Hay más bomba social que pensional: Mejía

Foto archivo El Nuevo Siglo
El director de Fedesarrollo considera que se debe cambiar el modelo para acabar con la inequidad del sistema
____________

Es urgente emprender una reforma pensional estructural que cambie totalmente el sistema y acabe con la inequidad. Así lo señaló el director de Fedesarrollo, Luis Felipe Mejía, quien no solo alabó que se hubiera quitado del articulado del proyecto del Plan Nacional de Desarrollo (PND) que permitía las pensiones exprés, sino que se mostró partidario de continuar con las mesas de concertación impulsadas por el Gobierno.

Señaló Mejía que de esas mesas tiene que surgir la propuesta que permita elaborar un cambio profundo en el sistema. Indicó que más que una bomba pensional lo que existe es una bomba social que se debe eliminar. También fue contundente al decir que actualmente no se tienen problemas en la parte financiera para cubrir las pensiones públicas, pero que si no se adelanta una reforma sí van a existir problemas fiscales.

El director de la entidad de investigación dijo que a la par de una reforma pensional se debe hacer una reforma laboral que permita incrementar la formalidad y así aumentar los aportes de los cotizantes.

La amnistía

NUEVO SIGLO: ¿Cómo vio la propuesta sobre una amnistía en las pensiones incluida en el proyecto del Plan Nacional de Desarrollo?

LUIS FERNANDO MEJÍA: El mensaje siempre ha sido que primero esa propuesta lo que hacía era profundizar uno de los graves problemas que tiene nuestro sistema pensional, que es la inequidad o regresividad, especialmente el régimen público. La Dirección Nacional de Planeación hizo hace algunos años un estudio sobre los diferentes programas sociales que tiene el gobierno y los diferentes subsidios que entregan en salud, en educación, en servicios públicos en Primera Infancia y pensiones, y se encontró que el 73% de los recursos que gasta el gobierno en atender a las pensiones los subsidios llegan al 40% más rico. De allí que ese artículo o amnistía lo que hacía era básicamente que las personas de ingresos altos y medios se trasladarían al régimen público con la consecuente entrega de subsidios que son bastante regresivos. Eso no resolvía nada sino que profundizaba uno de los graves problemas que tiene nuestro sistema pensional. Por eso celebro que ese artículo haya sido retirado del proyecto del Plan Nacional de Desarrollo.

ENS: ¿Pero la idea es continuar con lo que está actualmente, que solo 10 años antes de solicitar la pensión los colombianos puedan cambiar de régimen?

LFM: Sí, hay que mantener lo que hay y por supuesto cualquier discusión o propuesta que surja en el sentido de cambiar las actuales condiciones se deben hacer en el contexto de las mesas de concertación que ha puesto en marcha el Gobierno nacional con la voluntad de presentarle al país una reforma pensional estructural. Es en ese contexto donde están sentados todos los actores es donde se debe presentar una propuesta. Sin duda el Plan de Desarrollo no es el vehículo ideal para ello, por eso de nuevo mi llamado es para hacer que las propuestas para una reforma se hagan en las mesas de concertación. Ese es el espacio ideal antes de querer llevar una iniciativa al Congreso de la República. Allí debe ir pero ya el texto final que permita su debate normal en el Legislativo.

Subsidios

ENS: ¿Muchos colombianos se quejan que el sistema pensional es muy inequitativo, cómo aprecia esto?

LFM: Sí, eso es verdad, primero porque hay una inequidad grande especialmente en el sistema pensional público. Es que buena parte de los subsidios están llegando a las personas con los mayores ingresos pero también en esas inquietudes hay que entender que ha habido errores en el sistema proporcionando pensiones con información errada, en eso hay una gran cantidad de procesos jurídicos pero eso lo está definiendo el Poder Judicial. Yo creo que las personas que se quejan de una mala liquidación también tienen la garantía que pueden reclamar por los cauces oficiales que tienen las entidades para ello.

ENS: Otro de los puntos es que muchas veces el Poder Judicial, en este caso las Cortes, han emitido sentencias que han modificado el sistema pensional, ¿cuál es su opinión sobre estos hechos?

LFM: En parte, estas sentencias se deben a que el sistema pensional que tenemos en Colombia es muy complicado, tenemos dos modelos, uno privado y el otro público, que funcionan de forma diferente, que tienen parámetros distintos dependiendo de las condiciones particulares de cada persona que cotiza. Podrían ser más rentables los fondos pero son decisiones difíciles de tomar porque se requiere de soluciones financieras, por eso se han generado los casos, por eso la reforma al sistema de pensiones previsional debe considerar eliminar esas competencias entre regímenes y moverse hacia un sistema de pilares que faciliten la decisión de los colombianos para sus pensiones.

 

ENS

Bomba social

ENS: Muchos dicen que el sistema de pensiones es una bomba de tiempo pero otros dicen que es una bomba social…

LFM: Realmente no hay un problema fiscal desde el punto de vista de sostenibilidad del sistema, de hecho tenemos que el Gobierno gasta 4 puntos del Producto Interno Bruto cubriendo el sistema público, pero esa no es una cifra que ponga en peligro o en duda el mantenimiento del sistema. De hecho ese costo va a ser más complicado de ahora en adelante para las personas que cumplan con las condiciones. Realmente el problema no es un tema fiscal sino social, tenemos un sistema donde apenas uno de cada cuatro personas mayores recibe una pensión contributiva, es una cifra muy baja comparada con países de la OCDE y de América Latina. Sin duda el sistema de pensiones debe ser reformado no solo al interior sino acompañado de otras reformas, como incrementar la formalidad laboral para incrementar el aporte a las pensiones.

