Fuerza pública en universidades 'dispara' debate

Concejales del Verde y del Centro Democrático se han enfrentado por la forma en la que de el Alcalde Quintero tomó la decisión

______________

Los concejales de Medellín realizaron un debate de control político con presencia de la Policía Nacional sobre el nuevo protocolo del alcalde Daniel Quintero para controlar la protesta en las universidades que le permitiría a la Fuerza Pública ingresar a los planteles educativos en caso que se demuestre el uso de explosivos.

El citante al debate Daniel Duque, concejal de la Alianza Verde, comentó que el protocolo “más que eso parece un comunicado. Yo le pregunto al alcalde: ¿quién lo eligió? Porque el día que estuvo aquí me dio un abrazo fuerte y me dijo el país está cambiando, y ahora sale con esto. Yo le pido que no le apueste al miedo, no se deje acorralar, no nos militarice, no nos lleve militares a las universidades. En nombre de quienes lo eligieron así se lo pido”.

Igualmente, el cabildante aseguró que rechaza todo tipo de violencia, pero en especial “la del Estado. Esa violencia se ejerce en mi nombre y en nombre de todos los miembros del Concejo de Medellín. El Esmad debe ser un recurso disuasivo y no de ataque represivo. Yo creo que la nueva generación va a ser la que no va a usar la violencia para reconciliar las diferencias que tengamos. Nunca aceptemos la violencia, porque esta es la negación de la política”.

Pero Sebastián López, concejal del Centro Democrático, aseguró que el decreto está bien ponderado. A su juicio, “la protesta es un derecho constitucional. Aquí no se pone en entre dicho la posibilidad que tenemos de expresarnos como ciudadanía. Además queda claro que el vandalismo es inconstitucional. Es la Policía Nacional, y eso hay que dejarlo claro, la institución que garantiza el orden público y la seguridad, y es la única que tiene la posibilidad de usar la fuerza legítima del Estado para restablecer el orden público en la ciudad”.

Según dijo, “el Esmad no es una rueda suelta tiene un engranaje normativo internacional muy grueso. Adicionalmente un gran bagaje normativo en Colombia y aquí sabemos que no es política de la Policía Nacional agredir a ningún manifestante. Para la Fuerza Pública no hay lugar vedado en la ciudad. Y la autonomía universitaria está relacionada con la capacidad de una institución de generar pensamiento y formas de educar. No tiene nada que ver con temas territoriales o de orden público. No es la intención de ninguna institución permitir que sus instalaciones sean acogidas para que algunas personas decidan fabricar explosivos que esos es terrorismo. El Esmad no va a entrar allá para que cambie las materias o el currículo”.