En riesgo 90 mil empleos por desabastecimiento de papel​​

Cortesía

La industria gráfica nacional sigue seriamente afectada por el desabastecimiento de papel en Colombia. Factores como los cierres por el covid-19, los problemas logísticos mundiales que retrasaron la llegada de materias primas, los altos costos de material importado y el paro nacional del 2021 continúan impactando en especial a empresarios del sector de impresión.

De acuerdo con un comunicado de Andigraf, “a pesar del crecimiento en las actividades de impresión con cierre del 15% al finalizar 2021, los empresarios continúan sorteando el desabastecimiento de materias primas como cartulinas y ahora se suma la falta de papeles autoadhesivos para la impresión de etiquetas, producción que en el país cuenta con un solo proveedor que no da abasto, mientras que las empresas del segmento de flexografía para etiquetas se ven impactadas no solo por los factores internos, sino que se suma a esto la huelga de casi tres meses del mayor fabricante de adhesivos del mundo, UPM, que está retomando labores en Finlandia para poner las máquinas a punto, cumplir con la producción retrasada y lograr llegar a los clientes que esperan estos materiales”.

A todo esto se suma el incremento en los precios, pues los costos se trasladan al cliente final y a la canasta familiar que quiere proteger el Gobierno nacional; aumentos que llegan cada mes sin aviso previo a los impresores, quienes enfrentan mesas de negociación con multinacionales y clientes de diversas industrias que no aceptan subida de precios y exigen cumplimiento de contratos y tiempos de entrega.



Por dar un ejemplo, cerca de 130 empresas especializadas en flexografía de banda angosta para etiquetas generan más de 13 mil empleos únicamente en este segmento, y si se suman los empleos formales reportados en actividades de impresión y fabricación de papel, resultan más de 90 mil empleos directos e indirectos.

El impacto a la industria gráfica y particularmente a los impresores puede no ser percibido por los consumidores tan claramente al realizar sus compras; sin embargo, hace parte de los costos que afectan la subida de precios, y no solo eso, el riesgo de llegar a una crisis real en el corto plazo en la producción de empaques y etiquetas es altísimo, pues los medicamentos, los alimentos y las bebidas, entre otros productos, no pueden salir al mercado sin estos insumos.