Colombia cuenta con tres nuevas áreas protegidas

Foto cortesía Corpochivor

Una extensión total de 26.180 hectáreas tienen las tres nuevas áreas protegidas con que cuenta el país y están ubicadas en los departamentos de Boyacá, Norte de Santander y Antioquia.

Las mismas, que fueron declaradas con el apoyo de WWF-Colombia, concretamente se encuentran en los municipios de Tibaná y Nuevo Colón -ubicados en el departamento de Boyacá entre los 2.450 hasta los 2.950 m.s.n.m. en Boyocá- existe una gran riqueza hídrica que abastece 19 acueductos locales y beneficia a más de 5.000 personas. Esta fue una de las razones que motivó a la Corporación Autónoma Regional de Chivor (Corpochivor) a declarar esta zona como una nueva área protegida desde el pasado diciembre.

Se trata del Distrito Regional de Manejo Integrado (DRMI) ‘Cuchilla Mesa Alta’. En total son 685.89 hectáreas que tienen como principal propósito, conservar el bosque altoandino y monitorear la biodiversidad asociada, al menos, 83 especies de vertebrados y 72 especies vegetales.

La constitución como área protegida de la Cuchilla Mesa Alta, se fundamenta en su especial significancia ambiental y alta fragilidad, así como en la prestación de bienes y servicios ambientales de importancia para la comunidad de influencia. Su elevada recarga hídrica abastece 19 acueductos para beneficio de más de 5.000 personas, convirtiendo dicha zona en un área importante para la conservación del recurso hídrico.

Con la protección de esta área como Distrito Regional de Manejo Integrado, la corporación busca conservar y monitorear la cobertura y biodiversidad existente (83 especies de vertebrados y 72 especies vegetales), así como la oferta de bienes y servicios ambientales, especialmente el recurso hídrico, propios para el bienestar humano y enfocado a mantener la cultura frutícola de manera sostenible en los municipios de Nuevo Colón y Tibaná.

A partir de esta declaratoria continúa el desarrollo de espacios participativos para la construcción de proyectos que se ejecutarán en los próximos cinco años, razón por la cual es indispensable la vinculación activa de la comunidad en la formulación del plan de manejo de este importante ecosistema.

La declaración de este ecosistema, que cuenta con extensión de 685,89 hectáreas, se desarrolló en marco de la alianza con WWF Colombia y el proyecto GEF/SIINAP para la consolidación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

En el caso Norte de Santander, el principal objetivo del nuevo DRMI Bosque Seco Tropical Pozo Azul es mantener la integridad ecológica de los bosques nativos y garantizar su capacidad de adaptación ante los efectos del cambio climático, además de proteger especies de fauna y flora.

Pozo Azul tiene una extensión de 5.067 hectáreas y se encuentra entre los municipios de Cúcuta y San Cayetano.

Estas nuevas áreas protegidas se declararon con apoyo del proyecto ‘Consolidación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas’ desarrollado por el GEF-SINAP y ejecutado por WWF Colombia.

Y en Antioquia, los bosques altoandinos, andinos, subandinos y secos tropicales aledaños al Parque Nacional Natural Paramillo están ahora protegidos gracias al nuevo Distrito Regional de Conservación de Suelos Peque. Con una extensión de 20.428,5 hectáreas, este Distrito ubicado en el municipio de Peque, Antioquia, busca mantener la conectividad ecosistémica regional.

Esta declaratoria se realizó como parte del convenio de áreas protegidas entre WWF Colombia y Corpourabá.

Estas nuevas áreas protegidas aportan a la consolidación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP) y al cumplimiento de compromisos internacionales de conservación, como la meta 11 Aichi del Convenio de Diversidad Biológica y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

¿Qué es un Distrito de Manejo Integrado?

Es un espacio geográfico en el que los paisajes y ecosistemas mantienen su composición y función, aunque su estructura haya sido modificada. Además, los valores naturales y culturales asociados a estos espacios se encuentran al alcance de la población para destinarlos a su uso sostenible, preservación, restauración y conocimiento. (Decreto 1076 de 2015). Esta figura permite conciliar el uso sostenible como una estrategia para la conservación del territorio de la mano con las comunidades locales. Pueden ser nacionales o regionales.

Plan de manejo

Por otra parte, Corpochivor adoptó el Plan de Manejo Ambiental para el ecosistema Cuchilla El Varal, lo que significará la estructuración de proyectos y actividades desarrolladas por las comunidades y actores estratégicos, para la protección de esta área protegida durante los próximos cinco años.

Este plan se formuló durante un periodo de seis meses y de manera conjunta con la comunidad veredal de los municipios Macanal y Garagoa, para llevar a cabo ocho programas y 12 proyectos, con los que se protegerán más de 114 especies de vertebrados, que incluyen anfibios, reptiles, aves y mamíferos.