Uribe pide anular fallo por vulneración al debido proceso

Fotomontaje El Nuevo Siglo

La defensa del expresidente Álvaro Uribe Vélez pidió nulidad contra el fallo emitido el 10 de noviembre de 2021 que dejó en firme su calidad de “imputado” en la investigación por presunta manipulación y presión a testigos.

El representante del exmandatario asegura que hubo una vulneración de la imparcialidad e independencia judicial, por parte de algunos magistrados que tomaron la decisión, haciendo alusión a las presuntas llamadas  realizadas  por el también expresidente Juan Manuel Santos a varios magistrados.

Cabe recordar que estas acusaciones fueron realizadas por el magistrado Alejandro Linares, ponente del caso, quien posteriormente se retractó y dijo que nunca había recibido llamadas por parte de Santos, ni le constaba que otros magistrados la hubiesen tenido. 

“Reitero, como lo señalé en mis diferentes respuestas en la mencionada ronda de medios, que no me consta personalmente que mis colegas hubiesen sido contactados por parte de personas ajenas a esta institución, ni tengo razón alguna para pensar que su imparcialidad e independencia se hubieran visto comprometidas en forma alguna en este caso particular”, manifestó Linares en una carta publicada el 23 de diciembre.



Pese a esta declaración, la defensa de Uribe se quedó con la versión inicial de Linares, haciendo alusión a que dicha llamada pudo haber afectado la discusión.

Por este hecho, a finales del año pasado, la defensa de Uribe presentó dos denuncias, una contra el expresidente Juan Manuel Santos y la otra contra el magistrado Alejandro Linares, al considerar que con su acción habrían afectado el libre accionar de la administración de justicia. 

Ahora, la Corte deberá designar a un magistrado para que defina si hay méritos para anular la decisión; de fallar a favor de Uribe y su defensa, se reanudaría la discusión de la tutela radicada por el expresidente.

El próximo 27 de enero se reanudará la audiencia en la cual se define la solicitud de preclusión de la investigación que se adelanta contra Uribe por los delitos de fraude procesal y soborno.