Camacol pide restablecimiento del orden

camacol

Camacol Bogotá-Cundinamarca hizo un llamado a la unidad para superar las dificultades, así como para proteger la integridad y la vida de las personas y cuidar los bienes públicos y privados. Adicionalmente, el gremio constructor manifestó su absoluto rechazo a los hechos de destrucción y violencia que han manchado el objetivo pacífico de las manifestaciones ciudadanas.

“Es lamentable el nivel de destrucción que cada día se está registrando y lo heridos que está poniendo tanto la ciudadanía como nuestra fuerza pública. Buscar el bienestar común debería ser un objetivo que nos una con respeto por el que piensa diferente y no terminar en la destrucción de los bienes públicos, de los negocios que tanto esfuerzo le han costado a los bogotanos y mucho menos en violencia contra las personas”, dijo el gerente de Camacol B&C, Alejandro Callejas Aristizabal.

Para el gremio de los constructores es urgente que se restablezca el orden y retomar la senda que, desde hace más de un año, tiene a la ciudad y al departamento en el trabajo por la reactivación segura de la economía, la protección del empleo y el cuidado de la salud de los trabajadores y sus familias.



 

“Es urgente que tengamos un diálogo que permita garantizar la seguridad de todos los ciudadanos y el derecho a la manifestación pacífica, pero también el derecho a la libre movilidad de las personas y al trabajo, que es la manera como las familias logran su sustento. También es urgente que se deje de obstruir el transporte de insumos y materiales que son vitales para el trabajo y el sustento de las familias y, más urgente aún, de los insumos médicos”, agregó ayer Callejas.

Punto aparte, el dirigente gremial además hizo un llamado para que los esfuerzos de los ciudadanos, las empresas y los gobiernos para atender los efectos de la pandemia y trabajar por la reactivación económica, no se pierdan. “Es una prioridad unirnos para que la economía de la región y del país no se vea más afectada”.

Finalmente, Callejas se mostró solidario con las demás regiones del país que atraviesan por la misma difícil situación que hoy preocupa a todos los colombianos y que pone en riesgo la vida de las personas, el empleo y la reactivación económica que, al final, representa el sustento de las familias.