Energías limpias, el nuevo motor de Puerto Carreño

Cortesía

Desde noviembre pasado, el municipio de Puerto Carreño, en el departamento del Vichada, comenzó a funcionar con energía 100% renovable y sostenible. La planta Refoenergy Bita genera energía a partir de residuo forestal, llamados biomasa, de árboles cultivados para este fin. Así, se logra el suministro ambientalmente sostenible y le garantiza la continuidad del servicio público a los más de 18 mil habitantes de la zona y sus empresas. 

Los habitantes de esta capital durante años enfrentaron dificultades energéticas, pues el suministro venía desde Venezuela. Para dar solución a esta problemática y avanzar en el uso de energías no provenientes de combustibles fósiles, el Gobierno Nacional le dio luz verde a Refoenergy Bita. Este proyecto, desarrollado por Refocosta, además de evitar que 50 mil toneladas de dióxido de carbono lleguen a la atmósfera cada año, le da hasta 4.5 megavatios/hora a Puerto Carreño. 

“Con el funcionamiento de Refoenergy Bita está garantizada la soberanía energética a Puerto Carreño para convertirse en la primera capital de departamento en utilizar energía 100% sostenible. Además, tener electricidad permanente le da la oportunidad a los carreñenses para desarrollar emprendimientos y progresar con sus proyectos de vida”, afirmó Javier Fuentes, vicepresidente de energías renovables de Refocosta. 

Parte del beneficio de la energía sostenible y estable, es poder impulsar empresas locales que brinden desarrollo para Puerto Carreño. Precisamente así, fue que la empresa Marañones de la Orinoquía decidió que ubicará la primera planta de procesamiento de marañón a nivel nacional en este municipio. 

“Tener una planta de transformación de la nuez en Puerto Carreño es un hito en la historia de esta industria en Colombia porque incentivará el cultivo local y dejará la dependencia de las importaciones, que representan el 98% del mercado local. Además, es una fuente de ingreso pues empleamos 30 personas directamente y en cosecha apoyamos el progreso de más de 60 familias”, aseguró Sara Beltrán, gerente general de Marañones de la Orinoquía.



Además, contribuirá con la sostenibilidad del Vichada incorporando prácticas medioambientales en su producción. Así, Marañones de la Orinoquía utilizará vapor industrial para el calentamiento y suministro en todas las etapas,  empleará la ceniza resiual como fertilizante y, así como Refoenergy, utilizará la biomasa como combustible. Gracias a estas buenas prácticas se reducirá 60% el consumo de combustible fósil y se aprovechará el poder calórico de la biomasa.

El futuro es cada vez más brillante para Puerto Carreño y el Vichada. Gracias a las energías renovables, el municipio ha podido disfrutar de electricidad confiable y constante. Además, gracias a estos avances energéticos empresas locales como Marañones de la Orinoquía han enfocado su mirada en esta zona para crear raíces.