Intervención de EU le suena a Guaidó

Foto cortesía Steffany Carvajal.

El líder opositor Juan Guaidó no descartó, en una entrevista este viernes con AFP, autorizar una intervención militar de Estados Unidos o una fuerza extranjera en Venezuela, de ser necesario, para que el gobernante Nicolás Maduro cese de usurpar el poder.

"Nosotros haremos todo lo posible. Esto es un tema obviamente muy polémico, pero haciendo uso de nuestra soberanía, el ejercicio de nuestras competencias, haremos lo necesario", respondió Guaidó a la pregunta de si haría uso de las facultades como jefe del Parlamento y presidente encargado para autorizar eventualmente una intervención militar.

El dirigente, cuya presidencia interina reconocen medio centenar de países, enfatizó que hará "todo lo que sea necesario, todo lo que tengamos que hacer para salvar vidas humanas, para que no sigan muriendo niños" o pacientes por falta de medicinas.

"Vamos a hacer todo lo que sea que tenga menor costo social, que genere gobernabilidad y estabilidad para poder atender la emergencia", sostuvo Guaidó, preguntado dos veces sobre si autorizaría una intervención militar.

Lea también: Maduro acepta 4 fases de diálogo con Guaidó.

 

“Decisiones” ante acciones de Guaidó pide Corte 

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) pidió este viernes a la oficialista Asamblea Constituyente "decisiones" frente al Parlamento de mayoría opositora y su líder, Juan Guaidó, reconocido por medio centenar de gobiernos como presidente interino del país.

La Sala Constitucional del TSJ solicitó a la Constituyente "la toma de decisiones pertinentes", tras declarar la "nulidad absoluta" de una Ley de Transición aprobada el martes por el Legislativo, la cual denunció como "un golpe de Estado". 

Maduro avala un planteamiento de la Constituyente de adelantar de 2020 a este año las elecciones del Parlamento, apuntando a despojar a la oposición del único poder que controla desde enero de 2016.

En el pronunciamiento leído por el magistrado Juan José Mendoza, la corte -de línea oficialista- además exhortó a la Fiscalía a "investigar penalmente la presunta materialización de conductas (...) de tipo delictivo" de Guaidó y los parlamentarios.

"Existe una usurpación de funciones, al pretender (...) Guaidó autoproclamarse presidente encargado" el pasado 23 de enero y "pretender tomar atribuciones que corresponden al presidente constitucional (...), Nicolás Maduro", expresó Mendoza.

Según la Ley de Transición aprobada por el Congreso, una vez Maduro salga del poder, Guaidó convocará a elecciones en 30 días, pero si por alguna razón técnica no lo hace, podrá estar a la cabeza de un gobierno interino por 12 meses.

El TSJ calificó esa legislación como un "asalto al estado de derecho", pues establece igualmente la renovación de todos los poderes públicos.

La corte advirtió que quien acepte designaciones de Guaidó -quien ha nombrado embajadores en varios países que lo reconocen- "podrían estar incursos en el delito de traición a la patria".

El máximo tribunal declaró en desacato al Congreso en 2016, por lo que considera nulas todas sus decisiones. Sus funciones han sido asumidas en la práctica por la Constituyente.

A solicitud del fiscal general, el chavista Tarek William Saab, el TSJ prohibió el 29 de enero a Guaidó salir del país y congeló sus cuentas y propiedades.

Guaidó se juramentó después de que la cámara declarara "usurpador" a Maduro, alegando que el mandatario socialista fue reelegido en votaciones fraudulentas.