Los pilares

ENS: ¿Cuál sería el eje principal para adelantar una reforma pensional?

LFM: Yo insisto que lo principal es movernos hacia un sistema de pilares. No podemos tener dos sistemas compitiendo y haciendo difícil la toma de las decisiones de los ciudadanos, el que tenemos es un sistema atípico a nivel internacional, tenemos que movernos hacia el sistema de pilares, eso debe ser parte de la reforma. Lo otro es que per sé no es suficiente con la reforma pensional, se tiene que hacer una reforma laboral en la medida que permita profundizar la formalidad laboral y realizar las discusiones de tener salarios mínimos diferenciados ya sean por regiones o por edad.

ENS: ¿Si se presentara una reforma ahora, se podría tener para el año entrante?

LFM: Mientras más pronto se haga mejor, pero me parece razonable lo que está haciendo el Gobierno con las mesas de concertación, donde se pueda debatir con todos los sectores y con eso no se puede hacer una reforma mala, esto no es de muchos años sino de ir con calma y por supuesto con la urgencia de resolver los problemas de cobertura, que es indispensable.

ENS: ¿Ese salario regional diferencial facilitaría incrementar los aportes a pensiones?

LFM: Por supuesto, cuando se aprecia lo que hay en la informalidad laboral y en los departamentos donde se tiene un salario mínimo alto frente al ingreso de otras regiones, surgen las diferencias. No es lo mismo tener el ingreso de Antioquia, Santander o Cundinamarca con Chocó, pero sí hay necesidad de hacer la reforma.

El desempleo

ENS: ¿Qué piensa del incremento del desempleo en el país?

LFM: Hay dos elementos que están presionando el desempleo al alza, el primero es la importante migración actual de venezolanos desde hace dos años, buena parte de ellos han entrado al mercado laboral subiendo la tasa de participación, eso ha generado presiones a las cifras que salen en el mercado. El segundo elemento tiene que ver con el crecimiento económico el año pasado, crecimos 2,7% una buena cifra pero no es suficientemente alto como para generar un aumento en el empleo o para bajar la tasa de desempleo. En ese sentido, lo que se le dice al Gobierno es que si no se sube la tasa de crecimiento las cifras de desempleo no van a bajar. Este año estaremos creciendo 3,3%, que son nuestras estimaciones, y con ello pueda ser que se mejore la generación de empleo y así la economía pueda ser mejor que el año anterior.

La confianza

ENS: La última encuesta de Fedesarrollo demuestra que está mejorando la confianza de los consumidores, ¿esa es una tendencia que continuará para elevar el crecimiento?

LFM: Desde el año pasado vimos que la caída de la confianza era un hecho importante y había estado relacionada con la discusión de la Ley de Financiamiento, especialmente con lo que pretendía gravar a la canasta familiar con el IVA del 19%. Sin embargo estábamos esperando un resultado mejor y que vamos a tener un crecimiento de 3,3% y que la confianza iba a recuperarse y que se puede mantener positiva a lo largo del año como lo demostraron los resultados en el primer trimestre del año y como efectivamente ya lo habíamos señalado. Creemos que uno de los grandes jalonadores de la economía colombiana va a ser el consumo privado. Sin duda la confianza va a mejorar a lo largo del año.

ENS: El Banco Mundial mejoró su perspectiva de crecimiento para el país de 3,3% a 3,5% impulsado por dos hechos: en la mejora de la infraestructura y en la Ley de Financiamiento, ¿qué cree de eso?

LFM: El tema de las obras 4G ya lo teníamos estimado y previsto en nuestros pronósticos, por lo que no modificaríamos nuestra meta de crecimiento de 3,3%. Pero el otro elemento es muy interesante ya que es el impacto de la Ley de Financiamiento como jalonador de inversión, pues los incentivos a la inversión y la reducción en la tarifa de renta para las empresas… pero somos muy cautelosos, vamos a ver qué pasa a lo largo del año y en la medida, si vemos que esos resultados son más positivos de los que esperábamos, podríamos mover nuestro pronóstico, pero dada la coyuntura internacional y dados los elementos que estamos trabajando por el momento nos mantenemos en el pronóstico de 3,3% en el crecimiento para este año.

ENS: ¿Este año será bueno para la economía?

LFM: Todo hay que mirarlo en términos relativos. Si uno piensa en el crecimiento de comienzos de la década realmente el país se mantenía entre 4,4% y 4,3% en promedio y este año vamos a crecer 3,3%. Esto lo que significa es que el crecimiento de la economía es más bajo pero si se mira a largo plazo en el contexto regional y en el internacional, la economía colombiana está creciendo positivamente. Esto es importante ya que el Fondo Monetario Internacional ha hablado de las grandes preocupaciones del crecimiento global, lo mismo ha dicho la Reserva Federal. Por eso es importante que Colombia crezca 3,3%, sería la segunda economía por debajo de Perú en América Latina, esa es una buena noticia pero hay que mirarlo en términos relativos.

ENS: ¿Los paros están afectando el desempeño de la economía?

LFM: Por el momento no hemos visto un impacto mayor pero sí miramos que el comportamiento de la inflación para marzo, el precio de los alimentos, no ha influido en el costo de vida, pero ya el paro indígena se levantó y no tenemos expectativas sobre grandes afectaciones en la economía. Pero si los paros se vuelven una constante eso sí debería afectar a la economía, sobre todo en el transporte de alimentos y de los insumos, que podría generar una mayor inflación.