EL 11 DE MARZO JUNTO A MARÍA ISABEL ZORRO
María C. Barbosa, batuta prolífica en concierto por las mujeres

Foto Kike Barona

Tras un largo recorrido por orquestas infantiles, juveniles e incluso profesionales, María Camila Barbosa dirigirá por primera vez la Filarmónica de Bogotá, en un homenaje a las mujeres de la música.

El concierto, que contará también con la participación de la violonchelista María Isabel Zorro, se llevará a cabo en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo el próximo 11 de marzo, a las 8:00 p.m.

De su experiencia como mujer directora, la presencia femenina en el mundo de la música y su próximo recital habló Barbosa en entrevista con EL NUEVO SIGLO.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo descubre su pasión por la dirección de orquesta?

MARÍA CAMILA BARBOSA: Fue cuando estaba haciendo el pregrado en la Universidad Juan N. Corpas, donde empecé estudiando piano y al nivel de quinto semestre empezamos a ver electivas, en las que estaba la dirección de orquesta. La elegí y en cada clase me empezó a gustar mucho más, sobre todo la metodología del profesor, que en ese entonces era Jorge Alejandro Salazar, y conforme fueron pasando las clases fue aumentando mi gusto por la dirección.

ENS: ¿Cómo ha sido la experiencia de abrirse paso como mujer directora?

MCB: Ha sido muy lindo. He tenido oportunidad de dirigir agrupaciones dentro de las universidades en que he estado, como en la Universidad Nacional, donde hice la maestría, y en la Juan N. Corpas; he podido participar con diferentes agrupaciones de cámara. Entonces ha sido un recorrido con diferentes matices, con orquestas juveniles e infantiles. He tenido la oportunidad de dirigir la orquesta de la Sinfónica de Caldas y en algunos talleres de dirección de la Sinfónica Nacional y la Orquesta Filarmónica de Bogotá. Ha sido un camino muy largo, enriquecedor e inspirador.

ENS: Aunque hoy en día ha cambiado paulatinamente, el mundo de la música es dominado en la mayoría por hombres, ¿por qué cree que se da esta situación en la que las mujeres tienen una participación reducida?

MCB: En el campo de la dirección siento que la figura del director representa la autoridad dentro de la orquesta, es la persona que coordina, toma decisiones, que inspira, que está liderando la agrupación. También pienso que es por las costumbres y por cómo se ha formado el mundo alrededor de que el hombre tiene más habilidades, una voz más autoritaria, una figura más de poder y cuando una directora de orquesta está en el podio estas cosas chocan un poco.

Desde la misma posición del músico de orquesta se pueden generar comentarios como “no me siento liderado” o “no siento que tenga autoridad”. En lo personal no he sentido tan fuerte estas situaciones, aunque ha habido momentos, por supuesto. Siento que esa baja participación de directoras muchas veces es porque las mujeres no eligen esto como carrera, y también dentro de las carreras que hay y de las directoras que audicionan se han enfrentado a problemas de ¿cómo puedo dirigir? O ¿cómo puedo liderar una agrupación sin sentirme discriminada?

ENS: ¿Cómo ve al país en cuanto a incentivar la presencia de las mujeres en la dirección de orquesta?

MCB: En Colombia hay una gran cantidad de mujeres directoras muy talentosas que ya están haciendo un recorrido impresionante. He visto que en Bogotá se están abriendo más espacios para mujeres como el concurso de directoras organizado por la Filarmónica de Bogotá o la Orquesta de Mujeres también de la Filarmónica. Cada agrupación hace esa reflexión de invitar a directoras a que dirijan.

He visto que ha crecido. Obviamente falta mucho, porque no solamente es invitar a las mujeres a dirigir para una fecha como esta en la que se conmemora el Día de la Mujer, sino que a lo largo del año se puedan ver más mujeres en el podio, más mujeres compositoras, solistas y más mujeres dentro de las orquestas también, porque el porcentaje ha mejorado mucho pero todavía no es igual al que está relacionado con los hombres.


Le puede interesar: Anímese a visitar las islas menos conocidas de Colombia


ENS: ¿Cuáles son las figuras femeninas de la dirección que la inspiran?

