Abierta la primera agencia de publicidad dentro de una cárcel

Cortesía
Esta propuesta de resocialización hace parte del trabajo que realiza la fundación de Johana Bahamón a favor de los reclusos. 

 

La primera agencia de publicidad al interior de un centro de reclusión penitenciario está en Colombia y hoy fue inaugurada por la actriz colombiana Johana Bahamón, la gestora de este y otros proyectos a favor de los presos del país, así como también por la ministra de Justicia, Gloria María Borrero. 

'Taller de Formación de Agencia Interna' es la última iniciativa de la fundación Acción Interna que dirige Bahamón a favor de esta comunidad que ansía una nueva oportunidad. Por eso, es que a través de avisos, cuñas y spots para diversos medios de comunicación, los de reclusos podrán trabajar, aprender y aprovechar su tiempo en actividades que les permitan avanzar. 

Esta, que se encuentra al interior de la cárcel La Modelo, en Bogotá, fue apoyada por varias e importantes compañías multinacionales, entre esas: Google, Facebook, Fantástica, MediaCom, VMLY&R, The Juju, Leo Burnett, McCann, DDB, Makers Mode, así como también la Universidad Sergio Arboleda y el Inpec. 

“Estas acciones son importantes y alimentan nuestro Plan de Humanización y Trasformación del Sistema Carcelario, pues creemos en las segundas oportunidades y en la resocialización de los internos”, indicó la Ministra Borrero.

En el evento de lanzamiento, los internos que finalizaron con éxito el proceso -y quienes además entrarán a hacer parta del equipo de MullenLowe SSP3- recibieron el certificado del diplomado en publicidad de la Universidad Sergio Arboleda.

“El propósito común ha prevalecido sobre el individual. Desde el principio la idea ha sido ofrecerles segundas oportunidades a quienes en muchos casos no han tenido siquiera la primera”, dijo la actriz, quien también confirmó que el primer proyecto en el que los internos pondrán en práctica lo aprendido será el del rediseño de marca de su fundación.

Se espera que con esta iniciativa los internos cuenten con herramientas de calidad, para que una vez recuperen su libertad puedan usarlas y logren acceder a un trabajo digno o al desarrollo de un emprendimiento propio.