Colombia arrecia lucha contra el dopaje

Foto cortesía
Ministerio del Deporte sigue en el trámite para que el laboratorio nacional sea certificado nuevamente por la autoridad internacional. El Congreso penalizaría incitar a los deportistas a acudir a estas prácticas

_____________

A propósito del resultado positivo en una prueba antidopaje al tenista Robert Farah, Colombia sigue en la búsqueda de que la autoridad mundial en la materia, la WADA, recertifique el laboratorio de Control que hay en el país y que perdió esa calificación hace dos años porque estaban desactualizados algunos de sus equipos y se presentaron errores en dos pruebas a ciegas. No obstante el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, dijo que se está cerca de lograr nuevamente este reconocimiento.

La lucha contra el uso de sustancias que mejoran el rendimiento en el deporte se inició hace más de medio siglo en el mundo para evitar no solo que avivatos sacaran ventaja en la competencia valiéndose de ‘ayudas’ a sus capacidades atléticas, sino para proteger a los deportistas que de esta forma afectan su salud e incluso pueden morir en el intento.

En las Olimpiadas de Roma 1960 falleció el danés Knud Enemark por uso de anfetaminas, y en 1967, durante el Tour de Francia, murió el inglés Tom Simpson de cansancio y deshidratación a causa de una mezcla de anfetaminas y alcohol.

Desde que la WADA suspendió el aval al Laboratorio del Control al Dopaje, a cargo de Coldeportes, hoy convertido en el Ministerio del Deporte, las pruebas antidopaje que se hacen en Colombia son enviadas a laboratorios en Estados Unidos y Canadá.

Como sucedió con la muestra que le tomaron a Farah en Cali en un campeonato en el que participó en octubre pasado, la cual fue analizada en el exterior y dio como resultado la presencia de Boldenona, sustancia que sirve para hacer crecer la masa muscular y que figura en el  listado de sustancias prohibidas establecido por la WADA.

Farah  explicó en un comunicado “dos semanas antes a la prueba en mención, es decir, el 7 de octubre de 2019, se me practicó una prueba antidoping en Shanghái, la cual tuvo resultado negativo. Y además fui testeado en por lo menos otras 15 ocasiones de manera aleatoria en el circuito internacional a lo largo del año con el mismo resultado negativo. Como lo afirmó el Comité Olímpico Colombiano en el 2018, esta sustancia se encuentra frecuentemente en la carne colombiana y puede afectar los resultados de las pruebas a los atletas. Estoy seguro que esa condición es lo que generó el resultado de la prueba en cuestión”.

Por su parte el ministro Lucena indicó que “desde que llegamos a Coldeportes, hoy Ministerio del Deporte, mi primera reunión en Canadá fue con el Presidente de la  WADA porque nos habían descertificado el Laboratorio Antidopaje. Hoy le podemos dar una buena noticia al país: estamos muy cerca de la recertificación de ese Laboratorio. Nos dijeron que es posible que entre marzo y abril ya podamos empezar a hacer pruebas de pasaporte biológico”.

En agosto pasado se dio un importante paso en esta dirección pues el Laboratorio del Control al Dopaje recibió la acreditación del Organismo Nacional de Acreditación de Colombia (ONAC).

En esa oportunidad Lucena dijo que "es un sueño cumplido porque sabemos lo grave que es el dopaje. El dopaje es la corrupción del deporte y esto es un espaldarazo para los deportistas que están dejando en alto el nombre de Colombia”.

Centro de investigación

El Ministro del Deporte explicó que una vez se logre tener la recertificación del Laboratorio del Control al Dopaje con estándares internacionales, su manejo será entregado a la Universidad Nacional.

El Ministro indicó a EL  NUEVO SIGLO que la nueva norma internacional establece que los “laboratorios se encuentren en un ente educativo y de investigación, por eso firmamos un convenio con la Universidad Nacional y pasará ese laboratorio a ser custodiado y manejado por ellos con los recursos que le inyecta el Ministerio. Para el proceso se signaron 2 millones de dólares y dentro de ese presupuesto están asignados unos recursos para la actualización de algunos de esos equipos”, explicó.

La iniciativa de recuperar la certificación de la WADA al Laboratorio del Control al Dopaje, según Lucena, va más allá de que el país cuente con un centro reconocido por los estándares internacionales, pues, dijo, la legalidad es uno de los principios del actual Ejecutivo.

“En el Gobierno de Colombia hay tres principios básicos: legalidad, emprendimiento y equidad. Del primero, una de las aristas es el control al dopaje”, afirmó.

El Ministro dijo que además desde hace año y medio se viene trabajando en campañas de concientización contra el doping, con deportistas, técnicos, federaciones e incluso padres de familia, especialmente en deportes tan duro y exigentes como el ciclismo.

 

Penalizarían a promotores

Entre dos y seis años de cárcel pagarán quienes sean condenados por dopar deportistas. Así lo propone un proyecto de ley presentado por los ministros de Justicia, Margarita Cabello, y del Deporte, Ernesto Lucena, que está pendiente de segundo debate en la plenaria de la Cámara.

La iniciativa busca modificar el artículo 380 del Código Penal (Ley 599 de 2000), que de ser aprobado establece prisión de 24 a 72 meses y multa de 66 a 750 salarios mínimos a quien formule, suministre, aplique o administre a un deportista profesional o aficionado alguna sustancia o método prohibido en el deporte, o lo induzca al consumo.

El ministro Lucena explicó que “las políticas antidopaje en Colombia se habían quedado rezagadas con los instrumentos internacionales y después de un arduo trabajo junto a Minjusticia llegamos a la conclusión de que esta reforma es vital para el deporte colombiano, además compagina este momento con la recertificación del laboratorio de dopaje en Colombia que es uno de los más importantes de Latinoamérica”.

Cabello indicó que “es necesario garantizar el juego limpio, proteger a todos los deportistas que actúan de manera transparente y actualizar las normas antidopaje, de acuerdo con las convenciones ratificadas por Colombia en este sentido”.

Según la exposición de motivos del proyecto de ley, “el dopaje afecta la salud de los deportistas y los temas de sustancias prohibidas terminan siendo de salud pública, lo que ha llevado a los gobiernos y a las organizaciones deportivas a nivel mundial a actuar de manera conjunta en aras de crear todos los mecanismos necesarios para combatir este fenómeno”.

La viceministra del Deporte, Carolina Breton Franco, manifestó que, si el proyecto se convierte en ley de la República, Colombia estaría a la vanguardia respecto a los estándares internacionales relacionados con normatividad contra el dopaje. Y que, además, se fortalecería todo el sistema con el fin de que el deporte colombiano sea más limpio, justo y transparente.