Off the record

Archivo

No cayó bien

La petición de la Procuraduría a la Policía para que el Escuadrón Antidisturbios no siga utilizando las escopetas calibre 12, como la que causó la muerte a finales del año pasado al joven Dilan Cruz, durante las marchas en Bogotá, no cayó nada bien en los círculos de la Fuerza Pública, a tal punto que algunos altos mandos en situación de retiro alcanzaron a contemplar la posibilidad de suscribir una carta pública reclamándole al Ministerio Público por lo que consideraron una extralimitación de funciones al poner en duda, sin un informe especializado y técnico de por medio, no solo el arsenal de los uniformados sino hasta su entrenamiento.

Solo la DNI (I)

Tras el nuevo escándalo por las presuntas ‘chuzadas’ desde instancias de Inteligencia y Contrainteligencia del Ejército, a mediados de marzo se llevaría al Congreso un proyecto de ley estatutaria que buscaría dejar en cabeza de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) el manejo único, exclusivo y excluyente de las plataformas de interceptación de comunicaciones. De esta forma, ni las Fuerzas Militares como tampoco la Policía y mucho menos los entes de control podrían tener este tipo de equipos para su manejo unilateral y con personal propio.

Solo la DNI (II)

La idea, según conoció este Diario, partiría de la base de que la DNI tendría centralizadas todas las plataformas de interceptación y que solo su personal podría manejarlas. Si el Ejército, la Fuerza Aérea, la Armada, la Policía, la Fiscalía y otros entes de control necesitan de una operación específica de espionaje y seguimiento, cursarían a la Dirección la respectiva tarea y la información que sea recolectada le sería remitida una vez se cumpla la misión ordenada. Al tener centralizada toda la inteligencia le sería más fácil a los entes respectivos poder vigilar para qué se están utilizando las plataformas y si los blancos elegidos son legítimos. Desde ya se podría decir que será muy difícil que un proyecto así vea la luz en el Parlamento.

Sin margen de error

En el Ministerio de Hacienda tienen los ojos puestos sobre las demandas que se empiezan a presentar contra la Ley de Crecimiento, como se denominó la reforma tributaria que se aprobó a finales del año pasado con el objetivo de reemplazar a la “Ley de Financiamiento”, iniciativa a la que el Congreso le dio visto bueno en diciembre de 2018 pero que en octubre de 2019 la Corte Constitucional declaró inexequible, aunque dejó sus efectos vivos hasta el 31 de diciembre. En el Ministerio hay certeza de que si el alto tribunal encuentra un error de trámite en esta nueva ley, ahora no dará el ‘chance’ de tumbarla pero permitir que se siga aplicándose parcialmente.

Erradicación presidencial

En zona rural de Tumaco, el jueves pasado el presidente Iván Duque y el CEO de la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de EU, Adam Boehler, experimentaron las técnicas de erradicación manual de cultivos de coca.