Pólvora dejó 1.174 lesionados en festividades de 2021

AFP

El Instituto Nacional de Salud (INS) informó que un total de 1.174 ciudadanos resultaron afectados durante las festividades de final del 2021 e inicio del 2022. Algunas de actividades causantes de estas lesiones se relacionan con el uso de pólvora-pirotécnica, intoxicaciones por fósforo blanco y por consumo de licor adulterado con metanol. 

De acuerdo a las cifras, Nariño fue el departamento con mayor número de quemados, registrando un total de 145 lesionados. Al departamento del sur del país le siguen: Antioquia, con 108 afectados; Bogotá, con 95; Valle del Cauca, con 91; Cauca, con 78; y Tolima con 70.

“Las cifras son preocupantes pues evidencian un incremento del 61,93% de accidentes con respecto al 2021, cuando se registraron 725 lesionados. Esto refleja la urgencia de intensificar la pedagogía y construir mejores estrategias para la regulación de la pólvora en estos departamentos”, indicó Jairo Hernández, subdirector de Salud Ambiental del Ministerio de Salud.

Según la vigilancia realizada por el INS, las mayores cifras de lesionados se presentaron en las fechas de las festividades: 31 de diciembre (156 quemados); 25 de enero (110 quemados); y 7 de enero (102 quemados.


Le puede interesar: Reportan gran incendio forestal en Tominé, Guatavita


Asimismo, el informe registra que del total de 1.174 afectados en el país por la pólvora, 810 corresponden a adultos mayores de los cuales 353 estaban bajo efectos del alcohol. Por su parte, 364 menores de 18 años resultaron lesionados y 35 de ellos habían consumido alcohol en compañía de un adulto.

“Los números se han duplicado en solo un año: en la temporada de vigilancia de 2020-2021, 476 adultos y 249 menores resultaron afectados. Pero sin duda, la cifra más lamentable es que cinco personas perdieron la vida este año”, enfatizó el funcionario.

De estos lesionados, el INS indica que un 90,5% resultaron quemados; 64% con laceraciones en su cuerpo; 26,7% tuvieron contusiones; 11% tuvieron que ser amputados; 6.6% quedaron con daño ocular y un 2% con daño auditivo.

“La gente debe entender que estas lesiones afectan la vida, la salud, la integridad física y emocional de las personas ocasionando impacto social, ambiental y económico en la población. La pólvora no es un juego”, concluyó Hernández.

Los totes (27,9%), voladores (25.8%), cohetes (9.7%), volcanes (6.0%), luces bengala (3.1%) y juegos pirotécnicos (2.9%), siguen siendo los artefactos más peligrosos.