Mar en San Andrés está bien custodiado: Armada

Foto cortesía Armada

Los 205 mil kilómetros cuadrados que componen las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, los islotes o bancos de Alicia, Bajo Nuevo y Quitasueño, y los cayos Alburquerque, Bolívar, Roncador, Serrana y Serranilla, están bien protegidos.

De acuerdo con el capitán de Navío Gustavo Adolfo Valbuena, unos mil uniformados son los encargados de proteger la soberanía nacional, la vida humana en el mar, salvaguardar los recursos naturales y combatir el crimen en todas sus manifestaciones.

El Comando Específico de San Andrés y Providencia está integrado por unidades de la Armada de Colombia, el Ejército y la Fuerza Aérea Colombiana. Dentro de los componentes se encuentran: la Base Naval ARC “San Andrés”, el Batallón de Policía Naval Militar N°11, la Estación de Guardacostas de San Andrés “Samuel May Corpus”, la de Providencia, el Componente Ejército y el Grupo Aéreo del Caribe, cada uno de ellos con una función esencial que con un trabajo en conjunto, integral y articulado dan cumplimiento a la misión constitucional asignada.

“El ejercicio de la soberanía se ha logrado de manera exitosa mediante la presencia de Fragatas, Patrulleras Oceánicas y Unidades de Reacción Rápida, protegiendo los intereses marítimos, la Reserva de Biosfera Seaflower y de manera muy especial los derechos históricos de pesca. A esta estratégica labor se unen los jóvenes Infantes de Marina, quienes permanentemente hacen presencia en las islas cayo de Serranilla, Serrana, Roncador, Bolívar y Albuquerque, así como en las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina”, dijo el oficial.

La Policía es la encargada de la seguridad ciudadana y “gracias a los planes de coordinación con la Gobernación departamental, las Fuerzas Militares y la Fiscalía General, así como otras instituciones, los índices de criminalidad se han reducido en lo corrido del año 2019 frente a los del 2018; los resultados son altamente satisfactorios”, dijo el capitán de Navío Valbuena.

Frente a la preocupación que había por parte de los pescadores después de la decisión de la Corte de La Haya, el oficial dijo que “estamos protegiendo sus derechos históricos en sus faenas y ellos cuentan con el apoyo de los buques de la Armada y demás componentes de Guardacostas en sus desplazamientos para que no tengan contratiempos en sus intensas jornadas”.

“Le reitero que las Fuerzas Militares juegan un papel fundamental en la protección de la soberanía nacional y por supuesto están para proteger la vida, la honra y los bienes de cada uno de los habitantes del departamento archipiélago. Una de las misiones de la Armada de Colombia es proteger la vida humana en el mar y contrarrestar las actividades criminales transnacionales que se presenten, entre ellas la pesca ilegal”, afirmó Valbuena.

Resultados

En desarrollo de operaciones contra el narcotráfico, en los últimos 15 meses las unidades han decomisado más de 4.500 Kg de clorhidrato de cocaína que tenían como destino final los mercados de Estados Unidos, Centroamérica y México.

Asimismo, han sido rescatadas 90 personas en medio de operaciones de búsqueda y rescate, evacuados 14 ciudadanos con graves problemas de salud, en cuanto a migrantes se han salvado 70, quienes han sido puestos a disposición de Migración Colombia para resolver su situación de ilegalidad.

También han sido incautadas más de seis toneladas de pesca ilegal, específicamente de especies en veda que representan gran importancia para la actividad económica e identidad de la cultura raizal, como lo son el caracol pala, la langosta y el cangrejo negro.

Además el Comando durante 2017 y 2018 contribuyó en la evacuación de más de 15 toneladas de basura y 7.000 llantas, reafirmando ese compromiso ambiental con el archipiélago. En lo corrido del presente año se llevó a cabo la evacuación de 1.600 kilos de desechos hospitalarios a bordo del buque de la Armada Nacional ARC  “Victoria”.

Los pescadores

Mientras tanto, los pescadores sanandresanos afirman que después del fallo de La Haya no se atreven a pescar en el Meridiano 82, porque si accidentalmente quedan en aguas nicaragüenses corren peligro de ser maltratados y apresados, contrario a lo que ocurre en Colombia cuando ciudadanos de ese país que son sorprendidos por las autoridades nacionales, reciben buen trato y quedan en libertad rápidamente.

“Nosotros tenemos miedo y estamos muy mal, porque la buena pesca es allá y no por otros lados. Ahora la situación está difícil para la Semana Santa, porque estamos sin un peso y sin pescados”, dijo Manuel Cubillos de la Cooperativa de Pescadores de San Andrés.

“Sabemos que los buques de la Armada Nacional patrullan esa  jurisdicción y con ellos no se meten los nicaragüenses ni de otros países que también adelantan faenas de pesca cerca al Meridiano 82, zona demarcada como límite marítimo entre Colombia y Nicaragua”, dijo Cubillos.

“Con los buques de investigación y patrulleras de la Armada Nacional y los Guardacostas nos sentimos seguros, pero ellos no pueden estar todo el tiempo en ese lugar, por eso nos da miedo ir, porque si llegamos y no están podemos quedar en peligro”, indicó.

Agregó Cubillos que  “este límite fue señalado de común acuerdo entre las dos naciones en un acto de canje del Tratado Esguerra – Bárcenas de 1928 que puso punto final al litigio limítrofe, pero ahora tenemos ese problemita del fallo de La Haya”.

Otro de los pescadores, Pedro Díaz, aseguró que “ojalá el Gobierno nacional logre tumbar, si es que se puede, ese fallo absurdo y que atenta contra nosotros los sanadresanos que históricamente hemos pescado en el Meridiano 82 sin ningún temor. Ahora lo pensamos dos veces para ir a nuestra jurisdicción que absurdamente reclama ese país”.