¿Qué alimentos debe consumir un deportista?

Foto cortesía

La buena alimentación es uno de los factores principales al momento de hacer ejercicio o de ser un deportista, pues de esta depende su rendimiento atlético y los resultados físicos de su entrenamiento. 

La nutrición deportiva es la base para el éxito de cualquier atleta, aficionado o profesional y se empieza con un plan cuidadosamente diseñado que le permita a los atletas y deportistas aficionados tener el mejor desempeño”, explica la Nutricionista Angélica Veloza, fundadora de NUDO. Este tipo de alimentación debe ser guiada y variada, de no ser así podría eliminar nutrientes esenciales para el funcionamiento del cuerpo.

Cada entrenamiento debe ir acompañado de una correcta nutrición lo que le permitirá al deportista alcanzar niveles más altos de intensidad, duración y adaptación. Incluso de su alimentación dependerá también una buena compensación en tiempos de descanso, aportándole los nutrientes necesarios para tener un óptimo estado de salud.

Una dieta para deportistas se calcula basada en las necesidades calóricas específicas y puede variar cada día, ya que una mala alimentación puede provocar fatiga y lesiones. La Nutricionista Angélica Veloza aclara que la nutrición deportiva debe basarse en alimentos y cubrir las necesidades individuales de proteínas, grasas y carbohidratos. Además de vitaminas y minerales.



Hay temas muy importantes como la hidratación y la reposición de energía durante los entrenamientos y las competencias, todo esto se debe tener en cuenta a la hora de planear un esquema de alimentación de un deportista. Posteriormente se definirá la necesidad o no de suplementos. Sin embargo, la base siempre serán los alimentos, conozca a continuación cuáles son los recomendados para un deportista:

  • Alimentos fuente de proteína animal: pescado, carne, pollo, cerdo, huevo.
  • Lácteos: yogur griego, leche y quesos enteros.
  • Cereales y derivados: arroz, maíz, avena, pasta, productos integrales
  • Tubérculos: papa, yuca, plátano, ñame.
  • Verduras y frutas: alto contenido de vitaminas, antioxidantes y minerales.
  • Grasas saludables: aceite de oliva, de coco, aguacate, frutos secos.

Hidratarse bien es necesario para el buen funcionamiento del organismo, el ejercicio conlleva a un aumento de la sudoración por lo que es necesario consumir agua antes, durante y después del ejercicio, esto ayudará a un menor aumento de la temperatura corporal y disminuirá la percepción del esfuerzo.

Así mismo un deportista tendrá que alimentarse antes del entrenamiento con opciones como avena, arándanos, aguacate, huevos o sándwich de pollo; durante el entrenamiento podría ser banano, barritas de cereal, uvas pasas o bebidas deportivas; y después del entrenamiento yogur de frutas, frutos secos, barritas deportivas o batido de proteínas.