EN SEGUNDO CICLO EN MÉXICO EL GOBIERNO BUSCARÁ PACTAR LA MEDIDA
Cese el fuego con el Eln, ¿laberinto sin salida?

Cortesía

El próximo 13 de febrero en México, en el segundo ciclo de conversaciones entre el Gobierno y el Eln, se hablará de pactar un cese el fuego bilateral. Algunos expertos consultados por EL NUEVO SIGLO consideran que no será una discusión fácil, teniendo en cuenta que esta guerrilla lo piensa dos veces antes de avanzar en acuerdos en la mesa, como se ha visto en anteriores ocasiones, y por las dificultades que hay para implementarlo.

La decisión de comenzar en el segundo ciclo de la negociación la discusión de un cese del fuego bilateral entre el Gobierno y el Eln, se tomó en la reunión extraordinaria de la mesa de diálogos de paz realizada entre el 17 y el 21 de este mes en Caracas. 

En dicho encuentro se fijó el segundo ciclo de negociaciones para el próximo 13 de febrero en México. 

Como se sabe, esta reunión extraordinaria en Caracas fue solicitada por el Gobierno buscando sofocar la minicrisis que se produjo en la negociación, después de que el presidente Petro anunciara, el pasado 31 de diciembre, el inicio del cese el fuego con cinco grupos armados al margen de la ley, entre ellos el Eln, pero que en el caso de este último salió a desmentir al Mandatario de que esto se hubiera acordado. 

Además el grupo subversivo manifestó su inconformidad porque el Gobierno haga este tipo de anuncios, sin que primero se discuta en la mesa de negociación. 

En el comunicado conjunto que expidieron el Gobierno y el Eln la semana anterior, al final de la reunión extraordinaria, explicaron que “en dicho ciclo se abordará el tema de la participación de la sociedad en la construcción de la paz. De manera simultánea, se empezará a tratar y acordar un cese al fuego bilateral”. 

La administración Petro se jugó la carta de iniciar el cese del fuego bilateral con cuatro grupos armados al margen de la ley (las disidencias de las Farc, la ‘Nueva Marquetalia’, el ‘Clan del Golfo’ y las autodefensas de la Sierra Nevada) antes de empezar la negociación con cada uno de estos, buscando reducir el nivel de violencia en las regiones que asfixia a la población civil, especialmente en zonas como el Catatumbo, en Norte de Santander; Arauca; el Pacífico; y el Cauca 

Es una situación que choca de frente con la política de paz del presidente Petro, pues desde su llegada al poder, el pasado 7 de agosto, no se han reducido las cifras de asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos, así como de las masacres.

Por ello después de que le salió mal al Gobierno el anuncio de que se había acordado un cese el fuego con el Eln,  en la reunión en Caracas logró ajustar la agenda de diálogos que estaba prevista, de tal forma que se incluyó en los primeros lugares el tema de silenciar los fusiles. 

Empero hay quienes consideran que a pesar de la intención del Gobierno nacional de firmar con el Eln cuanto antes un acuerdo bilateral el fuego, el asunto es tan complejo para tratarlo con esta guerrilla que, incluso, podría pasar que no se logre concretar en el segundo ciclo de la negociación. 

Y que en caso de lograr pactarlo, sea en México o más adelante, aplicarlo puede ser más complejo por las dificultades para su verificación y porque el Eln libra una guerra con las disidencias y con la ‘Segunda Marquetalia’, con las cuales siguen los enfrentamientos a pesar de que estas acordaron con el Gobierno una tregua hasta el 30 de junio próximo. 


Le puede interesar: Los motivos que 'quitan el sueño' a las petroleras en el país


Lo que viene

El excomisionado de Paz, Camilo Gómez, dijo sobre la posibilidad de que el Gobierno logre pactar un cese bilateral con el Eln, que “creo que es muy difícil, entre otras cosas, porque lo que hace el Eln es secuestros o atentados contra la infraestructura petrolera o combatir con las disidencias de las Farc. Entonces ahí el cese el fuego no tiene ninguna realidad posible”. 

Agregó Gómez que además surge una serie de preguntas frente a este cese el fuego: “¿Se van a ubicar en un sitio?, ¿quién va a verificar eso?, ¿van a parar el negocio del narcotráfico?, ¿van a liberar a los secuestrados?”. 

Añadió que frente a eso “que con tantos bombos se anunció en diciembre, siendo mentira, pues por ahora seguirá siendo un cuento”. 

Consideró Camilo Gómez que “ambos, el presidente Petro y el Eln, están basando ese proceso en cuentazos; ahí no hay ninguna cosa que se vea real, empezando por ejemplo que no dan una discusión sobre cómo el Eln va a reparar el daño ambiental que ha creado en cuántos años de voladura de oleoductos”.

Mientras que Camilo González Posso, director del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), dijo que “está muy bien que el tema esté en el primer lugar de la agenda; eso no quiere decir que sea fácil. Ya escuchamos las declaraciones que hicieron en Caracas, algunos matices allí porque ya no dijeron: ‘vamos a sacar el cese al fuego en México’, sino que dijeron: ‘vamos a avanzar en definiciones hacia el cese al fuego”. Es decir, que no está claro que tengan el compromiso, pero sí de trabajar en esa dirección”. 

Agregó González Posso que hay muchas dificultades en ese camino, “el Eln eso lo discutió durante meses en el gobierno Santos, y ahora se van a repetir muchas de esas discusiones. No pudieron concretarlo porque no fue que dejaron listo ese tema, eso quedó en punta”. 

En ese sentido, dijo que hay muchas discusiones: “¿Sí se van a localizar?, ¿en qué áreas?, ¿cómo se hace la verificación?, ¿qué papel cumplen las Fuerzas Militares, entretanto, en las áreas donde se pueden presentar situaciones?”. 

Agregó que esta discusión tiene muchos detalles, “pero lo importante es que se avance. Lo que se ha dicho desde muchos sectores es que no se puede esperar el cese del fuego bilateral para que frenen cualquier tipo de acciones contra la población civil, no puede esperar el desescalamiento y el alivio para la población civil. De modo que pueden hacer muchas cosas en ese sentido y ojalá se culmine un acuerdo sobre cese el fuego”. 

De su lado, el senador Ariel Ávila, experto en el estudio del conflicto armado en Colombia, dijo sobre las conversaciones con el Eln, que “cese va a haber pero no va a ser anunciado sin tener protocolos, eso fue lo que pasó con las demás organizaciones”.  

Agregó que “entonces creo que va a haber cese, se van a comenzar a elaborar protocolos, las condiciones de los mismos, y por ahí en unas cinco o seis semanas estará listo”.

Es un grupo complicado: Restrepo

Mientras que el exministro Juan Camilo Restrepo, quien ha participado en varias mesas de negociación con el Eln, la última durante el gobierno Santos, dijo que “aspiraría a que puedan avanzar en la reunión de México hacia un cese al fuego, porque el cese al fuego es una condición indispensable para poder avanzar en los otros temas de la negociación. No se puede avanzar en otros temas si simultáneamente el Eln, por ejemplo, está haciéndole atentados y agravios a la sociedad civil no combatiente. Para eso se necesita un cese el fuego”. 

Restrepo advirtió que “Eln no es un grupo fácil, es un grupo supremamente complicado y que tiene sus mañas. Una de esas es que está muy apegado a todo lo que es la bilateralidad; es decir, que cualquier cosa tiene que ser fruto de la negociación y no de la imposición. Y es bueno entender eso para no cometer equivocaciones, como la que ya cometió el Gobierno el 31 de diciembre del año pasado, anunciando que estaba listo un cese el fuego”.