el mundo incluidas las iglesias.

 

EL NUEVO SIGLO: ¿Qué opina del derribamiento de algunas estatuas de conquistadores españoles por parte de comunidades indígenas?

JULIO LONDOÑO PAREDES: La verdad, esa actitud de los indígenas me parece absolutamente absurda. En todos los países del mundo, y lo digo con conocimiento, hay bustos y estatuas en homenaje a descubridores y conquistadores de diferentes nacionalidades, no exclusivamente españoles, ingleses, franceses, portugueses. Eso ha sido una costumbre generalizada en el mundo entero.

Yo estoy totalmente de acuerdo, y rechazo que los españoles abusaron de nuestros indígenas, abusaron de nuestras mujeres indígenas y protagonizaron el irrespeto de la persona humana. Pero si a eso vamos, tendríamos también que acabar con todas las iglesias porque casi todas estaban en el entorno de la Inquisición española. Y no creo que tumbarlas sea la manera de protestar contra una situación histórica.

ENS: ¿Cuál cree que es el mensaje que quieren enviar nuestras comunidades indígenas derribando estatuas?

JLP: Cualquiera que sea el mensaje es absurdo porque entonces, si a eso vamos, dos mil o tres mil años antes del descubrimiento de América también había indígenas pero no todo el territorio era de ellos. Entonces son cuestiones que tienen una explicación histórica, porque de lo contrario todo el continente americano tendría las mismas características. Por eso no creo que esa sea la forma de protestar.

ENS: Los indígenas argumentan que los conquistadores españoles abusaron de las comunidades precolombianas, que nos impusieron su cultura, que saquearon nuestras riquezas, y por eso no merecen una estatua…

JLP: Mira, todos los conquistadores españoles, la iglesia española que llegó con las diferentes comunidades religiosas, abusaron de los indígenas, sobre eso no hay duda alguna, eso es evidente. Pero lo mismo sucedió con los conquistadores alemanes, fueron peores los que vinieron desde Venezuela, en fin. Y hubo caudillos indígenas que se defendieron valientemente de los españoles, y nosotros nos sentimos orgullosos de ellos. Pero eso es parte de nuestra historia.  

Fíjese que en el caso de Gonzalo Jiménez de Quesada se dice que él se fue con una indígena que se llamaba Mariquita que fue fundamental en su vida.

Pero eso no quiere decir que no hubo atropellos contra las comunidades indígenas. Pero no fueron solo los conquistadores españoles.

Qué tal lo que pasó con la casa Arana en toda la región amazónica: acabaron con los indígenas, con las mujeres, con todo. Eso pasó con los caucheros en la selva amazónica, y lo que ha pasado con los grupos amados de distintas características y diferentes tendencias que ha acabado con miles de personas, no solo indígena sino personas colombianos comunes y corrientes. Naturalmente eso es un horror, pero se ha presentado.



 

ENS: ¿Será que el descontento es porque nuestros caciques indígenas también merecen una estatua porque lucharon contra los conquistadores?

JLP: Pues no lo sé, no conozco las reclamaciones de los indígenas, pero me imagino que debe haber estatuas en homenaje a nuestros caciques, pero mire que hay cientos de poblaciones que llevan el nombre de nuestros indígenas, y eso es un orgullo para los colombianos, pero no quiere decir que se deban tumbar las estatuas que hay, como en todo el mundo.

ENS: ¿Esas estatuas forman parte de nuestra cultura arquitectónica?

JLP: Claro que sí. Eso siempre ha sucedido así, o cuántos monumentos a Cristóbal Colon hay en América y en Europa.

ENS: ¿Situaciones como estas se dan en otros países?

JLP: Pues no lo he visto. Lo que sí he visto últimamente es lo que se ha presentado en los Estados Unidos pero no con los padres fundadores que vinieron de Irlanda sino a raíz de la Guerra Civil en Estados, pues están quitando algunas estatuas de aquellos que eran los esclavistas pero de ningúna manera he visto en ese país un levantamiento por la llegada de los irlandeses, y allá sí que hubo una guerra complicada entre indígenas y los irlandeses.