Maduro reitera que solamente él puede decidir el futuro de Aída Merlano

Foto archivo Anadolu

 

Restablecer relaciones con el Gobierno colombiano ofreció nuevamente Nicolás Maduro durante una rueda de prensa realizada en Caracas.

"Ratifico mi propuesta a toda Colombia de regularizar y restablecer relaciones políticas y diplomáticas, de comunicación, respeto y entendimiento en el marco de las diferencias políticas e ideológicas que tenemos; poner elementos básicos de entendimiento que pudieran ir progresivamente; por eso hice el planteamiento de restablecer relaciones consulares, lo mantengo, y estoy preparado para dar ese paso", afirmó.

En relación con la situación de la exsenadora Aída Merlano, quien se encuentra detenida desde en finales de enero en territorio venezolano, afirmó que “seguirá en calidad de procesada judicial, con todos sus derechos garantizados”. Reiteró, así mismo, su invitación "para que los tribunales colombianos y la Fiscalía vengan directamente a realizar sus procesos debidos para que haya justicia".

Dijo además que los medios de comunicación pueden conversar con la exsenadora, siempre y cuando el tribunal dé la autorización y ella esté dispuesta a rendir declaraciones.

La Cancillería colombiana solicitó la extradición de Merlano Rebolledo, ante el Gobierno interino del líder opositor Juan Guaidó. La cartera de Relaciones Exteriores aseguró que presentó el documento a la Embajada de Venezuela en Colombia, tras recibir la solicitud de la Corte Suprema de Justicia.

"El propósito es que el presidente Guaidó, adelante todas las gestiones que permitan que la señora Merlano regrese a territorio colombiano, responda por sus delitos y cumpla la condena que le ha sido impuesta", señaló la Cancillería en un comunicado.

"El gobierno de Colombia acoge con reconocimiento el ofrecimiento efectuado por el Presidente Guaidó en días pasados, en el sentido de estar dispuesto a brindar toda su colaboración y la de las instituciones legítimas de Venezuela, en la atención a este caso. El compromiso del presidente Guaidó y de la Asamblea Nacional que él también preside, con el Estado de Derecho y la cooperación internacional en la lucha contra el delito, son un respaldo para el buen término de esta solicitud", agregó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

La Cancillería reiteró su condena al régimen ilegítimo de Nicolás Maduro que al haber expulsado a todo el personal diplomático y consular de Colombia afectó el normal funcionamiento de los mecanismos de cooperación internacional judicial.

El Gobierno condenó la actitud complaciente del régimen ilegítimo de Maduro que, transcurridos 17 días desde que anunció la presunta captura de esta fugitiva, ha optado por concederle condiciones para que "ella pueda públicamente evadir su responsabilidad y alegar persecuciones del Gobierno colombiano que no existen, e incluso intentar preconstituir un caso de asilo".

"Colombia hace un llamado a la comunidad internacional a que exija al régimen ilegítimo de Maduro que cese la protección ilegal a la señora Merlano y permita su devolución al territorio colombiano conforme a las órdenes judiciales vigentes en su contra", finalizó la Cancillería.

La semana pasada, durante una audiencia realizada en la capital venezolana, Merlano prendió el ventilador y dio varios detalles sobre la corrupción electoral, caso por el que fue detenida y condenada a 15 años de cárcel en Colombia.

La exparlamentaria, capturada por las autoridades venezolanas desde el pasado 29 de enero por ingreso ilegal a ese país, aseguró que varios nombres de políticos y empresarios estarían involucrados en casos de corrupción y además en su fuga, la cual se dio el 1 de octubre del año pasado en el norte de Bogotá.

Según Merlano, cuyas declaraciones en la audiencia fueron reveladas por la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), el empresario Julio Gerlein participó en la planeación de esa fuga que se llevó a cabo en un consultorio odontológico en el norte de Bogotá.

Según relató la excongresista, luego de huir del consultorio, interceptaron la moto en la que se desplazaba, fue secuestrada y llevada a un sitio desconocido. Por otro lado, indicó que tomó la decisión de fugarse puesto que temía por su vida porque, según ella, había un plan para atentar en su contra después de manifestar su intención de colaborar con las autoridades y declarar todo lo que sabía sobre corrupción electoral.