Nairo Quintana descarta retirarse y seguirá buscando equipo

AFP

CONTRARIANDO RUMORES que advertían de su inminente retiro, el ciclista boyacense Nairo Quintana aclaró ayer que continúa con su carrera deportiva y en la búsqueda de equipo para competir en las principales pruebas del calendario mundial.

Las versiones sobre un paso al costado del ganador de una Vuelta a España, un Giro de Italia y subcampeón en dos ocasiones del Tour de Francia se incrementaron en las últimas semanas debido a que no ha podido conseguir equipo para esta temporada.

Como se sabe, Nairo Quintana salió de la escuadra francesa Arkéa Samsic, que integraba desde 2020, semanas después de su descalificación del Tour de Francia el año pasado tras dar positivo en el consumo de tramadol, una sustancia que aunque no se considera dopante, ya que no aumenta el rendimiento de un ciclista, sí contribuye a disminuir el dolor.

Desde entonces, el colombiano ha tratado de conseguir una nueva escuadra para correr en las tres grandes y otras carreras del llamado “Word tour”, es decir, de primera categoría en el calendario mundial. Sin embargo, ya sea por su alto costo o porque muchos equipos no quieren tener nada que ver con un ciclista que haya tenido problemas con la Unión Ciclística Internacional (UCI), le ha sido imposible firmar con alguno.

"Si bien es cierto que aún no tengo equipo, soy un ciclista que sigue disponible para vestir un jersey y dar lo mejor en la carretera (...) Quiero volver a competir, ponerme un dorsal, sentir la exigencia de responder a un equipo", dijo Quintana en una rueda de prensa ayer en Bogotá.



Desde agosto

El vía crucis de “Nairomán” comenzó en agosto, cuando la UCI lo descalificó del Tour, en donde había finalizado sexto en la general, y le impuso una multa equivalente a unos 5.120 dólares por el uso de tramadol en dos etapas de la carrera.

Este analgésico está prohibido por la UCI desde 2019 y a finales del año pasado la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) decidió también vetarlo en todas las competencias a partir de 2024.

Como se sabe, Quintana, que niega haber usado tramadol, apeló sin éxito la decisión ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

Si bien es cierto que hoy por hoy Nairo no tiene ningún impedimento jurídico o deportivo para competir, es claro que hay una especie de veto tácito en Europa a todo ciclista que haya tenido líos con la UCI. De hecho, ese cierre de puertas es liderado por el Movimiento por el Ciclismo Creíble (MPCC), una organización integrada por equipos de élite y atletas que luchan contra el dopaje.

"No hay que invertir las responsabilidades, fue Nairo Quintana quien no respetó las normas internacionales", advirtió Roger Legeay, presidente del MPCC, en una reciente entrevista a la prensa colombiana.

Como se dijo, aunque el castigo de la UCI no inhabilita a Quintana, el único equipo que se ha mostrado interesado en ficharlo, el italiano Corratec –de segunda categoría–, explicó que su reciente adhesión al MPCC hizo "muy difícil" la contratación del colombiano.

"Es innegable el ambiente enrarecido en el que me he desenvuelto y la inexplicable muralla que se ha levantado entre las posibilidades de competir y mis deseos de seguir haciéndolo. No me rindo y sigo hacia adelante", recalcó ayer Quintana, quien aún podría fichar por un puñado de equipos de élite que no pertenecen al MPCC.

Interrogado sobre el veto, Quintana anticipó un viaje a Europa para intentar "solucionar este bache" y negociar una eventual contratación. “Tuve la oportunidad de hablar con algunos equipos junto con mi mánager y no se llegó a la negociación, y por eso haré un viaje en febrero para ver lo que se puede concretar”, agregó.

Tras insistir en que nunca ha sido sancionado por doping, reiteró que "el año pasado en casi todas las carreras estuve dentro de los primeros diez".

El colombiano aprovechó para agradecer las ofertas de varios equipos colombianos para ficharlo. Sin embargo, insistió en que “mi objetivo por ahora es seguir llevando la bandera de mi país por las grandes carreteras del mundo”.

Respecto a su nivel deportivo, Nairo precisó que “mi estado de forma física es muy bueno. Me he preparado, he estado rodando”.

El de Quintana no es el único caso que tiene en jaque a las grandes figuras del ciclismo criollo. El también boyacense Miguel Ángel López fichó por el Team Medellín a comienzos de año, luego de salir del kazajo Astana a finales de 2022 por un "vínculo probable" con el médico español Marcos Maynar, relacionado con una red de dopaje.