Alivio tributario pide al Gobierno el sector automotor

Un alivio en el pago de impuestos, medidas para afrontar el pago de arriendos de los establecimientos comerciales, el cese en el pago de las obligaciones bancarias y flexibilizar el calendario tributario a las empresas del sector de comercio y fabricación de vehículos, motocicletas y sus partes, mantenimiento de vehículos, fabricación de carrocerías, estaciones de servicio, comercio de combustibles y lubricantes, además de empresas de arrendamiento de vehículos, pidió al Gobierno la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos).

Asimismo, solicitan facilitar a las empresas de manera temporal para realizar acuerdos con los empleados para disminuir de manera voluntaria salarios en vez de recurrir a despidos.

Según el informe del desempeño financiero preparado por Andemos, con base en la información de Supersociedades en el 2018, el sector automotor en su conjunto generó ingresos por $55 billones y utilidades por $1,2 billones. Según el DANE, combinando industria y comercio de vehículos y sus partes, en su conjunto generan 72.400 empleos directos (2018) con una remuneración anual de $1,3 billones vinculados a 1.142 establecimientos formales de comercio.

Señala el gremio que “somos absolutamente solidarios con el Gobierno nacional que en primera medida se enfoquen todos los esfuerzos para contener la expansión del virus. Siendo conscientes que en las manos de todos está detener la propagación desmedida del virus y actuando solidariamente por el bienestar colectivo de la sociedad por encima de los intereses económicos, consideramos que garantizar el adecuado funcionamiento de las operaciones de transporte de mercancías y asegurar el necesario abastecimiento de productos a la población en periodos de restricciones a la movilidad con fines de aislamiento que obliguen el cierre de establecimientos, debería permitirse la apertura de talleres de reparación y mantenimiento de vehículos, así como los establecimientos de actividades conexas de fabricación y venta de piezas con venta directa a los talleres de reparación, que no necesariamente implica atención al público general”.