NO CUADRAN LAS CIFRAS
¿Gobierno “infló” reservas de gas para no firmar contratos?

AFP

La ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, volvió a estar en el ojo del huracán político y económico, al presentar en Davos un informe sobre la capacidad energética del país, en el que destacaba que Colombia tenía reservas probadas de gas hasta el 2037 o el 2042, para justificar la decisión del Gobierno de no firmar más contratos de exploración de ese combustible.

Ayer, luego de una investigación de Caracol Radio, se destapó que dicho informe presenta irregularidades y que, al parecer, se muestran firmas que lo respaldan cuando en realidad no fue así.

Una de las firmas es de la viceministra de energía, Belizza Ruiz, a quien el presidente Petro no le ha contestado su carta de renuncia que presentó hace dos semanas.

Consultada por la emisora sobre dicho informe, dijo que nunca lo leyó antes de su publicación, que desconoce cómo se escribió y por qué concluye que Colombia tiene gas garantizado hasta el 2037. “Mi nombre fue puesto allí para legitimar esas cifras, y ese texto. Una vez leído, estoy en completo desacuerdo con ese documento”, sostuvo.

Técnicamente para que se hable de recursos probados, probables, posibles (1p, 2p y 3p), así como contingentes y prospectivos, se debe hacer una evaluación exhaustiva que no presenta dicho informe, que aparentemente está respaldado por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH).

De acuerdo con Flover Rodríguez, presidente de la Asociación Colombiana de Geólogos y Geofísicos del Petróleo, los recursos 2p y 3p requieren de condiciones especiales para poder ser puestos en superficie, a pesar de que ya se ha reconocido su existencia. Sin embargo, "los recursos prospectivos están aún lejos de ser reservas, ya que las reservas deben ser descubiertas, estos no lo son", señaló.

Por ende, se han puesto en duda los argumentos usados por la cartera para tomar la decisión de no entregar nueva contratación, dejando en riesgo la seguridad y autosuficiencia energética del país.

Reparos

Asimismo, el expresidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Armando Zamora, entidad que según la ministra contribuyó con el informe, dijo que lo leyó cuando se publicó el pasado 15 de diciembre, y que tiene serios reparos con el documento.

Respecto a la afirmación de la ministra Vélez y el presidente Petro, de que Colombia tiene gas garantizado hasta el 2037, dijo que “yo no podría afirmar que está garantizado el suministro de gas hasta 2037; primero se tienen que cumplir una serie de etapas, como acceso a mercados, infraestructura, inversiones comprometidas, y a eso la falta muchísimo”. Añadió que “solo tenemos garantizadas reservas de gas para ocho o nueve años, y esto es lo único que se puede asegurar con la información que se tiene”.

Para mantener la autosuficiencia en petróleo, explica Zamora, “se requiere la firma de al menos 200 contratos solo para exploración de acá a 2040, y esto es solamente para cargar las refinerías”.

Señala además que la ANH entregó, durante el cambio de gobierno, un informe sobre las reservas que, extrañamente, no coincide en lo absoluto con el usado por la ministra Vélez para justificar por qué no se necesitan más contratos de exploración.

Señaló el exfuncionario que solo hasta mayo se debería conocer un nuevo informe que muestre, realmente, cómo están las reservas de gas y petróleo en el país.


Le puede interesar: Empresarios y sindicatos presentaron propuestas para reforma laboral


Críticas

Diversos sectores políticos manifestaron su desacuerdo por la decisión del gobierno de no firmar más contratos, pero además pidieron la renuncia de la ministra Vélez.

Cabe recordar que el sector minero-energético, y en especial el petróleo, representa cerca del 35 % de la inversión extranjera, que muchos aseguran es muy difícil de reemplazar por otro producto.

Una de las críticas más duras fue la del exsenador Jorge Enrique Robledo, quien señaló los problemas metodológicos que contiene el informe sobre el cual la ministra se basó para sus afirmaciones sobre los contratos. El exsenador calificó las cifras como absurdas e insostenibles y se refirió a la falsificación de las firmas de los especialistas, quienes figuran en el polémico informe, como un espectáculo bochornoso: “La señora ministra ya ha debido renunciar o debería hacerlo en el transcurso del día”, dijo.

El senador Ciro Ramírez, del Centro Democrático, manifestó que “la Procuraduría deberá tomar cartas en el asunto” puesto que las declaraciones de la ministra Vélez son “sumamente graves”, las cuales ponen en riesgo la seguridad energética del país y la economía de Colombia para el futuro. El senador resaltó que se está “intentando sobreponer la ideología sobre la evidencia”.

La autosuficiencia

Asimismo, en una posición más técnica, la presidenta de Naturgas, Luz Stella Murgas, explicó que todas las compañías de exploración y producción de gas le entregaron a la ANH sus datos de reservas y recursos para este primer trimestre del año. Lo que hace la ANH junto con el ministerio es consolidar toda la información para determinar la autosuficiencia en gas natural y se presenta un informe aproximadamente el 30 de abril.

“El año pasado se determinó que teníamos hasta ocho años de autosuficiencia, más reservas posibles y probables, las cuales daban esa cantidad de años de autosuficiencia”, aseguró la presidenta de Naturgas.

Respecto a lo que dijo la ministra Irene Vélez, Murgas aclaró que no se pueden sumar reservas y recursos, debido a que las reservas ya fueron descubiertas y se deben hacer ciertos trámites específicos para desarrollarlas.

No obstante, afirmó que los recursos sí requieren de actividad exploratoria: “para poder sumar esos recursos se deben convertir en reservas y si no perforamos pozos no podemos lograr que esos sean sumados para tener autosuficiencia a largo plazo”.

En este mismo sentido, el representante a la Cámara Óscar Darío Pérez, quien forma parte de la Comisión de asuntos económicos del Congreso, y además es experto en temas energéticos, comentó que es una situación “dramática e irresponsable”, y que no es posible que se juegue de esta manera con la economía colombiana y la seguridad energética.

“Es una vergüenza que una ministra sea capaz de engañar a la opinión pública. Ellos –junto con el presidente– tienen que pedirle perdón al país y más aún cuando 37 millones de colombianos usan gas todos los días”, comentó.

Pérez reiteró que el 40 % de las exportaciones que se dan en el país están asociadas a los hidrocarburos y a la minería en general, y el turismo no será suficiente para suplir los US$18.000 millones que se dejarían de recibir por esto.

“Una certeza que no existe”

Mientras tanto, el exministro de Minas y actual director del Centro Regional de Estudios de Energía (CREE), Tomás González, manifestó que el informe presentado por el Gobierno tiene dos problemas fundamentales.

“El primero, es la presentación que se ha hecho por parte del Gobierno de este tema, porque se está pretendiendo dar una certeza que no existe. La certeza no existe porque cuando hablamos de reservas de petróleo o de gas, uno no sabe con exactitud lo que va a pasar, uno solo tiene estimaciones. Se sacó un documento a medio cocinar”, comentó.

Por otra parte, aseguró que el informe de reservas que presentaron desde el Ministerio de Minas y Energía dice que habrá suficiencia en las reservas de gas, “que dependen de unas reservas que hoy no se saben si van a ser ciertas o no”.

“Han omitido decirle a la gente que no tenemos plena certeza, se está dando como cierto algo que no lo es (...) Otra cosa que me parece muy compleja de los anuncios del Gobierno es que, si se va a tomar una decisión de esta magnitud, tiene que acompañarla de los planes para manejar los efectos negativos, de cómo será la transición productiva, el equilibrio macroeconómico, entre otros”, reiteró.