Cuidemos nuestra agua, es nuestra vida

Foto archivo

Todos hemos aprendido en nuestros estudios que tres cuartas partes de la superficie de la Tierra están cubiertas de agua, pero lo que no aprendimos es que de esa inmensidad, apenas el 2.5% es apta para el consumo humano; tampoco aprendimos que la naturaleza no produce agua y que su funcionamiento consiste en el mantenimiento de un ciclo que la recicla un número infinito de veces. Al ser tan importante para la vida en nuestro planeta, y por lo tanto para nuestra supervivencia como especie, es necesario que aprendamos a cuidarla y a racionarla.

A diario estamos acabando con nuestras reservas del precioso líquido y no somos conscientes de la buena fortuna que nos acompaña al tener acceso permanente a agua potable, desconociendo que, hoy por hoy, ya hay muchas regiones del planeta, incluso de nuestro país, en las que las personas tienen que luchar por obtener el mínimo de subsistencia de agua potable.

Otro aspecto importante sobre el tema tiene que ver con la presencia, incuestionable ya, del llamado “cambio climático”; éste tiene consecuencias graves para nuestros negocios y para las comunidades, Quizá el más importante de ellos es la escasez de agua que puede impactar negativamente el desarrollo económico y social de todos nosotros.

Así las cosas, es de suma importancia saber algunos pocos tips que nos permitan colaborar, en nuestra medida, a ahorrar este precioso líquido, sin el cual será imposible sobrevivir en el planeta: Repare las fugas y las filtraciones en llaves y tuberías, cierra bien la llave mientras te cepilla los dientes o se afeitas, asegúrate de que no salgan gotas después de cerrar la llave, Riega las plantas antes del anochecer para evitar que se evapore el agua con el sol, báñate en menos tiempo (máximo lo que dura una canción), siembra y cuida árboles para proteger las fuentes de agua,  recicla el agua de la ducha (el agua fría que sale antes de la caliente) para regar plantas o para el inodoro, aprovecha cada lavada de ropa para no desperdiciar agua, identifica cuál es la cuenca que te da agua y participa en actividades de conservación.

Es importante también conocer la importancia de las cuencas hidrográficas, estas son en esencia, un sistema de drenaje de agua que llega a un río principal, el cual desemboca en el mar; su importancia radica en que genera la posibilidad de que las plantas y animales vivan, además de proporcionar el agua para el consumo humano; su protección y conservación debería ser una responsabilidad compartida entre todos los habitantes del planeta, y no descargada en unos pocos funcionarios públicos.

Ahora mismo se discute en varios de los páramos de nuestro país sobre la delimitación de los mismos, las discusiones suelen ser interminables y entre tanto las fuentes primarias de agua siguen siendo destruida; por algún defecto general de nuestra especie, todos y cada uno de nosotros propende por proteger en las propiedades de los demás pero en utilizar indebidamente la propia. Sin distingo ninguno criticamos comportamientos que nosotros mismos tenemos en mayor o menor medida, el compromiso con el ambiente se ha vuelto un elemento socialmente aceptado, políticamente rentable, de muy buen recibo, pero normalmente tiene dos extremos; el conservacionismo puro que nos impediría vivir en el planeta, o la simple retórica que nunca es llevada a la práctica.

Si el gobierno nacional no toma medidas de fondo para controlar la depredación, nuestros hijos sufrirán la sed y nuestros nietos no podrán vivir en este suelo. Así las cosas, algo hay que hacer y ese algo habrá que hacerlo YA.

alsanchez2006@yahoo.es

@alvaro080255