Comisión no pidió pasar Presupuesto a Hacienda

Foto archivo El Nuevo Siglo
Gobierno propone que esta tarea quede en manos del Ministerio; ex directores del Departamento piensan lo contrario

__________

Otro de los artículos polémicos del proyecto del Plan Nacional de Desarrollo (PND) que esta semana comienza su discusión en el Congreso propone que la programación, elaboración, presentación y modificación del Presupuesto General de la Nación quede totalmente en manos del Ministerio de Hacienda, excluyendo la participación que hoy tiene el Departamento Nacional de Planeación (DNP), esto con el argumento de mejorar la focalización y calidad del gasto público, según el Gobierno.

Sobre este asunto existe una recomendación que hizo hace poco tiempo la Comisión de Expertos para el Gasto Público y la Inversión, que si bien habla de unificar el proceso, considera que cualquiera de estas dos entidades puede asumirlo.

La preparación y elaboración del proyecto de Plan Nacional de Desarrollo, que es la carta de navegación de un gobierno para los cuatro años del periodo con las políticas y los programas en diferentes sectores, en la actualidad se hace en conjunto entre el Ministerio de Hacienda y el DNP.

Lea también: Reversazo en PND: siguen subsidios de energía

Sin embargo la administración Duque propone en el artículo 35 del proyecto del Plan Nacional de Desarrollo que “con el propósito de fortalecer la articulación en el proceso de programación, elaboración, presentación y modificación del Presupuesto General de la Nación entre el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y el Departamento Nacional de Planeación, se avanzará progresivamente hacia la unificación del Presupuesto General de la Nación en cabeza del citado Ministerio, con el fin de mejorar la focalización, calidad del gasto público e impacto en el desarrollo”.

La medida no ha sido compartida por varios ex directores del DNP, como es el caso de Luis Fernando Mejía, actual jefe de Fedesarrollo, quien dijo hace algunos días que “el artículo 35 del Plan de Desarrollo es un golpe mortal para Planeación. Le quitaría su capacidad de influir en la asignación del presupuesto y de asegurar su alineación con las políticas y programas del PND”.

Añadió Mejía que “concentraría un poder desmedido en el Ministerio de Hacienda. Planeación hoy cuenta con instrumentos importantes para asegurar la calidad del presupuesto de inversión y su orientación a resultados. Por ejemplo, el modelo de Evaluación del Presupuesto de Inversión Colombiano (Epico) fue un primer paso en esta dirección”.

“Quitarle ese presupuesto de inversión al DPN sería un marchitamiento; una eliminación gradual de esta importantísima institución para el país”, sostuvo.

11 ex directores del DNP y dos ex ministros de Hacienda pidieron en un comunicado al Gobierno nacional retirar el artículo 35 del proyecto del Plan Nacional de Desarrollo.

Dicho comunicado indica que “el papel que ha tenido el DNP, como brazo técnico de la Presidencia de la República, en la priorización y calidad de los proyectos de inversión, es esencial para la apropiada ejecución del Plan Nacional de Desarrollo y evaluación de sus resultados”.

Agregan los ex directores del DNP en el documento que “algunos de nosotros, incluso, estamos convencidos de que la unificación institucional de la elaboración del presupuesto bien podría realizarse en el DNP, por el profundo conocimiento sectorial de sus unidades técnicas especializadas”.

El Ministerio de Hacienda explicó que con esta iniciativa se “recoge una recomendación expresa de la Comisión del Gasto y la Inversión Pública (recomendaciones 97-99, página 110), que señala que se debe unificar el proceso presupuestal de funcionamiento e inversión en una sola entidad, fusionando las competencias de la Dirección de Presupuesto del Ministerio con las del Departamento Nacional de Planeación (DNP), y reducir la fragmentación con los demás presupuestos”.

Añadió esta cartera que con esta medida “no se acaba el Departamento Nacional de Planeación. De hecho, el mismo artículo establece que efectuará la evaluación de las políticas públicas y proyectos de inversión, que es un aspecto fundamental para el país”.

Propuesta original

El exministro de Hacienda, Roberto Junguito Bonnet, quien integró la Comisión de Expertos para el Gasto Público y la Inversión, explicó a EL NUEVO SIGLO que “la recomendación concreta de la Comisión de Gasto Público fue que era conveniente unificar el presupuesto en una sola entidad. En la Comisión no se dijo si debería ser en Planeación o si debería ser en Hacienda, en una de las dos entidades”.

Añadió que en la citada Comisión hubo personas que consideraron que el proceso de elaboración del Presupuesto General de la Nación debería quedar en cabeza del DNP, en tanto que otros, “quizá la mayoría, decían que debía ser en Hacienda, pero esa decisión no se tomó”.

Junguito dijo que la Comisión hace una serie de recomendaciones sobre reforma presupuestal, por ejemplo establecer presupuesto por programas así como evaluar las rentas de destinación especial, entre otros.

En cuanto al trámite del Presupuesto General de la Nación hoy en cabeza del Ministerio de Hacienda y del DNP, la Comisión de Expertos para el Gasto Público y la Inversión propone “unificar el proceso presupuestal de funcionamiento e inversión en una sola entidad”.

Junguito explicó que con esta iniciativa de la Comisión “las ventajas son precisamente que hoy el proceso destinación de recursos es desordenado, muchas veces se tienen gastos de inversión y cuando se va a ver después no están los gastos de funcionamiento, o sea los empleados que se necesitarían para hacerlo. Se ganaría también mayor seguridad para cumplir con la regla fiscal, pero ante todo, lo que busca la Comisión de Gasto Público con todas estas medidas, no solamente con esta de unificarlo en una sola entidad porque esa es solo una de las medidas, es hacer más eficiente y eficaz la inversión del presupuesto público. Los recursos escasos del Gobierno pueden ser utilizados de la manera más efectiva y con mayor impacto para la sociedad colombiana”.

 

Congresistas

La reforma política, que a partir del próximo mes discutirá en segunda vuelta el Parlamento, establece una iniciativa que también ha sido polémica, como es que el Congreso por iniciativa de sus miembros y aprobado en plenaria, puedan solicitar el 20% del presupuesto para proyectos específicos.

Según el texto aprobado, “de manera pública, transparente y uninominal, una quinta parte del Presupuesto de Inversión la decidirá el Congreso por votación, previa revisión del Departamento Nacional de Planeación de proyectos específicos”.