"Israel no es un país sino una base terrorista": líder supremo iraní

Foto AFP

Israel "no es un país, sino una base terrorista contra la nación palestina y las otras naciones musulmanas", dijo el viernes el guía supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, quien vaticinó de nuevo la caída del "régimen sionista enemigo".

"Luchar contra este régimen despótico es luchar contra la opresión y el terrorismo y es el deber de todos", expresó el ayatolá en un discurso transmitido por televisión con motivo del Día de Jerusalén, que Irán celebra siempre el cuarto viernes del mes de oración de ramadán.

Jamenei fustigó el "acuerdo del siglo", en referencia a un plan de paz de Estados Unidos para Oriente Medio apoyado por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y rechazado en bloque por los palestinos.

Repitió también su condena a la reciente normalización de relaciones entre Israel y varios países árabes.



"El acuerdo del siglo, que es un fracaso, y los intentos de normalización de relaciones entre el régimen de ocupación [Israel] y algunos gobiernos árabes débiles son una capitulación [de parte de quienes participan] para escapar de la pesadilla [que es para ellos] la unidad de los musulmanes", agregó Jamenei.

"Yo lo digo con fuerza: esos esfuerzos no darán resultado. El declive y el movimiento del régimen sionista hacia su caída han comenzado y no se detendrán", apuntó el líder iraní.

La República Islámica instaurada en Irán en 1979 no reconoce al Estado de Israel, proclamado en mayo de 1948 tras ser reconocido por una resolución de Naciones Unidas.

El apoyo público de Teherán a la causa palestina es una constante de la diplomacia iraní desde hace más de 42 años.