Habría preacuerdo en proceso del ‘Cartel de la Toga’

Foto archivo

La investigación por el escándalo de corrupción que se presentó en la Corte Suprema de Justicia, conocido coloquialmente como el ‘Cartel de la Toga’, se movió rápido al principio de este año pues se conoció que el exmagistrado auxiliar Camilo Ruiz llegó a un preacuerdo con la Fiscalía, reconociendo su participación en estos hechos y comprometiéndose a revelar información que vincularía a otras personas.

Ruiz hizo parte hasta 2017 en la Corte Suprema del despacho del magistrado de Gustavo Malo, hoy en etapa de juicio y a quien también la Fiscalía imputó por su presunta participación en este caso, oficina en la que se manejaban varios procesos por la llamada parapolítica.

El próximo 6 de marzo la Fiscalía presentará el preacuerdo con Ruiz a un juez con el objeto de que sea autorizado.

El entonces fiscal general, Néstor Humberto Martínez, reveló en 2017 que en la Corte Suprema habría operado entre 2013 y 2015 una organización criminal conformada por magistrados, exmagistrados y abogados, dedicada a torcer el curso de investigaciones a políticos en este alto Tribunal a cambio de fuertes sumas de dinero.

Con el eventual acuerdo de la Fiscalía con Ruiz la investigación por este escándalo tomaría un nuevo vuelo, en particular en tres investigaciones que vienen en curso. En primer lugar, la del suspendido magistrado Gustavo Malo, quien fue privado de la libertad en mayo pasado acusado de incurrir en los delitos de cohecho propio, concierto para delinquir, prevaricato por acción, prevaricato por omisión y utilización de asunto sometido a secreto o reserva.

También la eventual información que entregue el magistrado Ruiz daría un nuevo aire a la investigación que adelanta la Corte Suprema contra los excongresistas Argenis Velásquez y Nilton Córdoba, quienes según la Fiscalía entregaron $200 millones cada uno al exfiscal Luis Gustavo Moreno para retrasar las investigaciones que cursan en este alto Tribunal.

El entonces magistrado auxiliar Ruiz fue visto en reuniones con los entonces senadores Bernardo Elías y Musa Besaile, en momentos en los que estos políticos tenían procesos en la Corte Suprema. Hoy los dos políticos están en la cárcel bajo investigación, el primero por el escándalo de corrupción de Odebrecht, mientras que el segundo por el ‘Cartel de la Toga’.

En septiembre pasado la Fiscalía imputó a Camilo Ruiz por el delito de cohecho por su presunta participación en el ‘Cartel de la Toga’, sin embargo en esa oportunidad no aceptó cargos.

Se vino a saber de la supuesta existencia del ‘Cartel de la Toga’ por información que entregó la justicia de Estados Unidos a la Fiscalía colombiana, en el marco de la cooperación judicial, con  alguna evidencia la cual parece indicar la posible comisión de actos de corrupción judicial que involucran a los exmagistrados Leonidas Bustos, Francisco Ricaurte, Gustavo Malo y Camilo Tarquino.

De igual forma al entonces fiscal anticorrupción Gustavo Moreno, ya condenado por estos hechos, y a su socio Leonardo Pinilla, entre otros.

Moreno ha sido el testigo estrella de la Fiscalía en este caso declarando contra Ricaurte, Bustos y contra Gustavo Enrique Malo Fernández.