Congreso volverá a la situación ambiental de la Isla Salamanca

Foto Parques Nacionales Naturales de Colombia

El Congreso volverá a ponerle la lupa a la situación ambiental de la Isla Salamanca, luego del incendio que se presentó este fin de semana en los manglares de ese parque nacional.

El senador Efraín Cepeda, del Partido Conservador, trinó que las “quemas en Parque Isla Salamanca deben ser investigadas de fondo. La mano criminal por extracción ilegal de carbón o trabajos de agricultura corresponde a una gran red que se debe combatir, no a los pequeños campesinos a quienes se debe generar proyectos productivos y oportunidades”.

Los legisladores del Atlántico se pronunciaron este fin de semana porque ese ha sido un tema de debates de control político que se han adelantado y cuyas conclusiones aparentemente siguen sin convertirse en controles efectivos.

Uno de los más activos defensores de la Isla Salamanca en el Congreso ha sido el senador Mauricio Gómez Amín, del Partido Liberal, quien en esta oportunidad tuiteó que “los responsables de estos actos deben ser llevados ante la justicia por cometer delitos ambientales”.

“Aquello de que los malos no descansan, es verdad, y que actúan por falta de autoridad, también”, sostuvo por su parte el representante César Lorduy, de Cambio Radical.



Medidas

En agosto, durante el debate que se cumplió en la Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado, Gómez Amín le pidió al Gobierno nacional respaldar el proyecto de monitoreo y protección del Parque Isla Salamanca ‘Prometeo’, presentado por la Alcaldía de Barranquilla, así como disponer militarización permanente en la zona para garantizar mayor seguridad frente a las actividades ilegales que allí se practican y que son causantes de las conflagraciones.

La propuesta, socializada por el mandatario Jaime Pumarejo, invitado a la sesión, comprendía: monitoreo constante y alertas tempranas; campaña social para cambios de comportamiento; alerta y respuesta inmediata por incendios y acciones judiciales. Para lo cual se tendría, entre otros puntos, alerta temprana mediante vigilancia termográfica en el momento de conato de incendio; tiempo de respuesta rápida para evitar propagación y crecimiento de columnas de humo, y video y seguimiento termográfico a personas que inician el incendio para geolocalizarlas y abordarlas.

El senador Gómez anotó entonces que invitó al Ministerio de Ambiente “a adoptar este proyecto lo más pronto posible. Es una iniciativa bien elaborada que, a través de la operación tecnológica, campaña social y seguimiento judicial, abarca los problemas que originan las llamas en el área protegida”.

Gómez además exigió presencia permanente de Fuerzas Militares en el parque, en especial en las zonas donde se concentra la actividad productiva. “No solo la Policía y el Ejército deben hacer presencia, si hay capturas hay que avanzar en la judicialización y sentar precedentes en este tema. Le hago un llamado a la Fiscalía para que actúe también y a los jueces de la República para que sean eficientes en esta materia”, agregó.

Estrategias

En la Comisión, los senadores Cepeda y María del Rosario Guerra, del Centro Democrático, hicieron énfasis en crear estrategias de generación de ingresos alternativos para las comunidades aledañas a las zonas de manglares y de ciénagas, a través de una política sobre desarrollo productivo y sostenido en articulación con el Ministerio de Agricultura.

Otras propuestas presentadas por el senador Gómez fueron dotación de equipos y material al cuerpo de bomberos de la zona para agilizar los procesos de mitigación de incendios; implementación de puntos naturales establecidos o infraestructura destinada a la observación, para la localización y detección temprana de las columnas de humo e incendios.

El fuego de este fin de semana se habría originado en el sector de la Ciénaga del Torno desde donde se levantó una columna de humo que cubrió gran parte del espacio superior en el sector residencial, norte y centro-oriente de Barranquilla.

Al lugar de la emergencia se dirigió una cuadrilla del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Sitionuevo, Magdalena, cuyo alcalde José Alcides Manga reiteró el llamado a las autoridades nacionales para que se intervenga de una vez por todas, la incidencia de este tipo de emergencias ambientales: “Nosotros nos reunimos con Gestión del Riesgo, bomberos departamental, municipal y del Magdalena, para tomar las medidas pertinentes. Lastimosamente hay personas insensatas e inescrupulosas que dejan fogones sin saber las consecuencias de los mismos”.

La Isla de Salamanca fue declarada parque natural en 1964. Recibió la denominación ‘Vía Parque’ porque permite al visitante contemplar bosques de manglar, ciénagas y playas excepcionales desde la carretera que comunica Barranquilla con Santa Marta. Fue declarada Área de Importancia para la Conservación de las Aves (AICA). Además, esta área, junto con el Santuario de Fauna y Flora de la Ciénaga Grande de Santa Marta, fueron declaradas en 1998 como Sitios Ramsar de importancia mundial, y en noviembre de 2000, como Reservas de la Biosfera por la Unesco. La isla de Salamanca es, en realidad, un agregado de pequeñas islas formadas por acumulación de sedimentos del delta del Magdalena, sobre el fondo de una antigua bahía; comunicadas por pequeños canales, integran una barrera que separa la Ciénaga Grande de Santa Marta del mar Caribe.