Piden diversificar agenda para aprovechar más comercio

Cortesía

Con la actual coyuntura internacional se abren nuevas oportunidades comerciales entre Estados Unidos y Latinoamérica, por lo que es el mejor momento para que Colombia aproveche más el potencial de las relaciones con ese país y diversifique la agenda bilateral.  

En esto coincidieron representantes de ambos Gobiernos durante la Cumbre del Bicentenario Colombia–Estados Unidos que lleva a cabo esta semana la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, en conmemoración de los 200 años de relaciones diplomáticas y el décimo aniversario del Tratado de Libre Comercio entre ambos países. 

De acuerdo con el director de Asuntos del hemisferio occidental del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Juan González, Colombia encapsula en diversas formas muchos de los retos que tiene hoy Latinoamérica, pero también las grandes oportunidades y la capacidad para ser un ejemplo no solo regional sino global, y "esa es la aspiración de la alianza estadounidense colombiana bicentenaria". 

Una de esas oportunidades está relacionada con la tendencia del “nearshoring”, pero Colombia y los demás países de la región deben unir esfuerzos para aprovecharla. “No hay una vara mágica que nosotros podamos usar para, de repente, mover cadenas de suministro hacia Latinoamérica y el Caribe; se requiere una armonización regulatoria, un ambiente de negocios y, también, que los países de Latinoamérica y el Caribe trabajen hacia una integración económica entre sí, lo cual ha sido una de las debilidades históricas de la región”, expresó González. 

Facilitación

La directora ejecutiva de AmCham Colombia, María Claudia Lacouture, coincidió en que estamos en un momento determinante, donde se han alineado varias de las oportunidades que siempre ha esperado Colombia y las cuales ha venido identificando la Cámara Colombo Americana para que puedan ser aprovechadas. 

Una de esas oportunidades es el proyecto de Ley de Alianza Estratégica Estados Unidos-Colombia 2022, presentado al Comité de Asuntos Exteriores del Senado estadounidense por su presidente el senador Robert Menéndez y su colega Tim Kaine. 

“Este proyecto de ley contempla la creación de un fondo de hasta US$200 millones de dólares para impulsar el desarrollo económico y social de Colombia en los próximos diez años y que serían destinados a financiar, además del fortalecimiento del país como destino para el ‘nearshoring’, proyectos empresariales de apoyo al sector agroindustrial, proyectos que beneficien a la mujer, inversiones tecnológicas, entre otras iniciativas”, explicó Lacouture. 

Otra oportunidad que se viene desarrollando es la iniciativa “Build Back Better World” (B3W) liderada por el presidente Joe Biden como un mecanismo para invertir en el mundo más de 40 trillones de dólares en proyectos con apoyo al sector privado y enfocado en áreas como el cambio climático, salud, tecnología digital, equidad de género, y que forman parte de la estrategia de EE.UU. para superar el impacto económico y social que dejó la pandemia del covid-19. 

Mecanismos

Al respecto, Mark Wells, Deputy Assistant Secretary in the Bureau of Western Hemisphere, señaló que tanto la pandemia del covid-19 como el conflicto entre Rusia y Ucrania evidenciaron la debilidad de las cadenas de suministro; de ahí que el Gobierno Biden ya está avanzando en la creación de nuevos mecanismos para apoyar a Colombia y a todos sus socios comerciales en su fortalecimiento de sus cadenas de suministro. 

Por otro lado, para aprovechar las oportunidades de crecimiento del comercio en el segmento no minero energético, el Gobierno estadounidense busca apoyar a Colombia en el fortalecimiento de varios sectores, entre ellos los de energías renovables, salud, agrícola, tecnología, entre otros.  

En este sentido, el presidente de la Junta Directiva de AmCham Colombia, Juan Pablo Rivera, señaló que Colombia debe insistir más activamente en la diversificación de la canasta exportadora, aprovechando las diversas ventajas que ofrece el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.  

“Además, se debe hacer un trabajo público-privado para lograr remover las barreras comerciales y fitosanitarias, como ya se hizo con la uchuva, el aguacate Hass, hierbas aromáticas, mango fresco y pimentones, para lograr la admisibilidad de nuevos productos en el mercado norteamericano”, puntualizó Rivera.