Alonso rozó el triunfo en la octava etapa del Dakar

AFP

El español Fernando Alonso (Toyota) brilló en la octava etapa del Dakar y finalizó segundo, ayer en una jornada en la que ganó el francés Mathieu Serradori (SRT) y en la que su compatriota Carlos Sainz (Mini) sigue líder en autos a pesar de perder tiempo.

Al día siguiente del fallecimiento tras una caída del motorista portugués Paulo Gonçalves, con la etapa en categoría moto y quad anulada por respeto a su memoria, Serradori se impuso en autos por delante de Alonso, por 4 minutos y 4 segundos. Tercero fue el argentino Orlando Terranova (Mini), a 6 minutos y 19 segundos.

“Me gustaría dedicarle esta victoria, como expiloto de motos que soy, a Paulo. No es fácil sacar fuerzas después de una jornada como la de ayer”, declaró Serradori, tras su primera victoria en el célebre rally.

Alonso, doble campeón mundial de Fórmula 1, había terminado cuatro veces en el Top-10 en las siete primeras etapas. El segundo puesto de este lunes es su mejor resultado. Durante unos minutos el mejor tiempo en meta fue suyo, pero Serradori venía más fuerte y se lo arrebató.

“Ha sido un día increíble. Hemos pinchado y eso nos ha hecho perder algo de tiempo, pero salvo ese percance el día ha sido casi perfecto. Marc (Coma, su copiloto) ha estado increíble, hemos navegado fantásticamente bien en las dunas y también en la última parte, donde he visto a la gente de delante bastante perdida”, explicó Alonso.

El francés venía marcando los tiempos más rápidos desde mediada la etapa. Al final sacó 4 minutos al español.

“Curiosamente las dunas, pese a ser algo desconocido, me están gustando mucho, de hecho es lo que más me está gustando, no sé muy bien por qué. He logrado imprimir un buen ritmo y he disfrutado. Me está encantando esta segunda semana”, añadió exultante el piloto de 38 años.

En la general la lucha por el título continúa con Sainz, líder a pesar de perder 20 minutos con el ganador de etapa, viendo reducida su ventaja con Nasser Al-Attiyah y Stéphane Peterhansel, segundo y tercero respectivamente.

El español tiene ahora 6 minutos y 40 segundos de ventaja con el catarí (Toyota) y 13:09 con la leyenda francesa, su compañero en Mini.

En el valle

Wadi, que significa valle en árabe, describe bien las características de la etapa a la que se han enfrentado ayer los coches. Los equipos solo han tenido un pequeño respiro en forma de un centenar de kilómetros en la meseta de Wajib, donde varios cañones, bonitos a rabiar, han interrumpido el “placer” del pilotaje en las dunas. En términos generales, la arena, en múltiples tonos, ha acompañado a los competidores del Dakar a lo largo de toda la etapa: ocre, anaranjada, mostaza o beige clara, en función de la orientación del sol. Tras una rapidísima recta de unos cincuenta kilómetros, los pilotos han tenido que lidiar con una sucesión de pequeños cordones de dunas hasta franquear la meta. En este contexto, a los más hábiles no les ha temblado el pulso.

Hoy se disputa la novena etapa del Dakar, de Haradh al este del país, con una especial de 410 kilómetros. Las motos y los quads regresarán a la competición, tras la jornada de luto por el fallecimiento de Gonçalves.

Hoy se disputa la novena etapa del Dakar, de Haradh al este del país, con una especial de 410 kilómetros. Las motos y los quads regresarán a la competición, tras la jornada de luto por el fallecimiento de Gonçalves./ENS-AFP

EL ESPAÑOL Fernando Alonso continúa su aventura en el Rally Dakar muy cerca de lograr una victoria. Ayer fue segundo./Twitter Fernando Alonso