Brasil habilita el uso de vacunas de reserva ante crisis por covid

Foto Archivo ENS

El gobierno brasileño dejó sin efecto el domingo su requisito de que las autoridades locales reserven la mitad de sus stocks de vacunas anticovid para la aplicación de las segundas dosis, en busca de acelerar su campaña de inmunización y frenar la expansión del virus. 

El ministro de Salud saliente, Eduardo Pazuello, dijo que el objetivo del cambio de política era llevar al menos una dosis a un número máximo de personas lo más rápido posible. 

Brasil, que tiene el segundo mayor número de muertos en la pandemia después de Estados Unidos, está utilizando las vacunas de Oxford-AstraZeneca y la china CoronaVac, que requieren dos dosis en ambos casos.

"Con la liberación para aplicación inmediata de todo el stock de vacunas que se mantiene en los departamentos municipales, esta semana podremos duplicar la aplicación, inmunizando a una gran cantidad de la población brasileña, salvando y protegiendo más vidas", señaló.



El ministerio dijo que había recibido garantías de los proveedores de que llegarían suficientes vacunas para garantizar que a todos a los que se les ha administrado la primera dosis reciban la segunda a tiempo. 

Ha habido un debate internacional entre los expertos y funcionarios de salud pública sobre si es mejor administrar tantas primeras dosis como sea posible o reservar algo para las segundas dosis. 

Países como Reino Unido han mostrado resultados prometedores al adoptar la primera estrategia.

Brasil ha administrado al menos una dosis a alrededor del 5,5% de la población hasta ahora, muy lejos del ritmo necesario para cumplir con el objetivo del Ministerio de Salud de vacunar a toda la población adulta antes de fin de año. 

El presidente Jair Bolsonaro enfrenta una creciente presión para aplicar medidas y cambiar su falta de control de la pandemia, que se ha cobrado unas 293.000 vidas en Brasil.