HOY ARRANCA CON UNA CONTRARRELOJ SOBRE 8,6 KILÓMETROS
Egan, si su espalda lo permite, va por el título en el Giro

/AFP

Tanto la apuesta del equipo Ineos como de los aficionados colombianos es por Egan Bernal para que gane su segunda ‘grande’ del ciclismo mundial, el Giro de Italia, que hoy arranca con una contrarreloj individual sobre 8,6 kilómetros en Turín.

El ‘Joven Maravilla’, ya se impuso en el Tour de Francia en 2019 pero tuvo un mal 2020 por cuenta de su espalda y justamente esa es la gran preocupación de cara a la catalogada como segunda competencia más importante del ciclismo mundial.

A pesar de los tratamientos a los que ha sido sometido y aún cuando el equipo médico y técnico ha venido ‘buscándole la comba al palo’ para superar esa molestia, todavía es una incógnita cómo lo afectará a lo largo de las 21 etapas.

Es por ello que el Ineos incluyó en la nómina a otro colombiano como ‘plan B’ para dar la pelea por la ‘maglia rosa’, Daniel Martínez, quien ya ha dado muestras de que puede asumir el rol de capo y tiene las condiciones físicas y técnicas para afrontar una carrera de las características del Giro de Italia.

Comienza el Giro de Italia 2021 con la presencia de seis ciclistas colombianos, quienes buscarán ser protagonistas durante las 21 etapas desde hoy hasta el 30 del mismo. Egan Bernal, líder del Ineos, parte como favorito para llevarse el título y vestir la ‘maglia rosa’ en Milán cuando concluya la competencia.

Las otras cuatro cartas colombianas que estarán en la prueba, Fernando Gaviria, Harold Tejada, Juan Sebastián Molano y Einer Rubio, tienen objetivos específicos pero entre ellos no está optar por el título.

En el caso de Gaviria su misión es ganar etapas al embalaje, como ya lo hizo en su anterior participación y para ello contará como lanzador con Molano.

Colombia siempre ha sido protagonista de esta histórica competencia y suma victorias en etapa, cuatro de ellas con Gaviria en una misma edición, subtítulos con Rigoberto Urán y una corona con Nairo Quintana.

Este año el lote de ‘escarabajos’ es reducido, solo seis y aunque se tiene la gran ilusión de lograr la victoria final el 30 de mayo en Milán, prácticamente las esperanzas están centradas solo en Egan.

Si el zipaquireño logra manejar el dolor de espalda, se vestirá de rosa porque el trazado lo favorece. Una carrera diseñada para escaladores, en la que si ‘El Joven Maravilla’ está en buenas condiciones puede sacar la suficiente ventaja para contrarrestar el tiempo que pierda en la contrarreloj de hoy y en la del 30 de mayo, que es la realmente peligrosa, no solo por ser la última, sino por la distancia, 30 kilómetros.

“Todo depende de cómo responda mi espalda”, ha dicho en reiteradas ocasiones Bernal. Sin excesos de confianza pero razonablemente optimista porque pudo “entrenar bien en altura en Colombia”.

Bernal, que llevará el dorsal Nº1, no ha competido desde mediados de marzo, al contrario que Simon Yates, que se llevó el Tour de los Alpes (19-23 de abril), considerado la antesala del Giro. ¿Suficiente para que el británico parta como favorito?



Enigma

Con la ausencia del ganador del año pasado, Tao Geoghegan Hart, el Giro está abierto a las sorpresas a lo largo de sus 3.480 kilómetros de recorrido.

Con ocho de las 21 etapas con final en alto, el recorrido hace pensar que es el año de escaladores como Simon Yates (BikeExchange) o Egan (Ineos-Grenadiers). Sin embargo, aunque ambos ciclistas han ganado ya 'una grande' durante su carrera (Vuelta en 2018 Yates y el Tour en 2019 Bernal), no las tienen todas consigo para levantar el trofeo final en el Duomo de Milán el 30 de mayo.  

Otro gran enigma de rendimiento es el fenómeno belga Remco Evenepoel, que no ha competido desde su grave caída en la Vuelta a Lombardía el 15 de agosto. En el Giro debutará en una grande, aunque el ciclista de 21 años asegura que su objetivo es llegar en forma a los Juegos Olímpicos de Tokio.    

Más allá del discurso que señala a sus compañeros en el Deceuninck Remi Cavagna y Filippo Ganna como favoritos para vestirse la ‘maglia rosa’ en la contrarreloj de hoy, Evenepoel transmite autosuficiencia. “No teníamos tiempo y no hacía falta”, respondió el joven belga cuando se le preguntó por la ausencia de preparación en su programa.   

Sin presión por ser un debutante pero plantado ante un importante desafío, Evenepoel tendrá rivales tanto dentro como en su propio equipo. De entrada, el portugués Joao Almeida, que ya llevó el maillot de líder del Giro durante 15 días el año pasado.

Además, los escaladores del equipo alemán DSM, el australiano Jai Hindley (2º en 2020) y el francés Romain Bardet (que debuta a sus 30 años en la prueba), podrán amenazar las ambiciones del belga, en una carrera llena de encanto y encerronas.



De norte a sur 

Los 184 corredores que toman la salida en el Giro partirán de Turín para atravesar de norte a sur la península italiana. Los escaladores, incluido el italiano Vincenzo Nibali, recuperado in extremis de una lesión de muñeca, se darán cita en nueve etapas de montaña y ocho finales en alto, con el temible Zoncolan en la 14ª etapa y los picos de los Dolomitas en la 16ª.

Antes, en la 11ª etapa, los ciclistas se enfrentan a 36 kilómetros de “sterrato”, los caminos sin asfaltar que dan nombre a la clásica Strade Bianche. El Giro termina con una contrarreloj el 30 de mayo en Milán de 29,4 kilómetros, un cierre que ya fue decisivo el año pasado, coronando a Tao Geoghegan Hart.  

El Ineos-Grenadiers, que se ha hecho con dos de las tres últimas ediciones, se encomienda a Bernal, la prometedora estrella colombiana (24 años), que debuta en el Giro dos años después de su victoria en el Tour de Francia.  

Entre los corredores españoles, Mikel Landa que cuenta con tres victorias de etapa en la vuelta italiana, sigue postulándose como uno de los favoritos, después de haber sido 3º en 2015 y 4º en 2019. Sin embargo, su liderazgo puede verse puesto en cuestión por su compañero en el equipo Team Bahrain, Pello Bilbao, otro escalador reputado (5º en el Giro en 2020) y que llega en buena forma tras la victoria de etapa que logró en el Tour de los Alpes a finales de abril.

Marc Soler lidera al equipo Movistar por primera vez en una carrera de tres semanas tras su victoria de etapa en el Tour de Romandía en abril. 

Cabe destacar que la carrera italiana coincide este año con el 160 aniversario de la unificación italiana, razón por la cual los corredores toman la partida en Turín, primera capital del país.