Personas en discapacidad irían al Sena y universidades

Foto cortesía

EL NUEVO SIGLO: ¿Cuáles son los alcances del proyecto de ley que busca fortalecer las medidas educativas en favor de la población con discapacidad?

CLAUDIA CASTELLANOS: Este es un proyecto que reúne tanto la información de debates que se han hecho no solo en el Concejo Bogotá sino la trayectoria que hemos tenido de ir legislando en favor de todas las familias que tienen algún miembro con discapacidad.

Lo primero, nosotros vemos que es importante que toda la normatividad relacionada para personas con discapacidad se vea si realmente está de acuerdo al avance tecnológico que en este momento se está dando. Que la tecnología esté unida a los centros educativos para el proceso de información, de capacitación y de formalización de este tipo de personas.

Lo segundo que vemos es la importancia de acuerdo con esta actualización, que se vean los resultados de esta investigación, es decir, que se hagan unas estadísticas de cuál es la realidad de los discapacitados, si ellos están entrando a la educación informal o formal.

Otro aspecto importante es que, se quiere evaluar el examen Saber 11 para conocer si los mudos, los sordos, los invidentes han tenido esas ayudas que requieren y lo que se ha tratado es de motivar también a los docentes para que tengan una formación más adecuada para ayudar a este tipo de personas.

ENS: ¿Qué entidad sería la encargada de actualizar el inventario de toda la oferta de servicios para las personas en condición de discapacidad?

CC: El Gobierno tendrá en el momento en el que se promulgue la ley unos seis meses para que digan directamente si es el Ministerio de Educación o qué Ministerio es el encargado, porque después de la ley, vendría la reglamentación.

A través de esta ley también se quiere que las universidades públicas y privadas y el SENA destinen un mínimo de 1% de sus cupos para personas con discapacidad.

ENS: ¿Se creará un comité pedagógico de apoyo al proceso educativo de estos estudiantes?

CC: Debe haber ese comité, pero que no sea burocrático sino que sea real y efectivo. En ese sentido, lo que queremos es que, aunque hayan esos comités en muchos establecimientos públicos, que ese comité sea un apoyo al proceso educativo de cada estudiante con discapacidad.

Es una idea interesante, pero es importante asegurar que estos comités funcionen bien y que no se vuelvan burocráticos y barreras para que las personas accedan a los beneficios que dice la ley.

ENS: ¿Cree que se le dará luz verde a esta iniciativa en el Legislativo?

CC: Es un proyecto que tiene un gran sentido social, no creo que nadie se vaya a oponer. No tiene un impacto fiscal, simplemente es una realidad que tienen nuestros colombianos que en muchas familias que tienen personas en estas condiciones y que se debe pensar en cómo tener una formación y educación. En cuanto a los docentes que tengan la preparación adecuada para ayudar a esta población.