BodyPainting: arte que viste

Foto cortesía

Revivir personajes de series animadas, la fauna o tal vez la flora son los diseños que frecuentemente se toman como referencia para ser grabados en la piel, una actividad que da nombre a una forma de hacer arte y que ha cautivado a cientos de personas desde la prehistoria hasta los tiempos modernos: el BodyPainting, una expresión que construye obras vivientes.

“En la prehistoria los seres humanos pintaban sus cuerpos con pigmentos vegetales y minerales para honrar a sus deidades, ir a la guerra o representar su estatus social. Esto aún se ve en nuestra sociedad: el bronceado, el maquillaje social, y el maquillaje corporal como manifestación artística en eventos, fiestas, carnavales, entre otras más”, le dijo a EL NUEVO SIGLO Giovanni Zirto, profesor y artista de BodyPainting en Bogotá.

El BodyPainting o maquillaje corporal es el arte de usar pigmentos y accesorios en la piel para expresar sensaciones, emociones, representar personajes de televisión o crear obras que aporten movimiento. Entre otras palabras como lo afirmó Giovanni “es usar la piel como medio para contar con color tus ideas, emociones e historias”.

Fue una tarde en el salón de  una peluquería en 1998 cuando a Giovanni le despertó curiosidad por el arte del BodyPainting, en el momento en el que vio a dos artistas haciendo pintura en el cuerpo. Ahí se dio cuenta que su vida daría un giro totalmente drástico.

Giovanni Zirto pasó de ser oficial de la Fuerza Aérea (ocho años) a un artista de la pintura corporal, un camino que no fue fácil, pero que con gran acierto ha logrado a lo largo de 15 años transformar la piel con los diseños más sofisticados, divertidos y de ficción. “Para mí el BodyPainting se transformó en un estilo de vida”.

El trabajo de éste artista colombiano obtuvo un reconocimiento a nivel internacional gracias a que fue el único que pintó el uniforme de las 32 selecciones que participaron en el Mundial de Rusia, el año pasado, usando la técnica de BodyPainting.  

Hoy recuerda esa gran decisión con nostalgia y orgullo, ya que “el proceso de una institución tan conservadora a un área artística no fue nada fácil. Pero a pesar de la resistencia inicial por el cambio de algo “seguro” a tomar el riesgo del arte ha sido satisfactorio”, aseguró Zirto.

Un arte aceptado a medias

En el BodyPainting se pueden implementar técnicas como el pincel, el aerógrafo, la espuma y el rodillo, aunque algunos artistas prefieran usar sus propias manos. “Ninguna es mejor que otra, cada una tiene sus pros y contras. Lo importante es que sean el medio para lograr lo que el artista quiere expresar”, detalló Giovanni.

Pero esta técnica de pintura no ha sido totalmente aceptada por los colombianos, ya que siempre que se hace una presentación de BodyPainting, la gente suele tildarlo de vulgar. Esto a causa de algunos artistas que no han comprendido en su totalidad en qué consiste ésta actividad, exhibiendo un concepto totalmente contrario.

Para la artista Dania Ortega, experta en BodyPainting y BellyPainting “Colombia es un país que a nivel de arte le falta valorarlo en general y como el BodyPainting es más para espectáculo o para eventos, tendría que ser algo más masivo y ahí está el problema, que todavía la mentalidad no permite que evolucione mucho este arte aquí”, le expresó a este Diario.

Pero lo contrario a Dania, Giovanni piensa que “Es atrevido pero no agresivo, el bodypaint viste, no desviste, pues creamos la ilusión de ropa. Y la gente ahora está más dispuesta a ser parte de este movimiento cultural que nos empodera y arraiga a nuestra herencia cultural, como es el caso de la leyenda de Guatavita, en la que el cacique se hacía un BodyPaint con polvo de oro para honrar a los dioses”.

BodyPainting como expresión artística

Dania Ortega descubrió esta técnica luego de vivir 10 años en Estados Unidos, un país en el que nacen día a día distintas formas de hacer arte y por esa misma razón el BodyPainting no tomó fuerza allí. Al pisar nuevamente su territorio, decidió visibilizar este tipo de pintura corporal en Colombia y paso a paso se fue gestando su propio proyecto.

“Me di cuenta que cada vez me escribían más y más, entonces vi que a la gente le gustaba mucho el BodyPainting, sobre todo a nivel personal, no para eventos, sino que la gente se quería pintar más para cambiar de identidad o para divertirse”, aseguró Dania.

Para muchos artistas el maquillaje corporal es una expresión artística. Tan solo en el momento en el que se toma un pincel y mostrar un resultado para transmitir un mensaje o un concepto, éste tiene un componente artístico.

“La naturaleza misma del acto de pintar a otro o a sí mismo ya viene implícita la intención artística. La intención es lo que hace que algo sea arte. Pintar a otro a sí mismo conlleva una expresión plástica, es decir, el hecho de coger el color, empegotarse o el mancharse ya es una expresión del ser humano, viene cargada de una intención, de algo que quiere salir.”.

Tanto para Dania como para Giovanni el cuerpo se convierte en el mejor lienzo “porque está vivo, porque el cuerpo le aporta a la pintura el movimiento, la personalidad, lo efímero de la vida. El cuerpo es único y cada persona que pintas tiene una historia diferente, una piel de color diferente y  unas formas únicas en sus proporciones”.