CNE reconoce personería Jurídica al movimiento Dignidad

Foto El Nuevo Siglo

El Consejo Nacional Electoral reconoció la personería jurídica a un nuevo partido político. Se trata de  Dignidad, el movimiento que se escindió el año pasado del Polo Democrático Alternativo y que tiene como su máximo dirigente al senador Jorge Enrique Robledo, el más votado de las listas de izquierda en las elecciones parlamentarias de 2018  cuando obtuvo más de 197 mil sufragios.

Con un respaldo de ocho votos a favor y un salvamento –del magistrado Renato Contreras-, la Sala Plena del CNE registró la escisión del partido Polo Democrático Alternativo conforme a sus estatutos “y en el marco de la independencia y autonomía de los partidos políticos, reconocida por la Constitución Nacional”, dice la decisión, y agrega que “el partido Polo Democrático mantiene la personería jurídica”.



Con ponencia del magistrado Cesar Abreo Méndez, la Sala ordenó inscribir a la nueva organización política en el Registro Único de Partidos donde están incluidas las 16 agrupaciones políticas que actualmente cuentan con personería jurídica en Colombia, y además inscribir en el Registro Único el logo del partido dignidad.

El fallo dice también que al otorgársele la personería al partido Dignidad los exintegrantes del Polo Democrático que ahora pertenecen a esta nueva colectividad “podrán mantener su cargo de elección popular, constituir bancadas en las corporaciones de elección popular y efectuar declaraciones políticas”.

La decisión del CNE se sustenta en el artículo 14 de la Ley 1475 de 2011, conforme a la cual los partidos pueden acudir a la escisión, fusión o liquidación, como un derecho autónomo de las agrupaciones políticas, siempre y cuando se defina en sus estatutos como, en este caso, lo prevé el Polo Democrático Alternativo. Contra resolución del CNE, procede el recurso de reposición.

La decisión del tribunal electoral, se constituye en un espaldarazo a la Coalición de la Esperanza, un colectivo de movimientos políticos de centroizquierda de cara a las elecciones parlamentarias y presidenciales del año entrante.

De la Coalición de la Esperanza forman parte, además del nuevo partido Dignidad, dirigentes como como Humberto de la Calle y Juan Fernando Cristo, provenientes del Partido Liberal; la Alianza Verde, único partido del colectivo con personería jurídica hasta ahora.

Además, Ángela Robledo, que el año pasado renunció a la Colombia Humana de Gustavo Petro de quien fue su fórmula vicepresidencial; así como Sergio Fajardo, de Compromiso Ciudadano, movimiento que también espera en los próximos meses que el CNE le reconozca la personería jurídica, y Juan Manuel Galán Pachón, de extracción liberal pero que lucha por la personería jurídica del partido Nuevo Liberalismo, el movimiento que fundó hace más de tres décadas su padre, Luis Carlos Galán Sarmiento.

Conocida la decisión del Consejo Electoral, Robledo se pronunció en sus redes sociales: “Saludo la decisión del Consejo Nacional Electoral, democrática y ajustada a derecho, de otorgarle personería jurídica a Dignidad, el nuevo partido político constituido en Colombia. Bienvenidos a Dignidad sectores populares, clases medias y empresarios”.

Por su parte, Fajardo dijo en Twitter: “Felicitaciones a Jorge Robledo y a los (las) integrantes de Dignidad. Merecido reconocimiento. Nos conocimos como contradictores políticos  y aprendimos a trabajar juntos, reconocemos nuestras  diferencias y ahora construimos la Coalición de la Esperanza. Seguimos avanzando”.

Respaldo al Nuevo Liberalismo

El pasado martes, la Coalición de la Esperanza había expedido un comunicado suscrito por sus integrantes en señal de apoyo a la solicitud del exsenador Galán Pachón para que el CNE le reconozca la personería jurídica al Nuevo Liberalismo.

Ese movimiento, al que en dos ocasiones tanto el tribunal electoral como el Consejo de Estado le han negado la personería jurídica, libra desde 2019 una batalla legal que lo llevó a poner una acción de tutela que hoy está en revisión de la Corte Constitucional.

Galán Pachón ha dicho que está dispuesto a llevar el caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pues su caso es similar al de la Unión Patriótica, colectividad que se vio diezmada por el paramilitarismo, argumento que no ha sido avalado por el CNE.

“La potencia política de ese movimiento, el cual enfrentó a las peores estructuras criminales de nuestra sociedad y a las fuerzas políticas que decidieron aliarse con ellas, y que siempre trabajó de la mano del pueblo, es algo que la sociedad colombiana necesita con urgencia en este momento histórico”, dice la comunicación.

Por su parte, el senador Petro rechazó la decisión del CNE sobre la personería al partido Dignidad. “Esta es la demostración de la inmensa parcialidad política del Consejo Nacional Electoral que va a dirigir las elecciones. Le negaron la personería jurídica a Colombia Humana con ocho millones de votos, bancada en el Senado y los concejos y le dieron personería a Dignidad en solo cinco meses”.