Primera Orquesta Filarmónica Prejuvenil de la Región Metropolitana de La Sabana

Cortesía Alcaldía de Bogotá

En el marco de la consolidación de la Región Metropolitana de la Sabana, que ya surtió los ocho debates reglamentarios en el Congreso de la República y está ad portas de comenzar a discutir su respectiva Ley Orgánica, en las últimas horas se firmó el primer convenio de cooperación cultural entre Bogotá y 33 municipios de Cundinamarca.

Este acuerdo le dará vida al “Sistema filarmónico de la región” y a la conformación de una Orquesta Filarmónica Prejuvenil de la Región Metropolitana; a la apuesta “Leer para la vida en la ruralidad” y al programa “Circulación de creadores y artistas”.

De acuerdo con el director de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y quien lideró la creación del proyecto de formación de la entidad, David García, este sin duda fue un paso “histórico”, en la medida en que se avanzó para integrar a una ciudad y a una región con alta producción artística, cultural y musical que ya comenzó a andar con las convocatorias para la Orquesta Filarmónica Prejuvenil Metropolitana.

“Esta semana publicaremos la convocatoria para escoger los músicos, que deberán ser 50% de Cundinamarca y 50% de Bogotá para conformar la Orquesta Filarmónica Prejuvenil Metropolitana. Le vamos a poner 11 maestros, más un director, que esperamos sea una mujer. Esto ya arrancó. Ya están apropiados los recursos. Y en tres semanas también vamos a iniciar el proceso de una agrupación de música de cuerdas pulsadas de bambucos y pasillos, pero esta va a ser de la Región Metropolitana”, le dijo ayer a EL NUEVO SIGLO el director García y quien espera que a finales de mayo o a más tardar la primera semana de junio, se realice el primer concierto en el Teatro Mayor.



El origen de este proyecto

Producto de un trabajo articulado entre la Alcaldía Mayor de Bogotá a través de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte de Bogotá; de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, la Gobernación de Cundinamarca y el Instituto Departamental de Cultura y Turismo, en noviembre se comenzaron a reunir las partes para hacer que la cultura estuviera presente en la construcción de la Región Metropolitana.

“Si bien en el marco de la construcción de la Ley Orgánica se están analizando temas vitales como el de construcción de vías, mercados campesinos, abastecimiento y manejo del agua, entre otros, hacia falta darle un lugar a la cultura. La cultura tiene la gran capacidad de ser un puente para todo y finalmente lo que une a Cundinamarca con Bogotá es la cultura. La música que se toca en la región tiene una altísima influencia en la capital y Cundinamarca tiene una tradición musical enorme, especialmente en bandas de viento. ¿Cómo no potenciar esta tradición y más cuando hay desarrollos culturales y musicales asimétricos?”, siguió explicando el músico.

Sistema Filarmónico Metropolitano

El Sistema será liderado por la Orquesta Filarmónica de Bogotá y 14 municipios priorizados con la riqueza y capacidades culturales en términos de música sinfónica, académica, canto lírico, músicas tradicionales y campesinas, y que a su vez, han generado la identificación de escenarios esenciales para la conformación de la misma.

Se trata de Soacha, Choachí, Fómeque, Ubaque, La Calera, Guatavita, Cajicá, Zipaquirá, Tabio, Tenjo, Tocancipá, Mesitas del Colegio, La Vega, Vianí y Fusagasugá. Este proyecto de Sistema filarmónico de la región va a impactar a aproximadamente 294 formadores y a más de 16.448 niños y jóvenes del departamento.

“Un sentir de los músicos y maestros cundinamarqueses es que no han tenido la oportunidad de mostrar, en los teatros de Bogotá, lo que ellos hacen. Y ahora, al recibir el apoyo de la institución más importante de música del país, esta es una verdadera integración. En la capital desconocemos y hemos ignorado a Cundinamarca y sus enormes capacidades culturales. Es impresionante lo que nosotros en Bogotá tenemos que aprender de la música que se está haciendo en la región”, añadió el director García.

Igualmente, se logró determinar las líneas de acción para el territorio, las cuales serán de circulación, formación a formadores, talleres para la población beneficiaria, asesoría técnica, pasantías, repertorio y material didáctico e investigación.

Al respecto, Nicolás Montero, secretario de Cultura, Recreación y Deporte de la Alcaldía Mayor de Bogotá, precisó que “hemos encontrado experiencias culturales poderosas que nos han permitido avanzar en el desarrollo de un proyecto conjunto, consolidándonos en un solo territorio, unido por la cultura, el arte y la música”.

Los territorios quedaron conformados en cuatro niveles para el acompañamiento en este convenio, a los cuales se les ha denominado “Nodos de Integración Artística y Cultural” y para cada uno de ellos será diseñado un plan de acción para el respectivo acompañamiento.



'Leer para la vida en la ruralidad'

Además, la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, de la mano con el Instituto Departamental de Cultura y Turismo, liderará la gran apuesta por 'Leer para la vida en la ruralidad: Caminos de Lectura en la Región Metropolitana'.

Este programa incluye circulación de autores, círculo de la palabra, oralidad para fortalecer la identidad, habilidades lectoras para mediadores, picnic de palabras en las veredas y promoción a la lectura indígena en las dos bibliotecas rurales de Bogotá: Pasquilla y Sumapaz, así como en los 16 municipios priorizados: Caparrapí, La Palma, Cachipay, Útica, Sutatausa, Tenjo, Zipacón, Sesquilé, Guatavita, Ubalá, Choachí, Une, Soacha, Beltrán, Viotá y Venecia.

“Reconocernos como Región Metropolitana es posible por los vínculos que nos unen como cultura. Este acuerdo nos abre un amplio camino de trabajo colaborativo para impulsar la música, la lectura y la cultura en toda su amplitud. Avanzar juntos reitera nuestra convicción de confiar en la capacidad creadora y transformadora de cada ser humano y la fuerza que nos impulsa mucho más lejos cuando trabajamos de la mano. Los niños de Cundinamarca y de Bogotá rural serán los más beneficiados en este plan de acción y esto nos llena de confianza en sus invaluables frutos”, indicó el secretario de Cultura, Nicolás Montero.