Cacería sin tregua a ‘El Paisa’

Archivo
Persecución al desmovilizado que ha incumplido a la JEP se inicia con ofrecimiento de recompensa por $3.000 millones por su paradero
__________________

La captura de Hernán Darío Velásquez, más conocido como ‘El Paisa’, es en este momento una prioridad y un reto para la Policía y el Ejército que estableció el presidente Iván Duque, después de que la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) determinara el pasado viernes revocarle el beneficio de libertad condicional del que gozaba por acogerse al Acuerdo de Paz que firmaron las Farc, por los incumplimientos que ha presentado en sus obligaciones con esta Jurisdicción.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, ofreció una recompensa de hasta $3.000 millones por información que permita la ubicación del exguerrillero.

La principal crítica y preocupación del gobierno de Iván Duque a la JEP es la eventual impunidad frente a delitos de lesa humanidad e infracciones al Derecho Humanitario que generarían sus decisiones en cuanto a las sanciones que debe aplicar a los desmovilizados de las Farc por los delitos más graves cometidos en el conflicto, debido, a su juicio, que el diseño de esta fue equivocado en el Acuerdo de Paz que firmó la administración Santos con la entonces guerrilla.

Entre otras críticas del actual Gobierno está que los máximos responsables por los graves delitos recibirán penas bajas entre cinco y ocho años, sin ir a prisión. De igual forma preocupa al Ejecutivo que existe la posibilidad de extinguir la sanción penal por narcotráfico contra quienes propiciaron esta práctica, si esta Jurisdicción determina que fue motivada para financiar la lucha armada.

Sin embargo, las disposiciones del Acuerdo de Paz, con todas sus virtudes y defectos, hacen parte de la Constitución por vía de varios actos legislativos así como hay leyes que lo respaldan, incluso blindándolo frente a eventuales incumplimientos durante este y dos gobiernos más.

Por ello la administración Duque, un poco a regañadientes, entiende que tiene que convivir con la JEP y que la posibilidad de ajustarla se reduce a las seis objeciones que hizo el presidente Duque a algunos de los artículos del proyecto de ley estatutaria de esta jurisdicción, las cuales hoy votaría la plenaria del Senado, después de que el pleno de Cámara hace un par de semanas no las acogió.

Es por ello que el Gobierno, un poco maniatado ante el funcionamiento de la JEP, ha sido celoso en pedirle resultados en los dos casos más emblemáticos que se han producido por eventuales incumplimientos de desmovilizados de las Farc, como son la supuesta participación de ‘Jesús Santrich’ en una conspiración para enviar 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos, así como los incumplimientos del ‘El Paisa’ con esta Jurisdicción, pues no acudió a una citación a declarar ni entregó un informe de actividades.

En el caso de ‘Santrich’ el Gobierno ha pedido a la JEP que se pronuncie con prontitud sobre la fecha en que habría intentado enviar cocaína para poder darle curso al proceso de extradición. En febrero pasada la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez dijo que “hay tantas pruebas de Estados Unidos sobre la vinculación, con posterioridad al Acuerdo de Paz, que no hay ninguna duda de que tiene que extraditarlo. Le pedimos a la JEP facilitar esto. Colombia no puede tener actitud ambigua frente a lo que ha sido siempre una determinación del Estado”.

En tanto que frente al episodio de ‘El Paisa’ y de ‘Iván Márquez’, el presidente Duque dijo en octubre pasado tras su salida del espacio de capacitación de Miravalle (Caquetá) con rumbo desconocido hasta el día de hoy, “la invitación que yo hago a todas las personas que están en ese proceso es que le cumplan al país, que se presenten a la justicia, que digan la verdad que reparen a las víctimas y que se comprometan con la no repetición”.

Luego en noviembre pasado, el Jefe de Estado se refirió a ‘El Paisa’. “Si el señor no se presenta, la JEP tiene que definir si está adentro o afuera del proceso. Si está afuera procederemos con el aparato judicial a capturarlo”, sostuvo.

¿Dónde está?

En agosto pasado ‘El Paisa’ y ‘Márquez’ salieron del espacio de capacitación de Miravalle (Caquetá), uno de varios dispuestos en diferentes regiones para la reinserción de los desmovilizados de las Farc, aduciendo problemas de seguridad por la supuesta presencia de integrantes del Ejército. Previamente, ‘Márquez’ se había negado a ocupar una de las curules en Senado que le garantizó al Partido Farc el Acuerdo de Paz, argumentando falta de garantías jurídicas producto de la captura de ‘Santrich’ por la solicitud de Estados Unidos para extraditarlo.

La propia JEP aclaró que la movilización de los reinsertados acogidos al Acuerdo de Paz por cualquier región del territorio nacional no es una infracción al régimen de condicionalidad, pero sí están obligados a presentarse o responder los requerimientos que le haga.

‘Márquez’ sí ha respondido a la JEP a través de su abogado, en cambio ‘El Paisa’ no y por ello esta Jurisdicción le inició en octubre pasado un incidente de cumplimiento que, como se dijo, concluyó el pasado viernes en que incumplió gravemente las condiciones del régimen de condicionalidad.

En este escenario se presenta una oportunidad de oro al Gobierno de capturar a ‘El Paisa’ y entregarlo a la JEP, mostrando de esta manera que no está dispuesto a permitir que los desmovilizados birlen el acuerdo e incumplan a las víctimas.

Pero de igual forma podría afectar al Gobierno y la Fuerza Pública si pasa el tiempo y ‘El Paisa’ no es capturado, generándose algo parecido a la persecución de alias ‘Guacho’, quien terminó siendo abatido, pero en ese interregno fueron muchas las críticas porque incluso se le dio por muerto en un operativo, lo que no era cierto.

El sábado el ministro Botero anunció que “siguiendo su recomendación señor Presidente, estamos ofreciendo una recompensa de $3.000 millones por la captura de alias ‘el Paisa’ a quien desde anoche se le revivieron 18 órdenes de captura que tenía”.

El pasado viernes el presidente Duque, tras la decisión de la JEP, ordenó la captura de ‘El Paisa’ “porque ese criminal debe responder a la justicia y no más burlas, porque los colombianos queremos genuina verdad, justicia, reparación y no repetición”. En tanto que el pasado sábado el Jefe de Estado dijo que “los colombianos ansiamos genuina verdad, justicia, reparación y no repetición. Basta del abuso y burlas. Anoche ordené a la Policía la captura de alias ‘El Paisa’ para que responda por sus crímenes”.

 

¿Dónde está?

Las autoridades han dado varias versiones que apuntaban a que tienen cierta noción sobre el paradero de ‘El Paisa’. No obstante, la recompensa que anunció en los últimos días de $3.000 millones podría interpretarse que no se tiene la menor idea de su pasadero.

En agosto pasado el general Ricardo Gómez Nieto, entonces comandante del Ejército Nacional, dijo sobre el paradero de ‘Iván Márquez’ y ‘El Paisa’ que “estamos en el proceso de búsqueda porque ellos tienen libertad de movimiento. Estamos buscando en el sur y norte del país. Su última ubicación es en el sur, Putumayo y Caquetá, o podrían salir por Vichada y Guainía, donde está Jhon 40, quien está en el vecino país de Venezuela”.

Mientras que en diciembre pasado el general Nicacio Martínez, comandante del Ejército, aseguró sobre ‘El Paisa’ que “él está en un proceso en la JEP y mientras no se pronuncie el tribunal pues seguirá recibiendo los beneficios del proceso. Por trabajos de inteligencia sabemos por dónde se mueve pero estamos esperando una decisión jurídica. Sí, él está en Colombia”.