REGRESA EN ARTBO, FIN DE SEMANA
“Nieto”, el colombiano que se mueve entre las sombras del arte

Foto Artbo

Aunque prefiere caminar entre las sombras del arte, sus pinturas, cortometrajes, piezas de ópera y performances tienen un sello, un estilo multicultural y multidisciplinario con el que planea desestabilizar al espectador. Así se define “Nieto”, un artista colombiano que durante 20 años ha vivido en París y hoy regresa a casa con una nueva propuesta.

Se trata de “Tragarse el universo, cagar una hormiga: esbozos de un taumaturgo constipado”, una instalación colectiva que hace parte de la programación de Artbo, Fin de semana.

La intervención, que tiene lugar en el Planetario de Bogotá durante este domingo, cuenta con la curaduría de Santiago Gardeazábal y la participación de la soprano Michiko Takahashi.

“Nieto”, una de las figuras invitadas a este encuentro de arte bogotano y quien no solo se dedica a la pintura, sino que también es músico y director de cine y ópera, habló con EL NUEVO SIGLO sobre sus pasos en el mundo de las artes plásticas, audiovisuales y musicales, su fórmula de fusión de disciplinas y su nueva propuesta artística en Artbo.

EL NUEVO SIGLO: Durante su carrera se ha dedicado al cine, la ópera y la música, entonces ¿Cómo llega a su vida la pintura y el arte plástico?

NIETO: En realidad mi carrera comenzó con la pintura y el dibujo, porque hice bellas artes en París, pero por cosas del destino comencé a utilizar el video en la parte artística y así poco a poco me volví director. Me metí entonces en el medio del cortometraje, el largometraje, los videos de música, comerciales y me estoy moviendo un poco en el mundo de la ópera, en el que dirijo puestas en escena casi cinematográficamente, y en el arte también hago ese tipo de cosas, creando ficción, inventando historias y a partir de ellas, creando obras plásticas que ponen en escena de una manera más artística-plástica esas ficciones.

ENS: ¿Cómo logra que todas estas disciplinas se complementen en sus obras?

N: Como tengo la experiencia de todos esos años trabajando de una cosa y otra, en la pintura, video y en la música, eso es lo que siempre he querido tener en mi orientación artística, esa mezcla de disciplinas en obras que sean multidisciplinarias, en las que se mezcla un poco de todo y en las que el espectador está un poco desestabilizado, porque al final no se sabe qué es verdad o mentira, todo es como un disparate. Cada obra es difícil de asimilar, pero tiene todos esos niveles de lectura que se pueden aplicar si se mira a profundidad.

ENS: Desde hace 20 años reside en París, ¿en qué modo esta experiencia de vivir en otro país renovó o modificó su arte?

N: Es muy interesante el hecho de ser un extranjero en cualquier parte a la que uno vaya, porque uno es requerido, visto y escuchado de una manera particular. La mitad de mi vida la he pasado en Francia y la otra la pasé en Colombia, porque nací y crecí en Colombia. Luego me fui para Francia. He viajado también a muchos países y ahora me siento tan extranjero en Colombia como siempre lo he sido en Francia. Esto crea una especie de fondo que puede ser particular para la gente que lo ve, de pronto habrá un pequeño gusto francés en lo que hago aquí en Colombia y en lo que hago en Francia habrá siempre un gusto colombiano. También me alimento un poco de todo lo que me rodea y cuando viajo me alimento de las diferentes culturas, sea asiática, europea o latinoamericana.



ENS: En su regreso al país trae “Tragarse el universo, cagar una hormiga: esbozos de un taumaturgo constipado”, ¿en qué consistirá esta intervención que se podrá encontrar en Artbo, Fin de semana?

N: Esta propuesta es un poco particular, porque he venido mucho a Colombia, pero como director de ópera en la puesta en escena, y esta es la primera vez que hago una retrospectiva pero más con el aspecto plástico, aunque también hay ópera, hay extractos de video y obras plásticas que he creado. Es una retrospectiva en la cual se muestra esa multidisciplinariedad y multicultura también. Es una instalación que se hizo en el Planetario y que es bastante delirante porque cuando uno entra hay algo que ver por todas partes y eso también es lo que busco en el trabajo, ese lado barroco que se ha perdido un poco. Es algo bastante divertido y pesado también, pero creo que es muy interesante y habrá mucho qué digerir.

ENS: En la intervención participará Michiko Takahashi, ¿cómo ha sido la experiencia de fusionar su propuesta con la voz de la soprano?

N: Precisamente esa es una de las obras que hace parte de la retrospectiva que se llama “El hijo del hombre”, que es el acto número tres de la ópera “Revelo”, que hicimos el año pasado en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán y en el Teatro Mayor, así como en París, Alemania, Venecia y diferentes lugares. Este acto trata sobre “El hijo del hombre”, un personaje bastante extraño que sale del apocalipsis, tiene los pies dorados, una barba y está interpretado por esta soprano que se llama Michiko. Aquí hemos creado la adaptación de ese acto en el Domo, lo cual es bastante impresionante visualmente y auditivamente.

ENS: Este año Artbo, Fin de semana vuelve a las calles, al arte en vivo, ¿qué representa este regreso de una de las actividades de arte más importantes de Bogotá?

N: El regreso a la presencialidad de Artbo, Fin de semana es como volver a respirar, como haber estado muerto y resucitar, porque este periodo fue bastante duro con estos festivales de artes y cine que se hicieron a distancia. Pero para mí eso no funciona así, el arte tiene que ser presencial y es genial que todo vuelva a la normalidad.

ENS: Luego de esta intervención, ¿los colombianos podrán seguir disfrutando de su arte?

N: Soy un sacrificado del arte, es decir, que me la paso trabajando todo el tiempo, pero a la vez es muy difícil de seguir lo que hago porque no estoy en las redes y me interesa mucho que mi nombre esté así. En esta ocasión es particular porque es una retrospectiva de lo que he hecho, allí verán que hay muchas ficciones, avatares y personajes que he creado precisamente para estar un poco en la sombra de algunas intervenciones. He hecho intervenciones pero bajo otro nombre, para que nadie sepa quién soy, pero obviamente me la paso trabajando y creando. Entonces creería que sí habrá la oportunidad de ver más cosas mías, eso espero.