Desabastecimiento y violencia preocupa a los gremios empresariales

El aumento del desabastecimiento de alimentos y productos en algunas ciudades debido a los bloqueos, tiene en vilo a los gremios de la producción. La mayor parte de los empresarios piden el diálogo para superar la coyuntura del paro y buscar soluciones, además porque ya se presentan incrementos en el precio de algunos artículos.

El Comité Intergremial de Bogotá y Cundinamarca, como vocero del sector productivo, se manifestó en defensa del Estado de derecho y del sistema económico. “Hacemos un llamado urgente para el cese de la violencia y para que se tramiten las diferencias por las vías del diálogo y la institucionalidad. Con ello, se podrían llegar a acuerdos entre todas las partes involucradas, especialmente en este momento de emergencia sanitaria”, señalaron los directivos.

Sostiene el gremio que “el desabastecimiento de alimentos, gasolina, mercancía, insumos al sistema de salud, solo profundiza los efectos de la grave situación por la que atraviesa el país. Frente a una de las peores crisis globales de la historia, de manera primordial, se debería respetar la vida y el derecho al trabajo de millones de ciudadanos”.

A su vez, la Confederación de Distribuidores Minoristas de Combustibles y Energéticos, mostró su preocupación por el desabastecimiento de combustibles en Cali. Señalan que “los bloqueos en Cali y sus alrededores han impedido a los carrotanques abastecer a las Estaciones de Servicio, puntos donde se han padecido destrozos y saqueos. Las alteraciones al orden y los daños a la propiedad pública y privada de los últimos días han causado multimillonarias pérdidas. Por cada día de desabastecimiento, se pierden $2.700 millones en ventas y ya están en riesgo más de 5.000 mil empleos”.



 

Pérdidas

Aseguran los distribuidores que “las pérdidas de los últimos días se suman a los $292.000 millones de reducción de las ventas que en 2020 causó en la capital del Valle del Cauca la crisis de la pandemia. La situación es inaguantable. El empresariado de la distribución minorista de combustibles rechaza cualquier forma de violencia. No aguantamos más saqueos ni daños a las Estaciones de Servicio. Hay que restablecer el orden con prontitud, punto al que hay que llegar sin atizar más los ánimos. Somos conscientes de la dificilísima situación que vive el país y, en especial, en el suroccidente de Colombia, y por eso lanzamos un clamor por soluciones prontas y dialogadas, dentro del marco de la Constitución”.

Al mismo tiempo la Asobancaria hizo un llamado a los usuarios para que utilicen los canales virtuales para sus operaciones: “a pesar de las restricciones operativas que hay en algunas poblaciones, quiero destacar que están habilitados los canales digitales, que son cada vez más robustos, para que los usuarios puedan acceder a los diferentes servicios financieros sin moverse de sus casas”, dijo Hernando José Gómez, presidente de Asobancaria.

Por su parte, Asocolflores dijo que “rechazamos de manera categórica la utilización de las vías de hecho como elemento de protesta y condenamos los actos vandálicos que se han presentado durante los últimos días en el país, los cuales han afectado la vida, dignidad y bienes de los colombianos, así como la actividad económica”.

Derechos

Al mismo tiempo, la Asociación Colombiana del Petróleo y Gas (ACP), dijo que “la protesta social es un derecho fundamental que debe ejercerse de manera pacífica y sin vulnerar los derechos de terceros, igual de legítimos. La Constitución no ampara su ejercicio con violencia ni transgrediendo los derechos de los demás ciudadanos”.

Indica la ACP que “es urgente restablecer el orden público. Los bloqueos de vías y el acceso a ciudades, barrios, veredas y centros poblados, impidiendo la libre movilidad, el derecho al trabajo, el tránsito de misiones médicas, el abastecimiento de alimentos, medicinas, combustibles, son violatorios de los derechos humanos de los habitantes del país”.

Por su parte, los productores de arroz de los Llanos Orientales, representados por los Comités de Villavicencio, Acacías, Granada, Yopal y Aguazul, manifestaron la enorme preocupación por los actos violentos que se han apoderado de varias ciudades y el bloqueo de las vías nacionales que impiden el paso de alimentos e insumos. 

“Esta particular circunstancia no solo está impidiendo el abastecimiento de alimentos desde una despensa agrícola tan importante para el país como lo son los Llanos Orientales”, manifestaron los arroceros.