Presunta presencia militar rusa en Apure

@SerbinPont

Los enfrentamientos entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y guerrilleros colombianos a pocos kilómetros de la localidad La Victoria del estado Apure, ha generado varios decesos, entre estos dos militares venezolanos, el pasado 1 de abril. En las redes sociales circulan algunas fotos sobre funcionarios de la Fuerza de Acciones Especiales heridos, pero la atención se centró en un hombre con vestimenta militar, alto y de piel blanca. 

Basados en esas características, usuarios en las redes sociales comenzaron a especular sobre la injerencia extranjera.

El analista internacional Andrei Serbin Pont, director de la Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales, señaló a un medio local, los elementos claves que dan indicios de la presencia militar rusa, lejos de los rasgos físicos. Principalmente, el experto analizó el armamento y el correaje que llevaba ese uniformado en particular.

Serbin Pont señaló que el militar porta un arma Kalashnikov de un calibre que no es de dotación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y que además tiene una serie de accesorios que, si acaso, podrían estar en manos de algunas unidades especiales, pero que no se ha visto particularmente en Venezuela.

El hombre lleva puestos zapatos de una marca que no es común en el país, así como un correaje simple que no es estándar de las Fuerzas Armadas venezolanas, señaló Serbin Pont. Dijo que las fotografías fueron tomadas dentro del Batallón 923 de Caribes.

“Nos suma todo. Esto probablemente es indicio de la presencia militar rusa que está operando en esa base brindando las operaciones de apoyo en la Fuerza Armada. Estos son indicios; yo no tengo el pasaporte del tipo para saberlo (su nacionalidad)”, manifestó.

Expuso que el arma tiene incorporados un supresor de 1.500 dólares, una mira óptica de 700 dólares, un cargador de RPK que no se usa en Venezuela y un guardamanos de 200 dólares que tampoco se ha visto dentro de la FANB.

“Ahí entonces se generan dudas porque a un alistado no le van a dar más que una kalashni simple y pelada. Los indicios están todos ahí y eso no es personal venezolano, y lo hacemos juzgando no su color de piel sino el equipamiento que lleva”, expresó.