“Cosmos: mundos posibles”, viaje en el tiempo por la TV

Foto National Geographic

UN VIAJE a través del tiempo se podrá vivir con la tercera temporada de “Cosmos: mundos posibles”, una serie producida por Ann Druyan y conducida por el astrofísico Neil DeGrasse Tyson, que transportará a la audiencia en un viaje triunfal a través del pasado y el presente de la humanidad, además, muestra una visión esperanzadora de nuestro futuro desde esta semana en su estreno en National Geographic. Para que disfrute al máximo de esta realización, estos son algunos datos curiosos sobre su producción y contenido:                

1. Tiene efectos especiales increíbles: con espectaculares recursos visuales, “Cosmos: mundos posibles” promete transportar a la audiencia a los ambientes más variados e inhóspitos; desde el Big Bang hasta viajes en el tiempo, la serie revela también héroes desconocidos que sacrificaron todo por lograr una revelación científica. Además, lleva al espectador a lugares ocultos en los cuales podría haberse originado la vida en la tierra, a mundos perdidos de nuestros ancestros, así como posibles mundos de nuestros descendientes, como la ciudad de Nueva York en veinte años.

2. Ofrece contenido didáctico: uno de los puntos destacados de la saga es su guion didáctico y de fácil comprensión para toda la audiencia. Con animación dinámica y una narrativa atrapante, la serie trata diversos temas como composiciones químicas, cálculos matemáticos y teorías de astrofísica, todo ello, a bordo de la famosa Nave de la Imaginación. Al igual que en las dos primeras temporadas, el guion es de Ann Druyan, viuda de Carl Sagan, quien desde 1980 colaboró con los proyectos del prestigioso científico.

3. Despierta la curiosidad: “Cosmos: mundos posibles” inspira al espectador a observar el mundo con un ojo más científico sobre la vida. Además de concientizar sobre el pequeño espacio que ocupa, muestra que la existencia humana solo tiene importancia para nosotros, los humanos, dado que el Universo no deja de evolucionar. Asimismo, la serie incentiva a cuestionarnos todo lo que sucede a nuestro alrededor e ir en busca de más conocimientos.

4. Inspira a actuar por un mundo mejor: despierta en muchas personas el interés por la astronomía y la física, ya que muchos de sus seguidores son admiradores de la figura de Sagan y lo consideran un ejemplo a seguir. Sobre esta tercera temporada de “Cosmos: mundos posibles”, Ann Druyan declara que “el sueño de los creadores es empoderar a los espectadores para preservar y cuidar nuestro planeta. Poner en evidencia el trabajo que los científicos, especialmente el de aquellos que han dado su vida por descubrimientos e inspiran a actuar por un futuro mejor para las generaciones que vienen”.

5. ¡Su creador estaría fascinado con la forma en que nos comunicamos hoy! “¡Carl Sagan estaría encantado con el descubrimiento de las redes sociales!”, comenta Druyan: las redes sociales son una herramienta muy valiosa de comunicación, que el ser humano ha desarrollado y actualmente nos permiten comunicarnos a la velocidad de la luz”. La creadora se mantiene optimista acerca del futuro y se basa en la observación de cómo la sociedad está atravesando un camino hacia la igualdad de oportunidades.