REACTIVACIÓN DE EMPLEOS AVANZA A BUEN RITMO
Algunos parques de diversiones tienen cifras prepandemia: Acolap

Cortesía Instagram Divercity Colombia

A dos años de que iniciara la primera cuarentena en Bogotá, el 20 de marzo del 2020, diferentes gremios y sectores económicos ya están levantando cabeza y tienen grandes expectativas para este 2022.

La industria del entretenimiento y la diversión en Colombia, aquella que se traduce en los parques de diversiones, fue una de las más afectadas, pero de acuerdo con la directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de Atracciones y Parques de Diversiones (Acolap), Ángela María Díaz, está proyectado que este año el 100% del sector retornará a cifras previas a la llegada del covid-19 al país. 

“Haciendo la salvedad de que ya hay parques que tienen cifras prepandemia pero no son la mayoría del sector, esperamos que en este 2022 la tendencia se mantenga. Esperamos que todo el sector llegue a dicho punto y en ese sentido sería un cierre de año maravilloso. Entonces sí esperamos poder llegar a que el 100% de los parques en Bogotá cierren este año con niveles de ventas prepandemia, entendiendo que hay unos que ya alcanzaron esa meta”, comenzó por referir a este periódico la Directora Ejecutiva de Acolap.

Más específicamente, a partir de mayo del año pasado la actividad de este gremio se estabilizó y la respuesta por parte de la ciudadanía fue excelente. De hecho, el segundo semestre del año pasado fue muy positivo, lo que permitió que, a hoy, entre el 80% y el 90% de la actividad ya esté plenamente reactivada.

“Tuvimos, desde mayo, temporadas muy buenas con meses en los que tradicionalmente el comportamiento era bajo como septiembre y octubre, y los tuvimos comportándose al 100%. Esto hizo que un porcentaje alto de parques lograra los niveles de ventas y de visitantes similares a los que tenía en el 2019. La temporada de diciembre fue un poco atípica por el impacto que tuvo la exigencia del carné de vacunación, aunque la gente rápidamente se adecuó a la medida pero sí tuvo un impacto y en Bogotá no fue la temporada que esperábamos, pues mucha gente salió en desbandada, pero no estuvo mal”, añadió la directora Díaz.

No cierres, más vacunación

No obstante, precisó la directora, para que ello ocurra dos cosas deben mantenerse: la primera, que ni en Bogotá ni en Colombia se retomen las medidas de cierre, tema frente al cual la directora Díaz indicó que el virus ya está controlado, ya es endémico, “y realmente no creo que el Gobierno nacional vaya a apuntarle a nuevos cierres de la economía. Sin duda, nuestra confianza está puesta en que los mandatarios locales mantengan la apertura como está”.

Y la segunda está relacionada con los esquemas de vacunación. A este respecto, desde Acolap están convencidos de que para que se eleven los niveles de vacunación, el Distrito debería extender su obligatoriedad a otras actividades que vayan más allá de los parques, los bares, los restaurantes y los eventos masivos de entretenimiento.

“Los parques afiliados a Acolap han sido muy juiciosos exigiendo el carné de vacunación, y esperamos que este año nos digan esa norma hasta cuándo irá y cuándo se va a extender a otras actividades para que logremos concretar los niveles de vacunación que se necesitan y así borrar definitivamente esa sombra de amenaza de volver a restricciones más fuertes. En esto hay que ser claros porque los parques ya no le están apostando a la reactivación sino a la recuperación. Para ello se están haciendo inversiones importantes y en eso la vacunación es clave”, añadió.

Medidas que perjudicaron

Ahora bien, y pasados 22 meses desde el primer cierre, ¿cómo impacto la pandemia a este sector? Sin lugar a dudas el peor momento para ellos, consistente en los siete meses que comenzaron a rodar a partir del 20 de marzo del 2020, implicó el cierre total de la actividad, lo que generó no solo la pérdida de ingresos sino de seguir asumiendo una serie de gastos fijos que las empresas no podían dejar de tener.

No obstante, y explicando que tanto la pandemia como las acciones que se tomaron para hacerle frente fueron críticas para su sector, en retrospectiva el paquete de medidas que resultó más perjudicial para las atracciones y los parques fueron las que implantó la Alcaldía de Bogotá a finales del 2020.

“A nivel nacional tuvimos pérdidas superiores a los $40 mil millones mensuales en todo el sector y después tuvimos una reactivación que comenzó muy lentamente y que fue extremadamente relativa para nosotros, por no decir que desastrosa alrededor de octubre de 2020. Nosotros teníamos puestas nuestras esperanzas en diciembre y la alcaldesa decidió cerrar los fines de semana e impuso una medida de pico y cédula. Eso para el sector fue absolutamente nocivo porque rompía el grupo familiar”, puntualizó a este medio la directora Díaz.

Explicó que el 80% de la actividad que este gremio desarrolla se lleva a cabo durante los fines de semana, y que por lo mismo la resolución que prohibió la actividad los sábados y los domingos fue terrible tanto para ellos como para la salud mental de las familias que solicitaban la reapertura de estos espacios.

“Nosotros no solo fuimos los últimos en abrir sino que abrimos a medias. Abrimos con el 20% de la operación en Bogotá, cuando era absolutamente clave hacerlo a gran escala y no solamente para que nosotros pudiéramos recuperarnos, sino para las familias que nos pedían abrir. Estaban desesperadas y no resistían más. Una familia con tres niños en edad de colegio, ¿qué hacían los fines de semana? Fue un momento muy difícil que por fortuna fuimos manejando y hay que reconocer que Bogotá fue una de las pocas ciudades que en medio de los cierres estrictos permitió que los parques a cielo abierto pudieran trabajar”, precisó la directora ejecutiva de Acolap.



Cierre definitivo y desempleo  

Con la claridad de que el primer acercamiento que tuvo el sector al reinicio de actividades fue a media marcha, este hecho dejó al gremio con  un balance en rojo, pues cerca de 40 establecimientos a nivel nacional tuvieron que cerrar definitivamente, por lo menos 10 en Bogotá, incluyendo una de las empresas más icónicas en marcas de entretenimiento: Divercity.

“Cuarenta de 200 afiliados que tenemos. Ese fue un impacto fuerte porque fueron parques que definitivamente no resistieron y ya no van a abrir. Otras empresas, aunque no desaparecieron del todo sí tuvieron que reducir sus operaciones. Eso hace referencia sobre todo a los parques de los centros comerciales, que nosotros denominamos Centros de entretenimiento familiar. Para ellos, el análisis que los obligó a hacer la pandemia fue el de quedarse solo con aquellas operaciones que dan los mejores resultados. Los impactos han sido muy fuertes”, explicó.

En términos porcentuales los cierres definitivos fueron de alrededor del 20%, y con los mismos el 20% de la empleabilidad. “Nosotros teníamos registrados alrededor de 60 mil empleos entre fijos, temporales y de temporada (en cada temporada los parques duplican su capacidad de empleo), y estaríamos hablando de que unos 10 mil empleos se perdieron definitivamente por falta de operación a nivel nacional en 2020”, añadió.

No obstante, y con las proyecciones arriba mencionadas, este gremio ve con optimismo los 11 meses que tenemos por delante y resaltó la ayuda recibida por el Instituto Distrital de Turismo y la Secretaría de Desarrollo Económico, ambas entidades que invirtieron importantes recursos para hacer visible al sector, invitando a los colombianos a visitar los parques de Bogotá, entendiendo que son un motor del turismo.