MCB: Las fui descubriendo a lo largo de la carrera. Pero la primera figura musical que me inspiró y que siempre lo ha hecho es mi mamá, es maestra y ella fue la que me dio la fuerza para tomar este camino. Mis compañeras de estudio fueron también figuras que me inspiraron, entre ellas Paola Dávila, que hoy en día está dirigiendo la orquesta de mujeres y el coro filarmónico; Diana Cifuentes, con quien tuve la oportunidad de trabajar y es directora principalmente de coros; y Laura Cruz, con la que también pude compartir aulas de estudio y ser su asistente como directora y de quien aprendí mucho también.

A nivel más internacional está María Guinand, que es directora coral y fue una de las primeras maestras que tuve en una masterclass. Es una mujer impresionante, apasionada, con un espíritu al momento de ensayar y de compartir la música muy importante.

Hay muchas más directoras, tengo amigas directoras como Elizabeth Vergara, Ana María Patiño y María del Mar en Cali, que también se mueve muchísimo con este tema de orquestas de mujeres y crear ese componente social de la música.

Una representante grandísima en el mundo para nosotras las directoras colombianas es Lina Granados, quien también estudió en la Universidad Juan N. Corpas. Hoy en día está trabajando con las orquestas en Estados Unidos y es una de las carreras más prolíficas que hay del país.

ENS: La próxima semana llega un recital en conmemoración al Día de las Mujeres, ¿qué significa dirigir para este concierto en el Mayor, a la Filarmónica de Bogotá?

MCB: Para mí es un concierto importante porque es la primera vez que voy a dirigir la Filarmónica de Bogotá, que es una agrupación histórica en Colombia, de las más antiguas, y que ha pasado por muchísimas situaciones.

Este concierto es para conmemorar esta fecha, en la que visibilizamos justamente el quehacer de la mujer en la música, por eso es aún más especial. Voy a estar en compañía de la solista Ana Isabel Zorro.

La música invita a comunicarnos y expresarnos sobre lo que queremos manifestar durante estos días en que se conmemora el Día de la Mujer.

ENS: ¿Qué escucharán los bogotanos y visitantes en este homenaje a las mujeres?

MCB: Primero quisiera pedir excusas porque debimos haber pensado en un repertorio que incluyera a las compositoras, a quienes se les debe también dar ese crédito por la creación de la música.

Pero en el concierto lo que se podrá escuchar será la “Obertura Festiva” de Blas Emilio Atehortúa, un compositor colombiano; el “Concierto para violonchelo en mi menor” de Edward Elgar, en el cual va a estar de solista Isabel; y para cerrar el concierto vamos a escuchar la “Sinfonía N.° 1 en do menor” de Felix Mendelssohn.

ENS: Compartirá escenario en esta ocasión con la solista Ana Isabel Zorro, ¿cómo definiría el trabajo de esta destacada violonchelista?

MCB: Ana Isabel es un músico impresionante. He aprendido mucho de ella. Ya nos conocíamos desde antes porque la había visto tocar en la orquesta y había visto su carrera, ella estuvo estudiando afuera. Es un momento muy importante poder compartir escenario con un músico tan importante y que admiro mucho.

ENS: ¿Qué le ha dejado el ser la batuta de grandes agrupaciones bogotanas como la Filarmónica Prejuvenil Metropolitana o la Orquesta Puente Aranda de la Fundación Nacional Batuta?

MCB: Las agrupaciones juveniles siempre son un constante aprendizaje de cómo liderar no solamente una orquesta, sino formarla también, de guiar a los músicos que vienen, porque apenas están eligiendo la carrera. Este es un proceso muy interesante y enriquecedor. Vemos cómo todos estos niños tienen una cantidad de pasión, ganas de aprender, de explorar el repertorio sinfónico a través de estas orquestas.

Principalmente, Filarmónica y Batuta son promotores de estos procesos en Colombia; entonces es recoger todos esos procesos y consolidar esas orquestas, muestra de ese talento y esas semillas musicales que se han sembrado en Colombia.